logo
Noticias
 /
Noticias 21/04/2021

“No saber a quién se está sepultando”: denuncian cambios de cadáveres en Barranquilla

Familiares de víctimas de la pandemia reclaman en su duelo que los restos de sus seres queridos han sido intercambiados.

Los familiares de Carmen Alicia Varón Olarte, de 60 años, fallecida el pasado fin de semana, en Barranquilla han tenido que vivir dos duelos. Uno tras sufrir la muerte de su ser querido y el otro al verificar que por poco sepultan los restos de otra persona tras darse una confusión en la entrega de los restos. “No saber a quién se está sepultando”: denuncian cambios de cadáveres en Barranquilla.

Carmen Alicia, quien era hermana del exsenador Mario Varón falleció, al parecer, por complicaciones asociadas al Covid-19.

Su funeral estaba programado para la mañana del lunes en el cementerio Los Olivos, pero no pudo darse por un error en los nombres de dos mujeres fallecidas en la Clínica General del Norte.

“Es muy doloroso porque nos informaron, erróneamente, la señora Carmen Alicia Varón Olarte fue sepultada en reemplazo de otra señora que se llamaba Carmen Alicia Montero, es muy duro no saber a quién se está sepultando”, dijo a PUBLIMETRO Rafael Gutiérrez, cuñado de la fallecida.

Tras la búsqueda de la familia pudieron verificar que Carmen Alicia Varón fue inhumada en el cementerio Jardines de la Eternidad, bajo otra identidad, cuando los restos de Varón deberían reposar en el Cementerio Los Olivos.

“Ya la Clínica admitió el error y se comprometió a subsanarlo reconociendo los gastos. La Clínica envió a sus funcionarios y ha reconocido que erróneamente han sepultado a la señora Carmen Alicia Varón Olarte” señaló el familiar de la occisa.

Sin embargo, el caso se complicó aún más, porque además de que no les entregaron el cuerpo, lo sepultaron en otra funeraria y en otro campo santo, que ahora se niega a identificar el cuerpo.

Mientras tanto, el cadáver de Carmen Alicia Montero, cuya familia lloró tras haberla sepultado, continúa en la Clínica General del Norte. Por lo tanto tendrán que disponer de otro sepelio para ella. Serán en total dos funerales para sus parientes.

La familia Varón golpeada por el virus apenas se repone de la muerte de tres hermanas fallecidas en menos de un mes. El 27 de marzo murió por Covid-19 Dioselina y el 10 de abril, hace apenas, 9 días se produjo el deceso de Edith, por la misma enfermedad y finalmente pereció Carmen Alicia.

¿Qué dicen las autoridades?

Por su parte, el Personero de Puerto Colombia, Juan David Ortega, quien estuvo en el acompañamiento a la familia de Carmen Alicia Varón Olarte,  en Jardines de la Eternidad, explicó que, en este mismo cementerio, el año pasado ocurrió un incidente similar con la enfermera Marylin Pérez, cuyos restos siguen desaparecidos.

 “Por razones humanitarias se busca darle solución a este problema y que sin demoras se pueda identificar en un procedimiento ágil y así evitar la prolongación de un sufrimiento innecesario para la familia. Por ello fuimos a Salud Pública Municipal para que con todos los protocolos se hiciera el procedimiento que no es una exhumación, sino un reconocimiento, por parte de los familiares de que quien está sepultado, en esa tumba, y si corresponde a la persona que ha sido inhumada, pero hasta el momento no ha sido posible con las directivas que se puedan hacer estos trámites”, detalló.

El personero criticó el accionar el campo santo que no ha diligenciado los trámites necesarios. Los calificó como “insensibles e inhumanos”.

La personería ha recibido durante la pandemia más de 60 quejas sobre el manejo irregular de cadáveres en la ciudad.

Otro caso

En julio del año pasado la enfermera Marilyn Pérez falleció en la Clínica del Prado, víctima del coronavirus y en 24 horas el cuerpo desapareció. Aparentemente habría sido entregado a los dolientes de un hombre también fallecido.

Al esposo de la mujer no le daban razón del cuerpo y comenzó una búsqueda que aún continua.

“El cadáver de mi esposa no lo encontré en la morgue. Yo me metí a la morgue y no encontré a mi esposa. Me dijeron vete a la UCI que allá hay una morgue en la UCI. Fui a la UCI y pregunté por mi esposa Marilyn Pérez, como ya la conocían ahí y me dijeron que ya la habían bajado en la mañana”, explicó en su momento Alberto Hernández.

En marzo de este año el CTI de la Fiscalía autorizó realizar la exhumación del cuerpo que, supuestamente, pertenecía a la mujer y que había sido sepultado en Jardines de la Eternidad en Puerto Colombia, con el fin de establecer si correspondía a la trabajadora de la salud.

Pero el cuerpo resultó no ser el de Marilyn sino el de un hombre. El caso sigue en investigación en Barranquilla.

Las cifras:

La personería ha recibido durante la pandemia más de 60 quejas sobre el manejo irregular de cadáveres en la ciudad.

El departamento del Atlántico superó esta semana los 5.800 muertos por coronavirus.

“No saber a quién se está sepultando”: denuncian cambios de cadáveres en Barranquilla.