logo
Noticias
Cortesía / Cortesía /
Noticias 05/04/2021

Las hermanas cartageneras que recorren el mundo hablando de emprendimiento

Inspirar a otros a sido la bandera de estas hermanas, que están convencidas del impacto que tiene cambiar en alguien la forma como ha sido educado. Las hermanas cartageneras que recorren el mundo hablando de emprendimiento.

Daniela, Karen y Stephanie Carvajalino son emprendedoras desde que tenían 6, 7, 8 años de edad. Pasaron de crear una empresa de chocolates a viajar por el mundo contando su exitoso caso, han escrito tres libros y hoy están trabajando día a día para escalar una novedosa plataforma de educación en negocios para que sea conocida en el mundo entero.

Hoy las hermanas ya tienen 24, 25 y 26 años de edad y son consideradas, de acuerdo con el estudio Future Leaders, como las tres jóvenes más influyentes de Colombia, además de ser parte de los 120 integrantes de lengua hispana y portuguesa llamados a ser futuros líderes.

Iniciarion su empresa de chocolates con con $50.000, vendiéndole sus creaciones a sus vecinos. Dos años después tenían sucursales en Cartagena, Barranquilla y Bogotá y hasta tenían un empleado, pues no podían operar el negocio y cumplir con sus compromisos escolares al tiempo.

 A esa corta edad, de forma paralela, comenzaron su carrera como conferencistas y desde ese entonces se han dedicado a transformar vidas alrededor del mundo por medio de la formación en emprendimiento, el empoderamiento de la juventud, la transformación de la educación y la tecnología.

Cuando comenzaron a ha viajar interacionalmente para hablar de su exitoso negocio se dieron cuenta de que muchas personas estaban sedientas de conocimiento en temas de emprendimiento, pues no habían tenido la educación que les habían inculcado sus padres, entonces se dispusieron a trabajar en ello. Tras esto, han sido galardonadas con importantes reconocimientos incluyendo Campeones de Cambio de la Casa Blanca (en Estados Unidos) e incluso han sido declaradas Patrimonio Histórico y Cultural por el gobierno Colombiano por ser fuente de inspiración para muchos.

“En el colegio no enseñan emprendimiento, no enseñan de negocios, ni a hablar en público, ni de finanzas personales, la gente se gradúa y no tiene idea de qué es una tarjeta de crédito o un interés, y lo que queríamos enseñar hacía toda la diferencia”, dice Daniela Carvajalino.

Esto las ha llevado a fundar el Cartagena International School (donde tienen 605 estudiantes) que aprenden de manera curricular emprendimiento, innovación y robótica.

Desde hace algo más de un año han querido llevar esta metodología al alcance de jóvenes y adultos con The Biz Nation (La nación de los negocios), una plataforma de educación en línea que tiene cursos de educación productiva y brinda herramientas para que las personas puedan ser relevantes en un mundo que prioriza a tecnología, a bajos costos.

“Nos enfocamos en producir contenido de la forma en que nosotras hubiéramos querido aprender. Es decir, cursos prácticos y aplicables a lo que uno necesita”, dice Daniela, y agrega que todos los contenidos están basados en modelos de neurociencias y habilidades productivas.

La plataforma ha tenido un crecimiento de más del 400% durante la pandemia.

Al hablar del tema, Daniela Carvajalino también respondió algunas preguntas clave sobre el camino para emprender.

Las hermanas cartageneras que recorren el mundo hablando de emprendimiento

¿Cuáles son las fallas del sistema educativo en términos de enseñar para emprender?

La primera falla es que muchas personas no entienden por qué se enseña emprendimiento. Y no es para que la gente sepa hacer dinero, es porque es la manera más efectiva de preparar a las personas en habilidades esenciales que todo profesional necesita como la creatividad, la colaboración y el pensamiento crítico. Por otro lado, el emprendimiento no se enseña como cualquier materia, se hace a través de proyectos y de la experiencia.

¿Cómo pueden las personas potenciar la innovación?

Lo primero que uno necesita para innovar es tener un propósito. Es decir, tener claro por qué se quiere innovar. También hay que aplicar metodología para conseguir eso que tu quieres. Innovar no es algo que sucede de un momento para otro, no en vanos muchas empresas tienen grandes departamentos de innovación. Hay que entender muy bien cuál es la necesidad que existe en el mercado y cómo lo puedo suplir a partir de algo que ya existe.

¿Cuáles son las falencias más comunes que tienen las personas que quieren innovar?

Muchas veces se está viviendo el día a día, haciendo las mil labores que hay que hacer, y más cuando se es emprendedor que toca hacer de todo, y se dejan envolver por eso y terminan haciendo las cosas siempre de la mima manera. Hay que entender que las buenas innovaciones se ven reflejadas en retorno.

¿Qué es importante tener en cuenta cuando se emprende con socios, familia o amigos?

El problema es no tener claro y establecido cómo funciona y cómo se separa lo laboral de lo personal. Es importante tener unos protocolos sobre las acciones o por ejemplo sobre en qué momento se vendería la empresa. Generalmente estos temas se dejan pasar, pero cuando ya hay dinero de por medio es que vienen los problemas. En pocas palabras, hay que tener “las cuentas claras, y el chocolate espeso”.

Las hermanas Carvajalino ya han logrado mucho juntas, pero, ¿cuál es su gran sueño por cumplir?

Todavía tenemos un gran camino por recorrer. De hecho, cada año nos planteamos nuevas metas. Nuestro gran sueño es que The Biz Nation sea una compañía global, que pueda ser educación accesible, de calidad y productiva para personas de todos los estratos en todas partes del mundo porque realmente estamos 100% convencidas de que si logras cambiar la manera en la que alguien está educado es mucho más valioso que incluso apoyarlas con dinero.