logo
Noticias
La historia de este hombre que pasó de ganar mucho dinero con juegos de azar a ser un habitante de calle / La historia de este hombre que pasó de ganar mucho dinero con juegos de azar a ser un habitante de calle /
Noticias 01/04/2021

El hombre que pasó de ser millonario con juegos de azar a la indigencia

Esta es la historia de un hombre residente en la ciudad de Valledupar que ganó varios premios de chance y terminó como indigente.

Por : Julian Jaramillo

“Manyoma” es un hombre que hoy vaga por las calles de Valledupar en la indigencia después de haberse ganado varios chances.

Su nombre es Jhon Jaider Ramos Meléndez y pasó de ser millonario a vivir en la indigencia.

Esta es su historia

Jhon Jaider Ramos Meléndez, conocido popularmente como “Manyoma” hoy tiene 37 años de edad y la suerte no jugó de su lado.

Este hombre se ganó 2 chances en menos de 30 días cuyo premio sumó un total de 40 millones de pesos.

“En ese entonces estaba muy joven y le gustaba realizar apuestas permanentes, hasta que un día resultó ganador de dos buenos premios millonarios”

Dayana Manyoma, prima de Ramos.

En ese entonces Manyoma tenía 27 años y al ganarse estos jugosos premios, quiso hacer realidad su sueño de tener casa propia en Valledupar.

También llevarse a vivir con él a su madre, Dubis María Ramos Meléndez, quien desde hace años reside en Saravena, Arauca.

“Él se había criado con su abuela materna y su ilusión era vivir al lado de su mamá. Entonces compró una casa muy bonita, la amobló, pero ella nunca quiso vivir con su hijo porque ya tenía muchos años en otro lugar”

Dayana Manyoma, prima de Ramos.

Después de la negativa de su madre, la vida de este hombre se vio afectada radicalmente.

Terminó en la indigencia

Decidió irse de la casa de su abuela donde había vivido gran parte de su vida para derrochar el dinero recibido con los chances.

“Se decepcionó y la persona dulce que era, se volvió huraña. La tristeza lo llevó a consumir drogas. Vendió la casa por dos millones de pesos, lo mismo hizo con los muebles y todo lo que había comprado para su mamá. Se gastó la plata poco a poco”

Dayana Manyoma, prima de Ramos.

Manyoma pasó de ser un hombre con buen capital económico a conocer la calle y convertirse en uno de los muchos indigentes del país.

Llegó el apoyo

Después de llegar a la indigencia, la gente de los barrios Cañaguate y Novalito podía verlo comiendo desperdicios de la basura.

También pedía limosna, mantenía sucio, descalzo y con fuerte olor. Se ganaba unas monedas diciendo una retahíla inentendible.

Por suerte un grupo de profesionales del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) le tendieron la mano.

“Hemos hablado con su familia para que pueda retornar en buenas condiciones física y psicológicamente. La idea es brindarle un apoyo integral para su recuperación”

Lina De Armas, secretaria de Salud de Valledupar

La funcionaria dijo también que “Iniciamos un proceso de los derechos en salud y de valoración médica porque tiene una bacteria en su pie izquierdo el cual será intervenido quirúrgicamente”.

La idea es iniciar un proceso de rehabilitación a través del programa Hombres de Bien y de ahí llevarlo de vuelta donde su abuelita.

Lea la historia completa publicada por EL TIEMPO por Ludys Ovalle Jácome donde buscan rescatar al hombre de la indigencia.