logo
Noticias
 /
Noticias 10/03/2021

Colombiano adoptado en Holanda señalado por estafar a europeos

En Facebook quedó evidenciado cómo operaba.

Este hombre es acusado por estafar a cientos de personas en Holanda y en Colombia. Colombiano adoptado en Holanda señalado por estafar a europeos.

Un hombre identificado como Diego Fernando Patiño (en su pasaporte con apellidos Van Straalen), de origen colombiano, y quien fue adoptado en Holanda ha sido señalado en un informe publicado por el diario El Tiempo por estafar a extranjeros a través de paquetes turísticos y donaciones en Medellín a cientos de personas.

Estas denuncias se han puesto en evidencia a través de un grupo en Facebook en el que más 305 personas han compartido sus amargas experiencias al contratar los servicios turísticos y al entregar donaciones que a Van Straalen que no benefician a la población vulnerable de Medellín como el presunto benefactor lo ha prometido.

El Tiempo reveló que “tuvo acceso a pantallazos de conversaciones, al grupo cerrado y al testimonio de al menos cinco personas del extranjero, que han hecho incluso, reportes a la Embajada de Holanda, para que el caso sea atendido”.

Tours turísticos ilegales

Con el fin de hallar sus raíces en Colombia Van Straalen regresó hace unos años al país donde se reencontró con algunos familiares y comenzó un  lucrativo negocio ofreciendo tours y recorridos turísticos con destino a Medellín a docenas de europeos . Muchos afirman que fueron robados y estafados durante los viajes.

El hombre habría organizado gran fiesta que realizó en la capital antioqueña, tras de la cual se fue del país debiendo dinero a los DJ, el local y las modelos.

“Es alguien enfermo y un peligro para los turistas porque él los lleva al Bronx (de Medellín), cuando está con ellos los estafa, los lleva cuando está borracho o con drogas y los deja solos en lugares oscuros, trata de hacer negocios con personas y se sale con la plata, promete a todo el mundo y no cumple. El problema es que los turistas no pueden denunciar porque ellos no entienden el español, la policía no hace nada, entonces es muy difícil”, denunció un ciudadano.

Sus presuntas víctimas contaron que Patiño opera ofreciendo tours que luego cancela sin reembolso, o durante el recorrido no ofrecerá los servicios que prometió. Entre ellos Van Straalen ofrece a los turistas mostrar lo crudo de las comunas de Medellín.

“Cuando el cliente pregunta, se enoja y se pone violento. No tiene licencia para ser guía turístico, no tiene RUT ni empresa, no paga impuestos. Lleva turistas en medio de la noche a lugares peligrosos en el centro donde la gente vende heroína y les vende cocaína a los turistas”, indicó una víctima.

Otro negocio con la pandemia

Debido a la coyuntura por el coronavirus sus recorridos turísticos no pudieron realizarse el año pasado por lo que Van Straalen se ideó otra forma de conseguir recursos utilizando de nuevo la miseria de las comunas de Medellín.

Incluso De Telegraaf, el periódico más grande de Holanda hizo una publicación del hombre, destacando su labor para otorgar donaciones a población vulnerable durante la pandemia a través de una fundación, por lo que con ello lograría captar recursos del extranjero.

“Por la pandemia él no pudo trabajar y estafar turistas, entonces él estaba buscando otro negocio y empezó algo de una fundación informal pidiendo donaciones en los grupos de extranjeros, diciendo que no confíe en las fundaciones oficiales, ni en el gobierno porque el dinero desaparece. Mostraba videos ayudando personas y lo que realmente hizo fue regalar bolsas de agua”, narró otro de los afectados.

Luego de ello, y con la publicación en video de este importante diario, diversos afectados escribieron cartas al medio de comunicación para que no le siguieran “dando plataforma a un estafador”.

“Ellos quitaron este video de él, cuando él lo supo, y se dio cuenta de que alguien en Holanda hizo una investigación y ha salido en las noticias como estafador en Holanda. Tuvo una rabia enorme y comenzó a decir que las fundaciones son corruptas”, aseguró otro de los testigos de la situación.

Van Straalen además está acusado de estafar a sus propios familiares y de agredirlos físicamente. Estos hechos ocurrieron durante una fiesta de fin de año donde habría estafado a más de 60 personas.

 “Él fue donde mi sobrino, se compró una boleta para la fiesta y él agarró esa boleta y vendió 60 en WhatsApp. Hizo un zaperoco allá y, sin embargo, les acomodaron allá a todas esas personas. Él exigió trago para todo el mundo y se lo dieron, le dieron comida para que no hubiera un escándalo. Encima de eso, les tocó llamar a la Policía porque se les hizo una cuenta como de dos millones de pesos, porque quién iba a pagar eso. Y él se enojó, al otro día todavía fue y pidió que le devolvieran su plata, porque el servicio fue muy malo”, detalló una tía.

El caso está en investigación en Holanda y en Colombia.

Colombiano adoptado en Holanda señalado por estafar a europeos