logo
Noticias
Noticias 04/03/2021

“No te olvidamos Gabriela”: Luz Divina Cabarcas

Publimetro habló con Luz Divina Cabarcas, la madre de Gabriela Romero, quien fue asesinada hace 4 años y aun espera la condena de su agresor en Barranquilla.

A la espera de una condena que aún no llega después de cuatro años del terrible crimen de su hija Gabriela Romero, a Luz Divina Cabarcas se le desvanecen las esperanzas de ver una sentencia justa.

“Para mí las palabras país, gobierno y justicia las dejé de escribir con mayúsculas. En Colombia no hay justicia para nadie. Aquí en Colombia la vida de una joven no vale nada”, afirmó esta madre en entrevista con PUBLIMETRO.

El expolicía Levith Rúa fue acusado por la Fiscalía por el crimen y abuso de la joven estudiante del Sena de 18 años, quien fue hallada muerta el 15 de diciembre del 2017 en una zona enmontada de Malambo tras desaparecer el 24 de noviembre.

Por medio de engaños por el chat de Facebook, Rúa habría invitado a la joven a una finca donde le iban a ofrecer supuestamente un empleo, pero cuando salió de su casa Gabriela nunca más regresó y fue encontrada muerta con múltiples signos de violencia en un predio baldío.

Él lo ha dicho en las audiencias “es que cuando yo la vi ella era toda flaquita”. La flaquita le quedó grande y la flaquita se defendió y tuvo que matarla por poco hombre”, señaló Luz, quien se ha tatuado el nombre de su hija en varias partes del cuerpo para llevarla siempre con ella.

Levith Rúa acusado por el crimen de Gabriela Romero

El agresor fue puesto tras las rejas en la prisión La Tramacúa de Valledupar y condenado a 37 años de cárcel por la violación de la que fue víctima otra adolescente venezolana, en la misma zona enmontada donde fue encontrado el cuerpo de Gabriela, sin embargo por el crimen de la joven estudiante no ha sido condenado.

“Me da dolor ver qué Gabriela sufrió tanto y llevamos cuatro años y la justicia nada que se manifiesta. Me dicen que no preocupe, que él no va salir por vencimiento de términos, porque él está ya juzgado por otro caso, pero de qué me vale a mí eso, si yo no he visto justicia para mi hija, porque claro como no tenemos plata, yo te aseguro que si hubiera dinero de por medio ya mi caso estaría resuelto”, aseguró Luz Divina.

El caso de Gabriela actualmente lo defiende el bufete de abogados de Abelardo de la Espriella. El 6 de noviembre del año pasado el abogado de Rúa, quien asumió su defensa en marzo del 2020, solicitó un nuevo aplazamiento de al menos 2 meses argumentando que solo hasta esta semana terminó de leer los folios y demás elementos materiales probatorios. La abogada de Luz Divina  interpuso un derecho de petición el 14 de enero de este año para reanudar el proceso.

“La audiencia la aplazaron porque el abogado de él volvió retrasarla. Dijo que aún no ha estudiado el caso, siendo que él tiene hace meses la documentación. Los jueces me dicen que “ya me da pena con esta señora, que no sé ni qué decirle”. Siento que le dan más prioridad al capturado que ha cambiado más de cuatro veces de abogado”, detalló la madre de la joven.

En medio de la sala de la casa de Luz Divina, quien reside entre los límites de Soledad y Barranquilla, la presencia de Gabriela aún está en cada rincón, en los portarretratos con sus fotos, en los adornos con formas de mariposas amarillas y en los faroles con velas que enciende cada día para honrar su memoria.  

“A mí me tocó buscar a mi hija sola en esos días, porque nadie me creía que se había perdido, y me decían que se había ido con el novio, pero yo conocía a mi hija y sabía que algo malo le había pasado”.

Promesas sin cumplir

De acuerdo a Luz Divina por su casa pasaron alcaldes y gobernadores que se comprometieron a ayudarla, pero ellos también se olvidaron de Gabriela en poco tiempo.

“Nos ofrecieron apoyo psicológico, apoyo para un trabajo, me hicieron llenar una hoja de vida y después de eso nada. Lo peor es que llegan y te victimizan más, porque tu sientes que están luchando sola contra la injusticia”.

Esta madre ha viajado dos veces a Bogotá para hablar con la fiscal de violencia contra la mujer y tampoco la han escuchado. Dice que antes la Fiscalía le contestaba a sus llamadas, pero cuando llegó la pandemia todo se quedó en un profundo silencio.

El año siguiente a la muerte de Gabriela la invitaron a realizar un curso de manualidades en madera, por parte de la Secretaría de la Mujer en el Atlántico y este año la volvieron a contactar para una entrevista.

“Nos prometieron que nos iban a ayudar con una casa, porque las viviendas de interés social deberían ser para personas que tuvimos que huir. Con la muerte de Gabriela nos cambió la vida y el Estado debería apoyar a las personas que pasamos por estas pérdidas tan dolorosas ¿Dónde está el apoyo a las víctimas?”, se pregunta Luz Divina.

Para la psicóloga y activista del Movimiento Social de Mujeres del Atlántico, Ruth Pareja, quien ha estudiado el fenómeno de la violencia contra la mujer en el departamento ha registrado en 2021 más de 12 casos de mujeres maltratadas y 2 feminicidios en lo que va corrido el año.

“Hay una desesperanza total y falta de compromiso institucional hacia las víctimas, donde vemos una total inoperancia en los protocolos de atención, que hacen sentir a las mujeres completamente desprotegidas en Barranquilla y en el departamento”.

Luz Divina espera que la sentencia llegue pronto, no solo para el acusado sino también para los cómplices que guardaron silencio ante los crímenes de Rúa.

 “Me preguntan qué siento por ese hombre, y yo le he pedido a Dios “ponme odio en mi corazón” porque yo no sé qué es el odio. Me arrodillo y se lo pido. Lo que sí conocí fue la envidia, porque veo a las mamás con sus hijas y eso sí lo envidio. Envidio a una mamá que me dice: le compré esto a mi hija y miro a las compañeras que estudiaron con ella y envidio a esas hijas cuando las veo que les dan amor a sus madres, ya me robaron todo eso con Gabriela”, clamó esta madre.

Los milagros de Gabriela

Desde su fallecimiento Luz Divina asegura sentir la presencia espiritual de su hija que la acompaña durante el transcurso del día en su hogar.

“Yo siento a Gabriela. Para mí ella se ha ido a un viaje. Ella me habla al oído y me dice: mami no te gastes la plata, esa blusa no me gusta. Yo le he dicho al papá que siento cosas, porque siempre digo que tengo dos hijos, mi hijo mayor que se quedó conmigo y  Gabi que sigue viva en mi corazón de madre”.

Después de cuatro años de su fallecimiento el recuerdo de Gabriela sigue generando eventos inexplicables y hasta “milagrosos” que han llegado a oídos de su madre.

“Me llamó una muchacha y me dijo que ella no tenía para comprarle la ropa a sus hijos y que le pidió a Gabriela que le regalara algo y se ganó una bolita (la lotería) y le mandó a hacer una misa a mi hija”.

Y fue así como las misas y oraciones por la memoria de Gabriela, no han cesado sino todo lo contrario, se han multiplicado en diversas iglesias en Soledad y Barranquilla, por el dolor que causó lo sucedido con esta joven en la comunidad.

“Me empezaron a contar que en San Roque hicieron otra misa hermosa para Gabriela y me llaman mis amigos a decirme que “por qué no los había invitado” y yo no conozco quien mandó a conmemorar las misas, también en la Iglesia San José me cuentan “que misa tan bonita de agradecimiento le organizaron a Gabi” ¿Quién fue? No sé”.

El nombre de Gabriela también se ha vuelto popular entre los bautizos del sector donde vivió la joven. “Mi hija se llama Gabriela por ti, me han contado. Hay gabrielas y gabrieles, me han dicho como tres mujeres y eso es bonito porque la recuerdan con cariño”.

Luz Divina finalmente exige que sea escuchada por las autoridades locales y nacionales para que no se olviden de Gabriela y que sea apoyada una ley que luche contra el feminicidio en el país.

“Si hubiera una ley contra el feminicidio que dijera si matan a una mujer va a caer todo el peso de la justicia, sin exarcelación por estudios ni ningún tipo de beneficio, no habría tanta violencia contra las mujeres en Colombia”, concluyó la mujer.

Las cifras

512 casos de violencia contra las mujeres se registraron durante el periodo de la cuarentena en Barranquilla.

2 feminicidios fueron tipificados en Barranquilla en 2020.

“No te olvidamos Gabriela”: Luz Divina Cabarcas.