logo
Noticias
Noticias 24/02/2021

Se fue del país Mateo Reyes testigo clave en la muerte de Ana María Castro

Viajó a Miami y no tiene requerimientos judiciales.

Esta noticia fue confirmada este miércoles. Se fue del país Mateo Reyes testigo clave en la muerte de Ana María Castro.

El lunes 8 de febrero Mateo Reyes Gómez, uno de los tres hombres que aparecen el expediente por la muerte violenta de Ana María Castro, se fue del país, según informó El Tiempo.

Autoridades confirmaron a la Unidad Investigativa de El Tiempo que Reyes aparece viajando a Miami, Estados Unidos.

El señalado tampoco tiene ningún requerimiento que restrinja sus viajes al exterior y lleva 15 días en Miami.

Sobre el caso

La Fiscalía citó a declarar a Mateo Reyes Gómez y su testimonio fue publicado por el diario El Tiempo el pasado 14 de febrero. El joven contó que él fue una de las primeras personas en comunicarse con la madre de la víctima.

“Yo le dije a ella que Ana estaba en el (Hospital Simón Bolívar), que me contara todo y que yo quedaba pendiente de lo que supiera, eso se lo escribimos por WhatsApp. Ya después, como a las 2:19, ella me llama y me dice que Ana había muerto. Me afecté mucho, le dije que no lo podía creer, que lo sentía mucho, le di mi número de celular, me dijo que me iban a llamar de la Fiscalía y trató de preguntarme quiénes era los amigos de Ana, la placa del carro, pero yo no tengo esa información. Entonces, me acordé de Paula y como ella me habló del tal Julián, yo le mandé un audio a la mamá de Ana diciéndole que creía que la amiga Paula sabía quiénes eran los del carro, pero ella no me contestó más los mensajes, y ya a los  minutos me llamó el investigador del CTI”.

El joven dijo que estaba en compañía de su novia Valeria Velásquez. Mateo Reyes reconoce que su novia le expresó que él dio diversas versiones sobre lo sucedido.

“Valeria me dice que yo di muchas versiones, pero no me acuerdo ni qué les dije, hasta que me calmé les dije lo que había pasado. Yo me fui para la casa de Valeria, mi novia, luego traté de contactar a alguien allegado a Ana y a su familia. Me acuerdo de una amiga en común, que se llama Paula Ramírez, y le escribí por Facebook; ella estuvo en zona 116 anoche y supongo que luego estuvo también en Cantina. Cuando ella me contesta el Facebook, me dice que yo y Julián le habíamos dicho a Ana que nos subiéramos a la camioneta, pero yo de eso no me acuerdo; yo no sé quién es Julián. Paula me da el número de la mamá de Ana; yo hablé con ella por el celular, la llamé desde el celular de Valeria, la llamé por WhatsApp, le conté lo que había pasado”, se lee en la declaración de Mateo Reyes.

Mateo dijo que en un comienzo la madre le respondió y hasta le pidió algunos datos de lo sucedido, pero luego dejó de contestarle.

Sobre lo ocurrido Mateo contó su versión de los hechos.

“Me subí al andén y Ana se queda hablando con los ocupantes del carro por la ventana: no sé si la de adelante o la de atrás. Lo que sé es que Ana ya estaba abajo de la camioneta. Oí discutir a Ana con alguno de sus amigos y les preguntaba, ‘por qué, por qué’. Y de un momento a otro, el que iba manejando arranca y como Ana estaba recostada contra la ventanilla, no sé si fue que quedó enganchada en el auto y como arrancó tan rápido, cayó al piso y se golpea la cabeza. No sé si el carro la arrastra, pero sí gira antes de caer”, explicó.

Ni Paul Naranjo ni Julián Ortegón se han referido a esa pelea. Inicialmente dijeron que dejaron a Ana María con vida en el andén.

Mateo Reyes detalló cómo intentó ayudar a Ana María Castro, con quien han dicho venía besándose en la camioneta en una situación “sexual” y eso habría molestado a Paul Naranjo, quien pretendía a Ana.

Después Reyes habría llamado a su novia.  “Me sentía muy mal. Como que me acuerdo que lloraba, pedí ayuda, llamé a mi novia”, citó El Tiempo.

Los abogados que están al frente del caso sugieren que todavía hay muchas contradicciones entre las declaraciones de los testigos del hecho.