logo
Noticias
Noticias 19/02/2021

El quebrado hospital donde se aplicó la primera vacuna

Trabajadores aseguran que les deben hasta 40 meses de sueldos en el HUS.

Lleno de deudas se encuentra este centro de salud que debería ser modelo en el país. El quebrado hospital donde se aplicó la primera vacuna.

El Hospital Universitario de Sincelejo donde comenzaron los famosos “shows de las vacunas” en el país tiene deudas que superan los 96 mil millones de pesos y le deben más de 40 meses de sueldos a sus empleados.

El Fondo de Salvamento, del Ministerio de Salud, dispuso para el Hospital Universitario de Sincelejo 18.955 millones de pesos, de los cuales 13 mil ya fueron inyectados el pasado mes de diciembre, según la Supersalud.

También la entidad le debe salarios a más de 100 exempleados, entre ellos 13 médicos.

La deuda que el HUS tiene con el personal de dos bolsas de empleo es de 12 mil millones de pesos, en la institución que fue escogida para la histórica primera vacunación contra el coronavirus en el país.

En diciembre del año pasado, la agente interventora del HUS, Inés Loaiza Guerra se pronunció a través de un comunicado que hizo llegar a través de la Supersalud y en el que expresa que de los casi 13 mil  millones de pesos que el Gobierno nacional aprobó para el salvamento de hospitales públicos a través de un fondo especial, fue saldada la deuda con el personal de planta, que están pagando oportunamente salarios, primas y seguridad social, y que ya está cubierta la prima de Navidad y el retroactivo del año en curso.

“Con respecto al personal indirecto, fueron programados los recursos asignados por Fonsaet (el fondo especial) y ya están listas las bases de giro por un valor de $13 mil millones, que serán girados desde el encargo fiduciario a los beneficiarios finales y esperamos que sean recibidos por ellos antes de finalizar el año. Queda pendiente el giro por $4.700 millones adicionales para las dos cooperativas que infortunadamente no aportaron el pago de seguridad social de sus vinculados y por tanto, no cumplen con los requisitos que prevé la norma para proceder con el pago. Para subsanar esta situación, actualmente con la asistencia técnica de la Supersalud y Minsalud, se encuentra en trámite de revisión esta situación para encontrarle solución de fondo lo más pronto posible”, informó un comunicado en diciembre del año pasado.

Sin embargo, los empleados continúan las protestas en el centro médico, porque aseguran, que pese a esta millonaria inversión, todavía les deben años de trabajo.

La interventora agregó que quedan pendientes deudas por 22 mil millones de pesos con contratistas indirectos, cifra que supera el monto que aportó el Gobierno con el fondo especial.

El quebrado hospital donde se aplicó la primera vacuna.