logo
Noticias
Noticias 10/02/2021

Para matar a su jefe un empleado compró saliva de paciente con coronavirus

Su retorcido plan quedó al descubierto.

Este caso ha alarmado a las autoridades en este país. Para matar a su jefe un empleado compró saliva de paciente con coronavirus.

Un vendedor de vehículos turco fue acusado de un intento de asesinato contra su jefe, añadiendo saliva de un paciente con coronavirus a la bebida de su empleador.

Ramazan Cimen está acusado de intentar matar a Ibrahim Unverdi y su esposa después de que supuestamente lo atraparon tratando de robar más de 21 mil euros.

El acusado trabajó para el empresario durante tres años en su concesionario de automóviles en Adana, sureste de Turquía.

Según el diario Hurriyet, Unverdi entregó dinero, que provenía de la venta de autos, a Cimen para que se lo llevara a la oficina pero desapareció con el efectivo.

En tanto, Ibrahim afirmó que otro miembro del personal le dijo que Cimen había comprado saliva de Covid-19 y se la había agregado a su bebida antes de robar el dinero, pero afortunadamente la posible víctima no la bebió.

“Es la primera vez que oigo hablar de una técnica de asesinato tan extraña. Gracias a Dios no he enfermado (…) si me hubiera infectado con Covid-19 podría haber infectado a mi familia y a los que me rodean. Al menos, si me disparara en la cabeza yo sería el único que moriría”, comentó Ibrahim Unverdi, el empresario afectado.

Después que el intento de contagio fracasara y fuera reportado por la prensa local, el hombre empezó a enviar mensajes amenazantes al empresario, «no pude matarte con el virus. “La próxima vez te dispararé en la cabeza”, decía unos de los mensajes.

Unverdi presentó una denuncia penal contra Cimen, quien ahora ha sido acusado formalmente de intento de asesinato y comportamiento amenazante y está siendo perseguido por la policía.

“Mis hijos y yo no podemos salir de casa. Parece que estamos en prisión en nuestra propia casa. Confío en la justicia y quiero que este hombre reciba el castigo necesario”, concluyó el afectado.

Para matar a su jefe un empleado compró saliva de paciente con coronavirus.