logo
Noticias
Noticias 05/02/2021

Investigan a policías por autorizar rumbas, sexo y licor en una URI

Los custodios fueron sobornados por los reclusos.

Este caso ha generado un escándalo en esta capital. Investigan a policías por autorizar rumbas, sexo y licor en una URI-

Los controversiales hechos ocurridos al interior de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía en Valledupar iniciaron una exhaustiva investigación que comenzó a dar resultados.

Una de las capturas fue la del patrullero de la Policía José Vicente Guerra Márquez, detenido en un operativo en el municipio de Agustín Codazzi, Cesar, esta semana.

El detenido está acusado de permitir toda una serie de actividades irregulares en esta URI que incluyeron sexo, tráfico de alcohol y prostitución a cambio de dinero, incluso entre los mismos internos.

Los hechos se presentaron de enero a noviembre del año pasado, según informaron testigos y demás informantes sobre el caso.

Los custodios permitieron visitas de terceros a los internos y hasta de trabajadoras sexuales que hacían pasar como reclusos o abogados.

 “Permitían el ingreso de equipos celulares de todas las gamas, de licor de todas las marcas para las fiestas privadas que organizaban los internos y externos, asimismo, prometían u ofrecían a los detenidos lograr su libertad o traslado a un centro de reclusión más adecuado, insinuando tener influencias con jueces y fiscales, todo ello lo hacían a cambio de sumas de dinero que exigían los uniformados responsables de custodia”, manifestó el fiscal, según informó el diario El Pilón.

Entre los uniformados detenidos se encuentran Sergio Antonio Mendoza Chiquillo, Edwin Calderón Vargas y Elvis Luis Alarcón Rivera, conocido como ‘El Guajiro’, quienes están tras las rejas que antes custodiaban.

“El patrullero Guerra Márquez en esa oportunidad, en ejercicio de su cargo como custodio de la Unidad de Reacción Inmediata, también autorizó el ingreso de mujeres para que tuvieran sexo o como le llamaban en el argot ‘balache’ con los detenidos a cambio de la suma de cien mil pesos, asimismo permitía que las detenidas tuvieran sexo con los hombres privados de la libertad”, detalló el fiscal.

Por estos hechos, la Fiscalía le imputó cargos a Guerra Márquez por los delitos de  concierto para delinquir, concusión, cohecho propio y constreñimiento a la prostitución.

El detenido no aceptó cargos.

Investigan a policías por autorizar rumbas, sexo y licor en una URI.