Rodaje en pandemia: reenfocando la lente con Richard Kind y Jessica Hecht

Los actores estadounidenses hablaron con Metro sobre el nuevo tipo de proceso de creación de películas durante la pandemia

Por Hazel Shahgholi

Richard Kind y Jessica Hecht son dos estrellas prodigiosas del escenario y la pantalla. Tienen páginas de IMBD que se extienden por kilómetros. Hecht ha sido nominada para los premios Tony y Emmy, y Kind es el supremo " aquel tipo", en el nicho de "siempre la dama de honor, nunca la novia". Y eso no es una crítica, ya que es uno de los mejores actores de su generación, y recibió críticas muy favorables por su interpretación de Max Bialystok en " The Producers" en Broadway.

Ahora que las luces de Broadway se han apagado indefinidamente, Kind y Hecht unen sus fuerzas en un terreno desconocido, el cine de pandemias, en la serie de misterio de asesinatos "Hudson Falls".
La serie está todavía en fase piloto y los detalles del proyecto se pueden encontrar en línea; el elenco ni siquiera sabe lo que le espera a este espectáculo que se centra en un detective privado (Kind) y su ex esposa, una ex profesora convertida en dueña de una cervecería artesanal (Hecht).

Hecht y Kind hablaron con Metro sobre los detalles de este nuevo tipo de filmación y el efecto duradero que puede tener en la industria.
Obviamente, se establecieron estrictos protocolos COVID-19. El reparto y el equipo se sometían a pruebas todos los días, y como Kind señaló, a 100 dólares por un hisopo, el rodaje por COVID –en cierto modo– no es barato. Este tipo de gastos y protocolos de distanciamiento social también evitaron el uso de cualquier extra –de hecho, el único extra utilizado fue el hijo de 15 años de Kind, que se hizo pasar por un cliente en un bar y un policía–. Kind, que se describe a sí mismo como un "alma confiada" cuando se le preguntó sobre cómo exactamente se juzga la distancia social visualmente, dijo que tenía una fe absoluta en sus co-protagonistas; esto es, que no salían y se involucraban en conductas de riesgo. De hecho, Kind llegó a decir, "Me siento seguro en el set, no me siento seguro fuera del set", mientras aplaudía el cauteloso enfoque del Gremio de Actores de Cine (SAG) para reanudar una industria que se había detenido por completo hasta julio.

Cuando se les preguntó si hacer una producción en pandemia que –aunque fuera en el género de misterio de asesinatos– se aproximaba al menos a algún tipo de realismo mundano, ambos actores ofrecieron perspectivas interesantes sobre si pensaban o no que filmar en medio de la muerte y la tragedia masiva y global tenía un efecto en sus actuaciones.

En cierto modo se racionalizó comparándolo con situaciones comunes como los dolores de estómago o las peleas con los cónyuges que hipotéticamente podrían afectar a la actuación de un actor antes de hacer una especulación más profunda: "Si COVID es una preocupación para ti, vas y haces tu trabajo y quién sabe, ¿quizás lo hace mejor? Porque te sumerges en algo más que los problemas del mundo".

Para Hecht, las marcadas peculiaridades ocurrieron durante los ensayos. Cuando Kind y Hecht estaban ensayando sólo se les permitía quitarse las mascarillas brevemente, y así Hecht descubrió que repetir las líneas mientras estaban enmascarados se volvió más importante que las expresiones visuales o faciales, "lo cual es bastante diferente, ya que a menudo en la televisión y en las películas se actúa alrededor de las líneas". Además, los "momentos de desenmascaramiento" eran especialmente conmovedores, "porque estábamos muy hambrientos de contacto!"

Al final, Hecht –cuyo personaje se llamaba originalmente y de forma hilarante Karen, antes de que un aguacero de memes hiciera necesario cambiar este alias ya que era el mismo de su personaje anterior en “Special”– encontró este proyecto desafiante pero gratificante, y en cierto modo espera que el status quo no vuelva, creyendo que esta obra consigue alcanzar un nivel de intimidad y verdad que podría no tener en condiciones "normales". Kind estuvo de acuerdo cuando planteó la contradicción de que la película estaba compuesta en su mayoría de tomas estáticas, sin secuencias de seguimiento, por lo que en cierto modo, esta era una "película" peculiarmente inmóvil, dándole un ambiente único.

Volviendo a la cuestión de las restricciones de rodaje en COVID, la localización tenía que ser remota y se rodaba principalmente en Nueva Jersey y en el norte del estado de Nueva York, lejos de las multitudes enloquecidas de la ciudad de Nueva York o Los Ángeles. Y así, cuando se mencionó la paranoia de COVID-19 a Hecht, ella expresó cierta ansiedad, pero también un lado positivo. Ella admira las producciones que son lentas y laboriosas, pero ahora ve que la eficiencia –la pieza fue filmada durante cuatro días– también tiene sus méritos en "encontrar algo verdadero", un realismo peculiar en una realidad inimaginable. Después de todo, la vida se mueve rápidamente, una verdad eterna, pero que es particularmente aparente en tiempos como estos.
La cuestión de género pesa mucho en la cinematografía de la pandemia, si continúa. Le pregunté a Hecht sobre esto y sobre cómo, por supuesto, una trama de misterio de asesinato centrada en una pareja divorciada sería adecuada para el distanciamiento social, pero cualquier tipo de película romántica o físicamente íntima seguramente no sería posible. Hecht estuvo de acuerdo. Y para esto, realmente no hay solución. Afortunadamente recordó que el 90% de las escenas de sexo de su reciente exitosa serie de Netflix "Special" fueron filmadas antes de la pandemia.

Dado que estos dos protagonistas son conocidos por su trabajo en Broadway, la televisión y el cine; en resumen, para Hecht, Broadway representa una "forma de arte superior" y, del mismo modo, Kind prefiere pisar las tablas ya que disfruta del compromiso y la energía de un público y cree que "o eres un buen actor o eres malo", cuando se le pregunta sobre las habilidades necesarias para cada especialidad. Ambos actores extrañan Broadway, en particular Hecht, "que daría un brazo y una pierna" por estar en el escenario en este momento, mientras que Kind estaba más relajado.

Entonces, ¿qué hemos aprendido? El cine pandémico es posible, y de hecho innovador; 2021 es poco probable que tenga muchas películas XXX; Richard Kind hace que ser "aquel tipo" sea envidiable, y Jessica Hecht nunca debería interpretar a "una Karen".

Loading...
Revisa el siguiente artículo