Grave denuncia periodística contra expresidente Virgilio Barco por genocidio de la UP

Por Román Gómez

Grave denuncia periodística contra expresidente Virgilio Barco por genocidio de la UP

El presidente colombiano Virgilio Barco, que gobernó el país entre 1986 y 1990, y falleció en 1997, se reunió secretamente en dos oportunidades con el espía israelí Rafi Eitan quien al parecer le aconsejó exterminar a los miembros del partido de izquierdas Unión Patriótica (UP) para acabar con la guerrilla.

Así lo plantea el periodista e investigador Alberto Donadio en una columna titulada "Virgilio Barco y el exterminio de la UP", publicada este domingo por el portal "Los Danieles", creado por los periodistas Daniel Coronell y Daniel Samper Ospina, tras su salida de la revista Semana.

Al llegar a la presidencia, el 7 de agosto de 1986, como sucesor del conservador Belisario Betancur, Barco tuvo que afrontar uno de los períodos más sangrientos en la historia de Colombia, cuando los carteles del narcotráfico, especialmente el de Medellín, le declararon la "guerra al Estado".

En su mandato, según la Policía, fueron asesinadas cerca de 78.000 personas; 250 policías fueron tiroteados; explotaron 19 carros-bomba que dejaron 300 víctimas y hubo más de 125 ataques contra los oleoductos.

Sin embargo, dice Donadio en su escrito, "lo más siniestro fue la violencia política, que persiguió, acosó y prácticamente eliminó a la agrupación de izquierda Unión Patriótica".

La UP se creó en 1985 como parte de un intento de acuerdo de paz del entonces presidente Belisario Betancur con las FARC, pero en los años siguientes ese partido fue víctima de un genocidio en el que fueron asesinados más de 5.000 de sus militantes, incluidos los candidatos presidenciales Jaime Pardo Leal (1987) y Bernardo Jaramillo Ossa (1990).

"Cómo surgió y se desarrolló la matanza gota a gota de la UP es uno de los más escondidos capítulos de nuestra historia reciente. Lo más grave es que hay razones para pensar que el presidente Barco tuvo un papel determinante en el exterminio de este conglomerado cercano al Partido Comunista", dice Donadio.

EL ESPÍA ISRAELÍ

Según la columna, Barco conoció a Eitan cuando fue embajador de Colombia en Washington (1977-1980), tiempo en el cual hicieron "buena amistad"

"Barco se interesó en el tipo de trabajos que desarrollaba Eitan y el contacto se convirtió en una operación secreta" cuando, en 1986 fue elegido presidente, dice el artículo.

Eitan, que nació en 1926 y falleció en Tel Aviv en 2019, participó en el "secuestro del criminal de guerra nazi" Adolf Eichmann en Buenos Aires, realizado por el Mossad, y en "la cacería y eliminación de los palestinos que asesinaron en Múnich a los atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de 1972.

LAS REUNIONES

Barco, siempre según lo asegura Donadio, se reunió dos veces en Bogotá con Eitan en 1986 para que le ayudara a elaborar un diagnóstico de cómo acabar con la guerrilla. En la segunda reunión estuvieron "el presidente Barco, el secretario general (de la presidencia) y un alto mando militar".

"Barco informó que las conclusiones de Rafi Eitan aconsejaban eliminar a los miembros de la Unión Patriótica y que ofrecía encargarse de esa misión a cambio de un segundo contrato de honorarios", señala el periodista.

Donadio agrega que una de sus fuentes le dijo que "Barco no cuestionó la recomendación ni formuló objeciones éticas, morales, legales o políticas".

"El alto mando militar se opuso con vehemencia al segundo contrato y señaló que renunciaría si Eitan era el encargado de la misión. En su concepto, debía ejecutarla el Ejército y no un comando extranjero. Barco reculó y aceptó que así fuera. Eitan se quedó sin el segundo contrato", señala.

El columnista concluye que "así, en pocos minutos, se decidió la suerte de los militantes de izquierda que habían firmado la paz". Añade que la estadía del espía fue pagada con dinero de la petrolera estatal Ecopetrol para que hiciera sus "investigaciones".

EFE.

Loading...
Revisa el siguiente artículo