logo
Noticias
/ EFE / EFE
Noticias 25/12/2020

¿Qué fue lo que pasó en Nashville?

Una autocaravana con una bomba sacudió a primera hora de este viernes, día de Navidad, el centro de la ciudad estadounidense de Nashville y dejó tres heridos leves, además de decenas de establecimientos dañados, cristales rotos y árboles caídos.

Las autoridades aún no han señalado a un responsable, aunque varias personas están siendo interrogadas en la estación de Policía de Nashville, la capital del estado sureño de Tennessee.

En una rueda de prensa, el jefe de la Policía local, John Drake, explicó que se está registrando el centro de la ciudad, cuyas calles han sido cortadas al público, pero que no hay indicaciones de que haya ningún otro aparato explosivo.

UNA AUTOCARAVANA CON UNA GRABACIÓN

Poco antes de las 06.00 hora local (12.00 GMT), la Policía respondió a una llamada que alertaba de disparos en la zona; pero, una vez que llegaron allí no vieron ningún signo de un tiroteo y se dieron cuenta de que había un vehículo sospechoso que estaba aparcado enfrente de un edificio de la empresa de telecomunicaciones AT&T.

Ese vehículo tenía una grabación que avisaba que “una bomba explotaría en los próximos 15 minutos”, indicó Drake.

Inmediatamente, los agentes se apresuraron a ir tocando puerta por puerta en todos los edificios para evacuar a los vecinos y 30 minutos después se produjo la explosión.

Las televisiones locales mostraron un video que procede de cámaras de vigilancia de la zona y en el que se oye un audio que avisa de la explosión. “Si puede oír este mensaje, evacúe la zona”, dice una voz durante el video, que también captura la explosión segundos después.

“UN ACTO INTENCIONADO” CON DAÑOS SIGNIFICATIVOS

En la misma rueda de prensa, el portavoz de la Policía de Nashville, Don Aaron, indicó que aún no se sabe si había alguien dentro de la autocaravana cuando se produjo la explosión.

Aaron afirmó que se trata de un “acto intencionado” y aseguró que hay daños “significativos” en la zona afectada con fuegos que tuvieron que ser extinguidos por los bomberos, árboles caídos y decenas de establecimientos con cristales rotos y paredes negras por la humareda.

Televisiones locales han mostrado imágenes en las que se puede ver la extensa destrucción que causó la explosión en el centro de Nashville, el corazón turístico de la ciudad que está repleto de bares, restaurantes y establecimientos donde escuchar música en directo.

TRES HERIDOS Y PROBLEMAS EN LAS TELECOMUNICACIONES

Al menos tres personas resultaron heridas y fueron transportadas a hospitales cercanos, pero ninguna está en condición crítica.

Además, la fuerza de la explosión derribó a uno de los agentes que había acudido al lugar de los hechos y otro perdió la capacidad para oír de manera temporal, indicó la Policía local.

Como la explosión se produjo cerca de un edificio de AT&T, miles de personas en Nashville y en zonas cercanas están sufriendo problemas para conectarse a internet o hacer llamadas con sus teléfonos celulares, según el portal Downdetector, un sitio que muestra a tiempo real las interrupciones en todo tipo de servicios.

Algunos departamentos de Policía, como los de las localidades de Murfreesboro y Knoxville, han informado que no pueden recibir llamadas en su servicio de emergencias 911, por lo que han puesto otros teléfonos al servicio de la población.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) va a liderar la investigación en la que están participando múltiples cuerpos de seguridad, incluida la Policía y el cuerpo de bomberos de Nashville, así como la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, especializada en atentados con bombas.

El FBI es la agencia que se encarga de investigar posibles crímenes federales, como actos de terrorismo.

TRUMP, PENDIENTE DE LO OCURRIDO

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, que se encuentra en su club privado de Mar-a-Lago (Florida), fue informado este viernes de la explosión y seguirá recibiendo información actualizada a lo largo del día, indicó en un comunicado uno de los portavoces de la Casa Blanca, Judd Deere.

También se le ha entregado la información pertinente al fiscal general de EE.UU., Jeff Rosen, quien ha pedido al Departamento de Justicia que se ponga a disposición de las autoridades locales para ayudar en la investigación.

El gobernador de Tennessee, el republicano Bill Lee, prometió en Twitter que dedicará todos los recursos que sean necesarios a aclarar lo ocurrido.

La Cruz Roja de Tennessee está trabajando con las autoridades locales para ofrecer refugio a los vecinos que han tenido que dejar sus casas por la explosión.