logo
Noticias
/ EFE / EFE
Noticias 24/11/2020

¿Tenía planes de viaje a San Andrés? El turismo sería la clave para la recuperación de las islas

Los colombianos en los últimos días se han solidarizado con los isleños. Ahora se sabe que el turismo ayudaría a la recuperación de San Andrés y Providencia.

Así que, si tenía una reserva o si tenía planes ir, le contamos lo que puede hacer tras el Iota.

Y es que, pese a que el huracán dejó a San Andrés con graves afectaciones y al 90% de Providencia destruido,  los isleños tienen las esperanzas puestas en el turismo.

Ellos creen que en las próximas semanas los colombianos puedan volver a disfrutar de sus playas.

El turismo ayudaría a la recuperación de San Andrés y Providencia

Agencias de viajes consultadas por Noticias Caracol aseguraron que los pasajes hacia San Andrés bajaron sus precios.

Esto es un punto a favor de los colombianos que quieran viajar a la isla en los próximos meses.

Además, los tiquetes podrían comprarse para fechas en el próximo año.

Recuperar la economía

Una semana después del paso del huracán Iota, los habitantes del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina intentan rehacer sus vidas.

Ellos esperan que el turismo, motor de su economía, los ayude a salir adelante.

Iota dio un golpe a los planes de reapertura de tradicionales lugares turísticos del archipiélago caribeño, como la Cueva de Morgan.

Este sitio, cerrada desde mediados de marzo por la pandemia, resultó afectada gravemente por el embate del ciclón.

“En la Cueva de Morgan nosotros tuvimos una afectación de casi el 7 % en la mayor parte de nuestra infraestructura y especialmente con la naturaleza. Árboles que yo he visto crecer desde hace 50 años, la gran mayoría de ellos se han ido”, dijo el administrador del histórico lugar, Jimmy Gordon.

Otros atractivos

En su arrasador paso, Iota se llevó la extensa vegetación que rodea la Cueva de Morgan. También arrancó techos de viviendas y causó otros daños en las infraestructuras de las islas.

El huracán afectó además al ecoparque West View, una piscina natural atractiva por sus arrecifes de coral y llamativos peces multicolores.

También desapareció el hoyo soplador, un agujero en la playa fascinante para miles de turistas cuando dispara chorros agua de mar por la fuerza del oleaje, y el parque Johnny Cay, un islote símbolo de la cultura raizal del archipiélago.

Gordon asegura que para poder hacer una reapertura rentable de estos lugares no es suficiente con reparar los daños.

Aseguró que es necesario que los turistas lleguen a la isla. Anteriormente unos 2 mil o 3 mil turistas ingresaban a diario a la isla.

“La cantidad de gente que está llegando es insuficiente. Aquí (en la Cueva de Morgan) nosotros empleamos aproximadamente 25 personas, la mayoría madres cabeza de hogar y estuvimos aguantando hasta que llegó el huracán”, advierte Gordon.

 

VEA AQUÍ MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA Y EL MUNDO.

Siga aquí a Publimetro en Google News.