Cáncer de pulmón: una enfermedad que no solo ataca a los fumadores

Aunque el consumo de tabaco sigue siendo el principal factor de riesgo, la contaminación ambiental, la exposición al humo de leña y al asbesto, entre otros factores, también son causantes de este problema de salud.

Por Publimetro

El cáncer de pulmón es la enfermedad oncológica más mortal del mundo. Se estima que más de 1.76 millones de personas fallecen al año por esta causa, según datos entregados por Globocan 2018.

El consumo de tabaco es uno de sus principales factores de riesgo, pero más del 75 % de la población en Colombia asocia esta enfermedad a los fumadores y a personas mayores, ignorando que existen otros motivos que pueden llegar a ocasionarla e incluso, que es más común en personas jóvenes de lo que parece.

El 36 % de los cánceres de pulmón en América Latina no están relacionados con el consumo de tabaco. La Unidad de Inteligencia de The Economist realizó el estudio ‘El Cáncer de Pulmón en América Latina: es hora de dejar de mirar hacia otro lado’, el cual reveló que la contaminación ambiental, la exposición al asbesto, la presencia de arsénico en el agua y la inhalación de humo de leña, son también factores asociados a esta enfermedad.

Los efectos de la contaminación y los agentes químicos

La relación existente entre el tabaquismo y el cáncer de pulmón no puede desviar la atención que se debe tener frente a otros causantes cancerígenos.

La contaminación del aire no solo se produce en exteriores a causa del tráfico vehicular y las industrias, sino también puede presentarse en espacios cerrados. El uso de carbón en interiores o la cocina con leña en lugares con poca ventilación, pueden causar efectos relacionados con la enfermedad.

Por otro lado, la exposición a agentes químicos como el arsénico, el radón y el asbesto, especialmente por actividades laborales e industriales, pueden aparecer también en medio de un diagnóstico por cáncer de pulmón. Es por esto, que quienes lo padecen no solo son personas de avanzada edad. Cada vez son más los jóvenes e incluso, fumadores no activos, quienes terminan afectados por esta condición.

Una enfermedad difícil de diagnosticar

No existe un dolor o manifestación en el cuerpo que ocurra e inmediatamente se pueda asociar con el cáncer de pulmón, pues sus síntomas pueden llegar a ser tan comunes, que incluso se confundan con una gripa.

Dolor en el pecho y cabeza, tos y falta de aire, suelen aparecer en un paciente y ser asociados con otro tipo de enfermedades, pero existen otras señales como la tos con sangre, que pueden llegar a alertar a los profesionales.

Santiago Ponce, médico oncólogo y experto en cáncer de pulmón, reveló que pese a no ser tan fácil identificarlo, el diagnóstico temprano es de vital importancia.

Como suele ocurrir en pacientes fumadores es típico que uno tenga tos y la tos es el síntoma más frecuente en el cáncer de pulmón. Pero no todo el que tiene tos tiene cáncer de pulmón. Hay síntomas que son más llamativos, si uno tiene sangre en las flemas es una señal de alerta, pero estos mismos síntomas son los de la tuberculosis. A veces el cáncer de pulmón se esconde, no da la cara para que uno vaya al médico. Desde el punto de vista oncológico, en el cáncer de pulmón podemos hablar de realidad en avances para que los pacientes vivan más y mejor después de su diagnóstico”, aseguró.

El cáncer de pulmón es una enfermedad que se puede tratar de la mano de especialistas y está comprobado que sus causas van más allá del tabaquismo. Por esta razón, la campaña #APuroPulmón busca crear conciencia sobre la importancia de detectarlo a tiempo y dar a entender que es una condición que no solo afecta a los fumadores.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo