Seat Ateca: la SUV con sabor español y alma alemana

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Sorpresa desde Barcelona. La Seat Ateca se ha convertido en una de las rivales más importantes de la gama de SUV medianos por su porte y capacidades.

Con todo el poder. Una mecánica resistente y accesorios de selección compleja separan a la SUV de sus rivales europeos.

¿Una ganga? Aunque la marca española tiene muchos fanáticos en Colombia, en Europa sus atributos son muy diferentes.

Seré franco: tenía mucho interés en probar un vehículo Seat. Como otras marcas globalmente famosas pero con poco reconocimiento en Colombia (Peugeot, Subaru, Volvo), la marca española propiedad del grupo Volkswagen AG (VAG) tiene fanáticos entre los conocedores. Desde los tiempos de los Ibiza y Córdoba ha ido armándose un nicho, pero la Seat Ateca podría ser el golpe para acceder al gran público.

La llegada de Porsche Colombia como importador unificado de todo VAG motivó grandes cambios en la estrategia de sus marcas. Audi y Seat han sido recuperadas para sus gamas, mientras Volkswagen mantiene el poder de sus producciones mexicana y brasileña. De hecho, la recuperación de la marca española surge a partir de sus SUV, la Arona compacta y la Ateca que nos ocupa.

Fue el primer SUV de la marca española, aunque su manufactura es en la planta de VAG en República Checa. Mantiene un diseño muy armonioso, con muchas similitudes con la Volkswagen Tiguan de cinco pasajeros. Las líneas casi cuadradas son soberbias, y el diseño en general es sobrio. Es importante destacar la altura del vehículo y la forma redondeada de su figura, que la hacen ver levemente más corta.

El tamaño compacto, con 4.36 metros de longitud, la hace cómoda de manejar en ciudad, pero no sacrifica espacio. A esto ayudan los asientos traseros abatibles, que producen espacio amplio para transportar objetos voluminosos como muebles. La generosa altura al suelo ayuda a lidiar con las dificultades en la vía, aunque dificulta levemente el acceso a personas de baja estatura o movilidad reducida.

En el interior, el diseño sencillo es evidente y muy luminoso gracias al techo panorámico completo. Una pantalla de 8 pulgadas levemente inclinada hacia el asiento del conductor es el único elemento destacado, mientras que las superficies se ven cómodas y con materiales de alta calidad. Aún así, la versión Style Sport que probó PUBLIMETRO tiene detalles muy atractivos, como calefacción en las sillas delanteras (tapizadas en tela alcántara) y luces de ambiente programables en ocho colores.

Una nueva oportunidad al diésel

El motor de la Seat Ateca, diésel de 2.0 litros y turbocargado, es una pieza muy compleja. La marca española no trae a Colombia un motor de gasolina, como un elemento diferencial respecto a la Tiguan. Además está de fondo el escándalo del "dieselgate" que afectó seriamente a la compañía. A pesar de esto, Seat asegura que el motor ofrecido en su Ateca es capaz de cumplir con las normas de emisiones Euro VI.

Mecánicamente, es una pieza que genera una aceleración muy rápida, con 143 caballos de potencia y 320 Nm de torque. Transmite la potencia a una transmisión automática de doble embrague de 6 velocidades, la cual ofrece recuperación muy rápida en ciudad, pero en autopista exige algo de cuidado para evitar sobrepasar los límites de revoluciones. Eso sí, el consumo es envidiable, superando los 70 kilómetros por galón.

La altura al suelo es muy positiva ante los obstáculos de la vía, y permite un movimiento apropiado en condiciones difíciles, aunque la tracción delantera limita la capacidad para trocha a condiciones no muy exigentes. La suspensión es suficientemente firme para evitar la aprensión que puede dar la altura en curva, pero no es evidentemente un León Cupra.

Detalles para una vida cómoda

La Seat Ateca tiene una serie de accesorios más allá de los básicos como aire acondicionado (bizona) y sistema de infoentretenimiento. La pantalla de 8 pulgadas cuenta con el sistema Full Link, que permite vincular el celular mediante Android Auto, Apple Carplay o replicar la pantalla mediante Mirror Link, de una manera mucho más intuitiva y rápida que en muchos otros sistemas similares.

Además, en seguridad se destaca la presencia de siete airbags, control de tracción dinámico y frenos con sistema "autohold" para semáforos. Cuenta con cámara de reversa y un destacado sistema de sensores frontal y trasero, así como apertura de puertas inalámbrica, cierre del baúl con botón (pero no remoto) y botón de encendido.

Esta tecnología y capacidad hacen de la Seat Ateca una rival importante en una gama ampliamente competida y con múltiples variantes. Es de los pocos vehículos que ofrece motorización diésel en su gama, lo que la haría una opción más atractiva para largos recorridos si tuviera tracción en las cuatro ruedas. Así mismo, cuenta con un diseño muy sobrio, tal vez demasiado en una gama donde otras marcas sacan sus mejores cartas.

A pesar de todo, es una opción interesante y la marca española ha hecho lo posible para posicionarla. Entre 95 y 115 millones de pesos, su gama de rivales va desde la Chevrolet Captiva y la Nissan Qashqai hasta la Peugeot 3008, la Subaru XV y la Mazda CX-5, y por supuesto, su hermana VW Tiguan. Duros rivales, pero las cifras de venta de Seat han demostrado que tiene con qué competir.


El carro en un minuto

Modelo: Seat Ateca Style Sport 2020

Motor: TDI 2.0 litros turbocargado, diésel. 143 caballos de potencia, 320 Nm de torque.

Transmisión: Automática de 6 velocidades DSG, con levas en el timón.

Tracción: Delantera con dos modos de manejo.

Pro: Tecnología, seguridad y excelente economía de combustible gracias al motor diésel.

Contra: Diseño anónimo (pendiente de facelift en 2021), falta la tracción a las cuatro ruedas.

Precio: desde $94'990.000. Modelo en prueba: $114'990.000

Vea más noticias aquí

Siga a Publimetro en Google News

Loading...
Revisa el siguiente artículo