En pleno rebrote de la pandemia, clínica que atiende a pacientes COVID-19 cerrará

Al parecer, escasean los recursos para mantenerla en funcionamiento.

Por Publimetro Colombia

El vencimiento del comodato y la falta de recursos para su funcionamiento son las razones que provocarán el cierre de la Clínica Unidos por la Vida el próximo 24 de noviembre, en Santiago de Cali.

Este centro de salud, que se adecuó en la antigua sede de Saludcoop de Champagnat para atender exclusivamente a personas con COVID-19, entró en una encrucijada que incluye la insuficiencia económica de la ESE Oriente para sufragar los gastos.

“La clínica ha incurrido en gastos de funcionamiento por $7887 millones, mientras que la facturación radicada a la fecha suma apenas $2207 y no han recibido el primer peso por la atención de pacientes COVID-19 porque las cuentas apenas se pasaron en agosto y no tienen contratos sino cartas de compromiso de las EPS”, dijo el concejal Fernando Tamayo en un debate con el gerente de la ESE Oriente, Óscar Ipia.

De acuerdo con Ipia, la clínica no es rentable debido a que la ocupación de la Unidad de Cuidados Intensivos no supera el 50%. Como está prohibido atender pacientes con otras patologías, la posibilidad de obtener recursos por vías distintas es nula.

"El funcionamiento al mes de la clínica vale $1700 millones. El gerente dice que se pueden facturar $1200 millones, pero que por glosas se recuperarían apenas $900 millones, es decir, un déficit de $800 millones, casi la mitad de lo que les cuesta funcionar", añadió el concejal Tamayo.

Lea también: Aumentan denuncias por acoso sexual en la red de salud de Cali

Mal momento

La crisis de la Clínica Unidos por la Vida surge en un mal momento, pues la ciudad atraviesa por un rebrote de coronavirus. Según la secretaría de Salud, el incremento de casos se debe a la indisciplina social.

"Los $2893 millones que la ESE Oriente invirtió en la infraestructura de la clínica no serán recuperados. Los equipos UCI tendrán que reubicarse en la red de salud del departamento si se cierra este centro de salud en noviembre. Es muy grave que nos quedemos sin camas UCI cuando estamos en un nuevo pico", afirmó el cabildante. 

Por otro lado, continuar con el funcionamiento de la clínica implicaría que la ESE Oriente se quedara sin recursos y dejara sin servicios básicos de salud a la población que vive en el Distrito de Aguablanca, según Tamayo.

Respondió el gerente

Óscar Ipia afirmó que esta semana se hizo una mesa de trabajo con la Secretaría de Salud y los departamentos de Hacienda, Planeación y Jurídica, con el fin de hablar de la situación de la clínica. Pronto habrá otra reunión en la que se va a decidir si la clínica sigue prestando sus servicios hasta diciembre y cómo se pagarían.

Más noticias de Colombia y el mundo, aquí. 

Siga a Publimetro en Google News.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo