logo
Noticias
Noticias 26/10/2020

¿Por qué es tan importante ser carbono neutro para ser una empresa sostenible?

En 2019 Alpina redujo el 23% de su huella de carbono, equivalente al CO2 que absorben más de 1.400.000 árboles en un año

El compromiso con el medio ambiente es vital para muchas empresas que trabajan día a día en pro de ser cada vez más sostenibles. Alpina, entendiendo esta situación, ha logrado mejorar las prácticas dentro de su operación a través de energías limpias, renovando su flota, cuidando los recursos naturales y encontrando optimizaciones en procesos como logística y distribución. Con estos esfuerzos ha logrado disminuir el consumo de energía de toda la compañía en un 9.5%, el equivalente al consumo de energía eléctrica de Sopó durante 14 meses.

Hace un año la organización inició con su planta de biogás, mediante la cual genera energía limpia por medio de la transformación de sus residuos. De esta manera, ha logrado suplir el 33% de la energía consumida en su planta en Sopó y ha podido disminuir en un 2% su huella de carbono total.

En cuanto a las flotas, Alpina también comenzó una renovación para oxigenar su sistema de transporte con la adquisición de 15 vehículos con tecnología Euro IV y concretó la compra de seis vehículos a gas, promoviendo así el uso de tecnologías más eficientes y con el objetivo de lograr una disminución del 8% en las emisiones de las operaciones logísticas primarias.

La ganadería sostenible es otro de los puntos en los que la organización se ha enfocado. En julio de este año, la empresa firmó el Acuerdo Cero Deforestación y No Transformación de páramos, a través del cual se compromete a trabajar de la mano de entidades públicas y privadas que comparten la voluntad de tomar acciones para eliminar la deforestación y a su vez frenar la transformación de páramos en el país. Esta es una causa que contribuye a mantener los ecosistemas naturales que hacen de Colombia un país maravilloso.

Alpina ha conseguido importantes logros de la mano de sus más de 3.800 ganaderos, como la implementación de buenas prácticas en las fincas que permitan una mayor productividad y reduzcan la presión sobre el uso del suelo. En 2019, la empresa realizó más de 4.800 visitas técnicas, por medio de las cuales capacitó y acompañó a los productores de leche en distintos temas. Los ganaderos que trabajan con la industria han incrementado su nivel de productividad, pasando de 10.279 litros por hectárea al año, en 2015, a 12.096, en 2019.