logo
Noticias
/ Foto: Tomada de Instagram
Noticias 19/10/2020

La historia de la mujer que fue atacada con un hacha en un intento de feminicidio

La mujer fue víctima de un grotesco ataque con un hacha en medio de un intento de feminicidio que la tiene luchando por su vida.

Ángela Ferro y Miguel Camilo Parra vivían juntos en una casa ubicada en el barrio El Redil, localidad de Usaquén. Desde el inicio de la pandemia, la mujer vivió con su pareja y su hijo, pero el maltrato de Parra la motivó a separarse. El hecho terminó convirtiéndose en una pesadilla por un intento de feminicidio.

Todo empezó el 10 de octubre. La pareja había tenido problemas y se había motivado a separarse. El hombre había sido robado en TransMilenio y volcó su furia contra su familia, incluida Ángela. En la madrugada, agredió a la mujer que dormía con su hijo, que presenció todo.

“Ese día empezó a gritarles horrible a su madre y a su tía. Ángela tuvo que intervenir, pero ni así logró controlarlo. Ese día, los ánimos estaban tan calientes que un policía tuvo que intervenir y hasta le dio el contacto a las mujeres por si alguna eventualidad”, dijo la hermana de Ferro El Tiempo.

Pocos días después, Ángela tomó la decisión de salir de su casa e irse a vivir con una pareja de amigos, Jonathan Tuta y Oscar Salazar. “Nosotros les ofrecimos nuestra casa a los dos. Sabíamos que los problemas de genio y agresividad de su esposo podían terminar en tragedia”, dijeron al diario.

Además, resaltaron que Miguel Camilo Parra era un hombre homofóbico que hacía parte de una iglesia cristiana, a la cual la hermana de Ferro llamó “secta”.

El intento de feminicidio ocurrió finalmente el pasado sábado 17 de octubre. “El hijo de Ángela nos llamó suplicando ayuda. Nos dijo: mi mamá ha recibido un hachazo en la cabeza”. Cuando Tuta y Salazar llegaron a la casa, encontraron el piso ensangrentado, aunque Ferro ya había sido llevada por policías.

La mujer fue trasladada en estado crítico a la Fundación Cardioinfantil, donde se debate entre la vida y la muerte. El niño vio el ataque luego de bajar a la casa “Cuando Miguel Camilo lo vio levantó el hacha y lo amenazó para que no avisara a nadie. Le dijo: ‘no diga nada o vea lo que le espera’”, aseguraron los amigos de la víctima.

Además del hachazo, la mujer llegó a la clínica con señales de maltrato, lesiones y muestras de intento de ahogamiento. Uno de los golpes estuvo muy cerca de cercenar la vena dorsal, y otro le fracturó el cráneo. “Ella estuvo a muy poco de morir”, dijo la hermana de Ferro.

Miguel Camilo Parra sigue desaparecido tras cometer el intento de feminicidido.

Vea más noticias de Bogotá, Colombia y el mundo aquí

Siga a Publimetro en Google News