El cambio en la Policía que puede provocar la muerte de Javier Ordóñez

Por Juan Manuel Reyes Fajardo // Ginna R. Sánchez

Si la manzana se pudre… La muerte de Javier Ordóñez, ocurrida este miércoles tras una brutal agresión policial, volvió a desatar el debate por las "manzanas podridas" en la Policía.

¿Reforma policial? La alcaldesa Claudia López planteó la propuesta de reforma a la Policía, que podría cambiar radicalmente la institución en Bogotá.

La muerte del abogado Javier Ordóñez, luego de ser agredido por uniformados de la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog), ha suscitado una enorme polémica, que deja sobre la mesa la pregunta si es necesaria una reforma a la Policía. Los casos de abusos se han hecho cada vez más repetitivos en los últimos meses.

Según dijo a PUBLIMETRO el representante a la Cámara por Bogotá, Inti Asprilla, en la capital, entre el 2018 y 2019, unos 15.444 ciudadanos interpusieron quejas contra uniformados, en el marco del Artículo 35, del Código de Policía “comportamientos que afectan las relaciones entre las personas y las autoridades” (ver recuadro).

En medio de la indignación que este nuevo caso de abuso de autoridad ha levantado en diferentes sectores, los familiares de Ordoñez exigen justicia; y sin dudarlo, aseguran que en este país “las personas que nos tienen que cuidar, nos están asesinando”.

“Javier tenía 43 años, era ingeniero aeronáutico y estaba por graduarse de su carrera de derecho. Duró 10 años con mi hermana. Hace cuatro se divorciaron, pero los unía algo muy importante: sus dos hijos, de 15 y 11 años. Sobre la personalidad de Javier se podría decir que era muy sociable, tenía amigos en todo lado. Precisamente, cuando ocurrieron los hechos él estaba compartiendo con unos amigos, no es como dice un policía: ‘que estaban en una riña’, no. Estaba compartiendo entre amigos, riendo", relató en entrevista con PUBLIMETRO Eliana Garzón, excuñada de Ordónez.

Asimismo, resaltó que convocaron una velatón (que se llevará a cabo esta noche) para exigir que este hecho no quede en la impunidad. "Están hablando de un tema disciplinario, pero nosotros queremos es una condena penal. No nos sirve que dejen los cargos, sino que paguen por el asesinato de Javier".

¿Qué dicen las autoridades?

Una vez se conoció el hecho, la Mebog anunció que los uniformados involucrados en los hechos que rodean la muerte del ciudadano, fueron trasladados a funciones administrativas. "Es importante aclarar que las causas de este deceso son materia de investigación por parte de las autoridades competentes", retrató la Institución en un comunicado.

Por su parte, el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, ordenó la priorización del caso. "Dando una atención inmediata, que permita esclarecer los hechos que llevaron a la muerte del abogado, un grupo de investigadores del CTI de la Fiscalía, coordinados por un fiscal de la unidad de vida de la seccional Bogotá, adelantan los actos urgentes en relación con estos hechos que son materia de investigación", resaltó la Fiscalía.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, anunció que se dará toda la información necesaria para realizar la investigación. "El Ministerio de Defensa rechaza y condena cualquier acto de un miembro de la Policía que incurra en violaciones a la ley o desconocimiento de los reglamentos internos. Esta actitud corresponde a la política de cero tolerancia con la corrupción o cualquier desconocimiento o violación de las normas legales", afirmó.

La alcaldesa Claudia López mostró su solidaridad con la familia de Ordóñez, a quienes ofreció ayuda judicial. También desató el debate sobre una reforma en la Policía. "Presidiré la Mesa de Derechos Humanos y Convivencia Distrital, para que en conjunto con la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo logremos una reforma seria al interior de la Policía, que no puede quedarse en excusas de manzanas aisladas ni anuncios de investigación", escribió en su cuenta de Twitter. La Mesa se reunió al cierre de esta edición.


¿Qué tan necesaria es una reforma a la Policía?

Casos como el de Javier recuerdan a otros tantos, como el de Dilan Cruz, el estudiante asesinado por el Esmad en medio de manifestación en el centro de Bogotá, en noviembre del 2019; o el de un joven de 23 años en Kennedy, en hechos presentados en julio de este año, donde un policía, aparentemente, lo encañonó y disparó, terminando con su vida. Incluso, el de doña María, una vendedora ambulante agredida por uniformados en mayo pasado.

  • Inti Asprilla, representante a la Cámara por Bogotá: "Trabajamos en un proyecto de ley para prevenir y sancionar el abuso policial, el cual tiene una orientación pedagógica, en el sentido en que insta a las autoridades a que fortalezca los programas de derechos humanos; también prohibiría algunas conductas de abuso, como los golpes contundentes a la cabeza; y reviviríamos la figura de comisionados de policial, como una figura del comisionado de la Policía, como una institución de carácter civil, para hacer una veeduría a estos casos”.
  • Guillermo Rivera, Veedor Distrital: "Me parece que ya no se puede seguir hablando de 'manzanas podridas', de hechos aislados. Hay un problema estructural en la institución. Creemos que hay que hacer una reflexión de fondo en el proceso de formación de los policías, hay que formarlos mejor. Eso permitirá hacer un tratamiento adecuado a las situaciones que tendrán que enfrentar los policías y, luego de eso, seguramente lo harán con estricto cumplimiento de los derechos humanos".
  • Carlos Carrillo, concejal del Polo Democrático: "No puede postergarse más la discusión sobre si la Policía debe seguir siendo un organismo militar. La razón de ser de la Policía es ser un organismo civil, encargado de controlar la seguridad. Es un organismo necesario en sociedades como la nuestra, con tantos problemas, pero que debe formarse en una tradición civil. Esta formación militarista, en la doctrina de enemigo interno que ve en los ciudadanos posibles enemigos, es lo que ha causado estos abusos. Estamos viendo que su doctrina los lleva una y otra vez a este tipo de abusos y de muertes lamentables".
  • Humberto Amín, concejal del Centro Democrático: "Más que una reforma a la Policía, lo que se debe hacer necesario es capacitar intensivamente a los agentes en derechos humanos. También se deben fortalecer los protocolos y procedimientos. Debe hacerse un estudio minucioso al interior de la Mebog para aislar a esas 'manzanas podridas', que son unos pocos casos aislados, pero que afectan a la institución que cuida a todos los colombianos".

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Siga a Publimetro en Google News

Loading...
Revisa el siguiente artículo