Iglesia suspendió al sacerdote que abusó de dos menores en Bogotá

Los vejámenes se extendieron durante siete años. La Arquidiósesis aseguró que está dispuesta a colaborar con el caso.

Por Publimetro Colombia

La Arquidiósesis de Bogotá inició una investigación contra el padre Rafael Rojas, a quien suspendió del ejercicio del ministerio sacerdotal mientras se aclara su situación por un presunto caso de abuso sexual.

Aunque el padre Rojas se declaró inocente, en su contra están los testimonios de dos hermanas que aseguran que él las violó durante varios años, desde que eran menores de edad. El intento de abuso más reciente habría ocurrido el mes pasado.

Incluso, una de las hermanas interrumpió un embarazo. “Ella sufrió un aborto de él. Fue abusada desde muy pequeña. Si no estoy mal, desde los 13 o 14 años, desde que el padre Rafael Ríos empezó a trabajar en el barrio San Luis”, dijo la otra víctima. 

De acuerdo con el director seccional de fiscalías de Bogotá, José Manuel Martínez, un fiscal evidenció que Rojas "sería el responsable de una serie de delitos sexuales contra las dos hermanas, que le colaboraban los fines de semana con el cuidado de la casa cural".

Por lo pronto, el presunto violador fue enviado a la cárcel de de manera preventiva y podrá defenderse en juicio.

"Las víctimas acudieron a la Secretaría de la Mujer y las acompañamos en la fase inicial de atención y orientación. Por eso, el mensaje central para las mujeres es que se acerquen a la Secretaría de la Mujer", dijo Diana Rodríguez Franco, secretaria Distrital de la Mujer.

Así ocurre el abuso sexual infantil

Con frecuencia, el abusador sexual se encarga de preparar al niño para que su agresión permanezca en secreto. Las acciones pueden ir desde la entrega de regalos hasta la formulación de amenazas, que logran sembrar terror o anticipar una culpabilidad en la pequeña víctima.

“Le dice que la familia se va a diluir si cuenta la verdad, o que su madre y sus hermanitos serán agredidos. Todo abusador tiene problemas de control de impulsos y seguramente ejerce violencia intrafamiliar. Ese es uno de los motivos para que el niño no reporte lo que está sucediendo, pues quiere proteger al resto de sus seres queridos”, explica la doctora Mónica Vejarano, quien dirige la Asociación Creemos en Ti.

En un niño, señales como la dificultad para comunicarse, el ensimismamiento, los síntomas depresivos, la decisión de no compartir con sus amigos, las alteraciones de sueño o de alimentación y todo lo que represente cambios significativos en su comportamiento habitual puede indicar que está siendo víctima de abuso sexual.

Líneas de apoyo y denuncia del abuso sexual infantil:

  • 141 – Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
  • 106 – ONG Corpolatin
  • 123 – Policía Nacional

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo