FLIP denuncia que Alcalde de Medellín presionó a medios para que no publicaran tema sobre violencia sexual

La Fundación Para la Libertad de Prensa (FLIP), emitió un comunicado indicando que el Alcalde de Medellín presionó a medios de comunicación.

Por Publimetro Colombia

La fundación documentó las acciones que habría ejecutado el mandatario local. FLIP denuncia que Alcalde de Medellín presionó a medios para que no publicaran tema sobre violencia sexual.

Alcalde de Medellín

La Fundación publicó este miércoles 24 de junio un comunicado rechazando el accionar de Daniel Quintero, alcalde de Medellín. Indicó que constató las acciones del mandatario para "evadir preguntas". Todo en relación a las presiones que habría ejercido de manera directa y a través de personas de su equipo contra equipos periodísticos de la W Radio y El Espectador.

"La FLIP pudo documentar que Quintero presionó personalmente a directivos de medios de comunicación y señaló a periodistas de ser opositoras a su gestión como forma de evadir las preguntas acerca de asuntos sobre los cuales debe rendir cuentas", indica el comunicado.

Reveló que funcionarios intentaron forzar a medios nacionales y locales para realizar publicaciones para mejorar la imagen del alcalde a cambio de pauta.

"En un acto de integridad periodística, Caracol Radio (empresa de la que hace parte La W) rechazó enfáticamente las aspiraciones del alcalde y de sus funcionarios para censurar a la prensa, respaldó a sus reporteras frente a los señalamientos del mandatario, declaró la oferta de pauta como un chantaje inaceptable y se negó a aparecer en un comunicado que pretendía difundir información errada para encubrir  lo sucedido", dice la FLIP.

Además , el director de El Espectador tampoco cedió ante las presiones judiciales que le habría anunciado Quintero. "Le indicó que se debía comunicar con las periodistas que tenían preguntas por formularle y no con él como director", le habría contestado el director.

La raíz de las presiones

La semana pasada se conocieron unas publicaciones en redes sociales que señalaban a Quintero de haber cometido actos de violencia sexual. Desde entonces, periodistas de la W Radio iniciaron el proceso de investigación y se encontraron con varios obstáculos.

"En la reportería se incluía contrastar las denuncias de las dos mujeres con el alcalde de Medellín. Desde ese momento empezaron las presiones contra los medios de comunicación que estaban investigando el tema y sus fuentes. (…) El alcalde de Medellín reiteró los señalamientos a las periodistas como opositoras a su gobierno y de tener intereses políticos sobre la publicación de la nota", indicó la Fundación.

Después, Mariángela Urbina y Viviana Bohórquez, periodistas de Las Igualadas de El Espectador, buscaron a Quintero para conocer su versión. Pero, no respondió a los cuestionamientos. Lo que hizo fue llamar a Fidel Cano, director del medio. "Se comunicó con Fidel Cano, director de El Espectador, para persuadirlo sobre la publicación. Cano lo remitió a que respondiera las preguntas que Mariángela y Viviana tenían para él. El alcalde de Medellín le aseguró al director del medio que iba a tomar acciones legales si la publicación afectaba su reputación".

Seguimiento a cuentas de periodistas en redes sociales

De acuerdo con la FLIP, entre el martes 23 y el miércoles 24 de junio, varios periodistas le reportaron ingresos no autorizados a sus cuentas de Twitter. " Viviana Bohorquez, Juan David Ortiz e Isabel Escobar -periodistas que han estado cubriendo estos hechos- reportaron a la FLIP notificaciones de ingreso a sus cuentas de twitter donde se advierte de inicios de sesión no autorizados desde Antioquia".

Reveló que son "agresiones que tienen como común denominador que ocurren contra periodistas que han estado cubriendo las denuncias contra el alcalde Quintero y que suceden en paralelo a todos estos intentos del alcalde y sus funcionarios por censurar a la prensa durante la última semana".

También incluyó a la periodista Ana Cristina Restrepo, que habría indicado un "funcionamiento atípico en su correo electrónico", que habría impedido la llegada a tiempo de su columna en El Colombiano, en la que opinaba sobre las denuncias contra Quintero.

Preguntas sin respuesta

La FLIP indicó que buscó respuestas del mandatario, pero al no ser posible las planteó en su comunicado. Algunas son:

  • ¿En qué consistieron las comunicaciones que se establecieron desde la alcaldía y cuál era el objetivo de las llamadas a los directivos de los medios de comunicación? ¿Por qué no responde a las preguntas de las periodistas y, en cambio, acude rápida e insistentemente a directivos de los medios?
  • ¿En qué soporta los reiterados señalamientos a periodistas como oposición a su gestión que transmitió en al menos dos oportunidades a directivos de Caracol Radio y W Radio? ¿Qué reacción esperaba de parte de sus interlocutores cuando asignaba esas etiquetas estigmatizantes contra las reporteras?
  • ¿A qué tipo de acciones judiciales contra El Espectador hacía referencia en la comunicación con Fidel Cano? ¿Cómo explica el anuncio de una acción judicial sobre un contenido no publicado? ¿Conoce las restricciones de acoso judicial a la prensa cuando se activan desde cargos con responsabilidades públicas?
  • Bajo el entendido de que los señalamientos que se le hacen no guardan relación con su función como alcalde y le atañen de forma personal, ¿cómo justifica el despliegue de funcionarios públicos para atender un asunto personal?

PUBLIMETRO consultó con la Alcaldía de Medellín si ya tenían una respuesta a las preguntas de la FLIP, pero indicaron que si llegara a haber una respuesta la darían a conocer.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA, AQUÍ

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo