Gimnasios de Cali están listos para abrir el 1 de julio

Desde el Gobierno nacional se ha indicado que estos espacios podrán funcionar bajo estrictas medidas de bioseguridad.

Por Lina Uribe Henao

Durante los tres meses sin actividad que llevan los gimnasios por la pandemia de coronavirus, representantes de este gremio en Cali han estado en constantes reuniones con la administración local para definir e implementar los protocolos que permitirán su reapertura cuando el Gobierno central lo permita.

Según el presidente de la Asociación de Gimnasios de Cali (ASOGYM), Óscar Mauricio Gonzales, en algunos gimnasios de la ciudad se ha desarrollado un plan piloto que da cumplimiento a los protocolos de bioseguridad. La idea es que dicho plan se replique en otros lugares y que el funcionamiento pueda retomarse de manera paulatina a partir del 1 de julio.

“Estamos comprometidos para que la gente vaya a los gimnasios de manera segura. El riesgo siempre va a estar si no se cumplen las normativas, por eso la Secretaría de Salud nos mantendrá vigilados”, explicó Gonzales.

Entre las medidas está el ingreso de los usuarios solo a través del agendamiento de citas, el funcionamiento de una parte de las máquinas y la exigencia de alcohol glicerinado para limpiar los implementos deportivos y accesorios de uso compartido. Las clases grupales quedarán suspendidas debido a que se necesitaría un área de 13 metros cuadrados por cada persona.

“Lo más importante es que las cosas no se queden en el papel. Lo que se define como protocolo tiene que darse con continuidad y respetarse tanto por parte de los gimnasios como de los usuarios”: Carlos Diago, secretario del Deporte.

“Ha sido un gremio muy organizado, que ha tenido reuniones no solo a nivel local sino a nivel nacional. Vemos que están muy comprometidos, que están cumpliendo y que han hecho un ejercicio bastante juicioso”, dijo la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres.

Golpe a la economía

De acuerdo con Óscar Giraldo, gerente de AFE Gym y vocero de Gimnasios Unidos por Colombia, en Cali hay cerca de 600 gimnasios y el cese de actividades ha dejado sin empleo a unas 8000 personas desde hace más de 90 días.

“Hay que activar la economía, pero con responsabilidad. Los gimnasios somos salud, somos calidad de vida. Por eso era ilógico que fuéramos los últimos en abrir”, expresó el vocero.

Cuando se expida el nuevo decreto que derogue la prohibición del funcionamiento de los gimnasios, las autoridades de cada ciudad serán las encargadas de verificar la implementación de los protocolos y validar la reactivación del gremio.

“Además de acondicionamiento físico, los gimnasios sirven para tener salud mental. Pareciera un contrasentido que estén cerrados ahora que la ciudad los necesita”: Argemiro Cortés, secretario de Desarrollo Económico. 

La Asociación de Gimnasios Unidos por Colombia integra a los pequeños y grandes gimnasios, los box de crossfit, las academias de entrenamiento funcional, los gimnasios de artes marciales, las escuelas de baile, las canchas sintéticas y cualquier lugar de movimiento y actividad física. Todos estos lugares podrán funcionar pronto en la medida en que implementen las medidas de bioseguridad.

“Los gimnasios en Colombia cerramos el 16 de marzo de manera voluntaria, antes de que hubiera una orden nacional. Ahora empezará una apertura gradual en las ciudades que se pueda. No somos parte del problema, sino de la solución”, añadió Giraldo.

Según el vocero, las ayudas gubernamentales que se plantearon para este sector resultaron inútiles: los bancos se negaron a brindarles créditos mientras no tuvieran ingresos, el Programa de Apoyo al Empleo Formal tampoco funcionó porque el empleador tenía un plazo corto para completar los salarios si recibían el auxilio y con la ayuda para el pago de las primas sucedió lo mismo.

“Todos aplicamos a los créditos y a nadie le prestaron. Con los auxilios para salarios y primas, teníamos 15 días para pagar el excedente a nuestros empleados pero de dónde les pagábamos sin nuestros ingresos son cero… terminábamos con un problema jurídico”, indicó Giraldo.

Ejemplos de otros países de Suramérica han indicado que, tras la reapertura de los gimnasios, solo el 30% de los clientes vuelve. Esto no garantizará la sostenibilidad del negocio, pero será el insumo para empezar a redefinir el modelo.

Los protocolos

  • La cantidad de personas en los gimnasios será limitada. Se deben agendar el día y el horario de entrenamiento.
  • En la entrada de cada sede es obligatorio higienizar el calzado.
  • A todos los clientes y colaboradores se les tomará la temperatura antes de ingresar. Quienes registren más de 37,8°C no podrán entrar.
  • Tres veces al día se realizará un aseo profundo en cada gimnasio.
  • Las máquinas funcionarán en una cantidad reducida para mantener la distancia entre personas.
  • No habrá bebederos. Los usuarios deberán llevar sus botellas.
  • Se tendrá que mantener la higiene de las manos con agua, jabón o alcohol.
  • Al ingreso será exigida una toalla personal.
  • El tapabocas será de uso obligatorio.
  • Las máquinas y los accesorios deberán ser desinfectados por los usuarios antes y después de usarlos.

Cifras:

  • 600 gimnasios hay en Cali, según el vocero de Gimnasios Unidos por Colombia.
  • 1 de julio sería la fecha de reapertura de estos lugares.
  • 8000 personas habrían quedado desempleadas por el cierre de los gimnasios

Más noticias de Colombia, aquí.

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo