Bogotá abre en alerta naranja: lo que viene en una nueva fase de la reapertura

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Pico y cédula. Los comercios de la ciudad podrán hacer su reapertura, pero deberán responder por las cédulas de sus clientes.

UCI en alerta. La ocupación de camas de UCI obligó a la ciudad a decretar la alerta naranja, para disminuir el hacinamiento en algunos hospitales.

Zonas de cuarentena. Aunque Kennedy levantó la restricción, cinco UPZ de cuatro localidades de Bogotá deberán volver a encerrarse.

Este martes, Bogotá alcanzará un nuevo nivel de reapertura de su economía. Luego de casi tres meses de cierre de los comercios, estos podrán volver a abrir en la mayoría de sectores. Aún así, la apertura no podrá ser completa y el control de la pandemia del coronavirus impone nuevas restricciones a la ciudad. De los resultados de estas medidas depende una reapertura más profunda en toda la economía.

La alcaldesa Claudia López anunció este domingo la reapertura de los principales sectores de la economía. Excepto bares, restaurantes, cines, gimnasios y discotecas, los negocios que estén inscritos en la plataforma Bogotá Cuidadora podrán empezar a abrir desde este 16 de junio. El resultado positivo del piloto implementado en cuatro centros comerciales de Bogotá permitirá abrir más negocios.

Aún así, la reapertura no será directa. López autorizó a implementar la medida de "pico y cédula" para controlar el flujo de personas en los comercios. A partir de este martes, todas las personas que quieran ingresar a un comercio para algo que no sea su trabajo deberán hacerlo de acuerdo a su número de cédula. Las cédulas pares no podrán mercar en días pares (por ejemplo, el martes 16 de junio) y las impares no podrán hacerlo en días impares.

López destacó que la vigilancia del pico y cédula será realizada por los comercios, no por la Policía. "Los efectivos de la Policía se dedicarán al control de los horarios de los negocios (ver recuadro). Son los mismos negocios los que tendrán que vigilar que las personas no entren cuando no deben", recalcó. Otro sector que se habilitó fue el del servicio doméstico, que podrá operar cumpliendo restricciones de horario.


Los horarios para abrir comercios

La alcaldesa Claudia López recalcó los horarios en los que se permitirá la apertura de comercios en la ciudad. Estos horarios buscan evitar que la ciudad colapse en la capacidad de tráfico. Los horarios serán los siguientes:

  • Manufactura: de 10:00 am a 5:00 am
  • Construcción: de 10:00 am a 8:00 pm
  • Servicio doméstico: de 10:00 am a 8:00 pm
  • Comercio de bienes esenciales: sin restricciones
  • Comercio de bienes no esenciales: de 12:00 m a 12:00 am

De nuevo el encierro

La declaratoria de cuarentena estricta en la localidad de Kennedy dio frutos, por lo que los nuevos focos de la pandemia del coronavirus se atenderán de la misma manera. López especificó cinco zonas en cuatro localidades de Bogotá que entrarán en cuarentena estricta. Las zonas tendrán como objetivo controlar la multiplicación del coronavirus en estos sectores.

Se trata de las UPZ Suba Rincón y Suba Tibabuyes (Suba), Bosa Occidental (Bosa), Jerusalén (Ciudad Bolívar) y Engativá Centro (Engativá). En estas zonas se designaron cuadrángulos en los que sus habitantes no podrán salir. Así mismo, no se permitirá en estas zonas la apertura de comercios de bienes no esenciales ni la salida de sus habitantes a actividades no esenciales.

López estuvo este lunes recorriendo las zonas de Jerusalén y Bosa Occidental para dar a los habitantes recomendaciones. La mandataria aseguró que estas medidas buscarán permitir que se frene el coronavirus como se hizo en Kennedy. De hecho, la tasa de contagio se redujo considerablemente en la localidad, lo que afectó positivamente las cifras en Bogotá.

Las UCI en alerta naranja

La última medida anunciada por López y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, es la declaratoria de alerta naranja en las unidades de cuidado intensivo de la ciudad. De esta forma, Bogotá asume el control de las más de 1100 camas UCI en las redes pública y privada de salud. El objetivo de la medida es permitir un manejo más eficiente de las camas y brindar atención a los que lo necesiten sin importar su afiliación a una EPS.

Con esta declaratoria el Distrito asume el control de todas las Unidades de Cuidado Intensivos públicas y privadas. Desde el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) se  administrarán todos los reportes y el manejo, además del pago con el procedimiento y monto determinado por el Ministerio de Salud.

El secretario de Salud, Alejandro Gómez, destacó que las medidas buscan ajustar la capacidad de las UCI respecto al sistema de salud. "Actualmente, las UCI en el sur de Bogotá están más llenas y en el norte hay más capacidad. Con esta medida podemos distribuir mejor estas capacidades", destacó Gómez.

La alcaldesa recalcó que llegarán pronto más elementos para UCI, en especial respiradores. Según Claudia López y el ministro Ruiz, para el 23 de junio se espera la llegada de 130 respiradores. La capacidad iría aumentando en 100 respiradores cada 15 días, en los que se espera que las medidas permitan controlar la pandemia.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo