Expropiarán finca de exembajador de Colombia en Uruguay por ser un laboratorio de coca

Por EFE

La Fiscalía colombiana ordenó medidas cautelares con fines de extinción de dominio (expropiación) sobre una hacienda de propiedad del exembajador de Colombia en Uruguay Fernando Sanclemente, ubicada en la localidad de Guasca, cercana a Bogotá, donde en febrero pasado fue descubierto un laboratorio de cocaína.

Así lo informó el organismo este lunes en un comunicado en el que señala que las medidas son de "embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo sobre cuatro predios y dos vehículos de la sociedad Las Colinas de Guasca, de la que hizo parte y fue representante legal el exembajador".

Una de las propiedades de la familia Sanclemente es la finca Haras de San Fernando, donde hace cuatro meses las autoridades hallaron cerca de siete toneladas de insumos químicos y 9,4 kilos de cocaína y pasta base de coca, según la Fiscalía.

A raíz del escándalo, el diplomático presentó el pasado 6 de abril su renuncia al cargo de embajador en Uruguay, que ocupaba desde marzo de 2019, para dedicarse a fondo a "la defensa cerrada de nuestro buen nombre", horas después de que el fiscal general, Francisco Barbosa, lo vinculara a la investigación que se lleva a cabo por este caso.

Según Sanclemente, ni él ni su familia tienen relación alguna con la droga hallada en la finca de su propiedad por lo que está seguro de que en su defensa quedará demostrada su "inocencia, transparencia y honorabilidad".

EXPROPIACIÓN TRAS CUARENTENA

La Fiscalía detalló hoy que los cuatro predios y los dos vehículos que fueron inscritos en la Oficina de Instrumentos Públicos para su expropiación están avaluados en 150.000 millones de pesos (unos 42 millones de dólares).

Esa diligencia, añadió la información, se realizará cuando termine la cuarentena decretada por el Gobierno para combatir la pandemia del coronavirus, que comenzó el pasado 25 de marzo y fue prorrogada por el presidente Iván Duque hasta la cero horas del 1 de julio.

NEGOCIO FAMILIAR

Según dijo la Cancillería en febrero, la propiedad de los Sanclemente está en manos de esa familia desde hace 44 años y allí se trabaja "la cría de caballos de carrera, lechería y cría de ganado Angus, entre otros".

La Cancillería explicó además que en 1987 se constituyó una sociedad con la familia Spiwack tras lo cual quedó "cada una de las familias con el 50 % de la participación sobre la misma".

"Antes de asumir como embajador, el representante legal de la Sociedad 'Las Colinas de Guasca Ltda' era el actual embajador Fernando Sanclemente Alzate. Hoy por hoy, esa representación legal está en cabeza de su hermano, Gilberto Sanclemente Alzate", añadió entonces el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo