Los permisos para que los periodistas salgan a trabajar​

Aunque los periodistas están exceptuados de la medida de confinamiento para poder ejercer su trabajo con libertad, la Alcaldía pide que se registren en su plataforma. ¿Cuáles son las razones?

Por Ariadne Agamez Lombana

El 5 de abril, la Alcaldía de Medellín presentó la plataforma Medellín Me Cuida como una herramienta que le permitiría tomar decisiones sobre temas de salud, vivienda y alimentación durante la contingencia por coronavirus, y brindarle la atención necesaria a la población más vulnerable.

Para el registro se requería tener a la mano el contrato de la factura de los servicios de Empresas Públicas de Medellín, EPM; que es una factura única en la que aparece el cobro de luz, agua, gas y alcantarillado.

Después del anuncio de la extensión de la cuarentena, nació Medellín Me Cuida Empresas y el 25 de abril los periodistas recibieron un comunicado en el que se leía: “Las empresas autorizadas para retomar actividades a partir del lunes 27 de abril deben estar registradas en la plataforma Medellín Me Cuida Empresas. De esta misma forma, deben hacer su registro las empresas y todos los empleados que ya venían laborando con normalidad durante toda la cuarentena”.

Periodistas incluidos

El 27 de abril, un periodista miembro de un grupo de WhatsApp preguntó: “¿Los periodistas también debemos registrarnos en la plataforma de Medellín Me Cuida? A lo que otra colega respondió con un contundente: “Sí”.

De inmediato varios reaccionaron y dijeron que no lo harían, porque los periodistas hacían parte de las excepciones presidenciales. Sin embargo, otra colega dijo: “Ayer averigüé con Prensa de Alcaldía y me confirmaron que sí había que hacerlo”.

El 28 de abril, la Alcaldía nuevamente emitió un comunicado indicando la ampliación del plazo de registro y afirmó que “hasta el domingo 3 de mayo se extiende el plazo para que las empresas y los empleados de los sectores que tenían autorización para laborar desde el inicio de la cuarentena se registren”.

El 4 de mayo, PUBLIMETRO consultó a la Secretaría de Gobierno de Medellín respecto a las sanciones: “Desde hoy, el requisito es de estricto cumplimiento y quienes salgan del aislamiento y se estén movilizando, es porque se encuentran exentos, inscritos y aprobados en Medellín Me Cuida. De no cumplir estos requisitos estarían sujetos a sanciones”.

Sobre los medios de comunicación y la posibilidad de estar violando la libertad de prensa, la respuesta del área jurídica fue: “Lo que establece el decreto nacional es que los alcaldes pueden tomar medidas frente a la COVID-19 y en el decreto municipal lo que se indica es que únicamente pueden salir las personas exentas y registradas en Medellín Me Cuida”.

PUBLIMETRO, para adelantar el proceso y darle cumplimiento a la medida en mención, inició el proceso de registro. Sin embargo, no lo pudo culminar, ya que el medio no tiene oficinas en la ciudad ni factura de EPM. Soporte técnico no respondió a la solicitud enviada por PUBLIMETRO, así que los periodistas en Medellín no podrían movilizarse para trabajar.

El análisis de la Flip

PUBLIMETRO consultó con la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), que envió una carta el 20 de mayo dirigida a la Alcaldía de Medellín. “La Flip ha tenido conocimiento que la circulación de quienes están exceptuados de la medida de confinamiento, entre ellos los periodistas, está condicionada al registro en la plataforma, en la cual se debe diligenciar información personal, profesional y de bioseguridad”, dice la carta.

“Lo anterior, plantea al menos tres problemas (…): i) no son claras las directrices del tratamiento de datos personales diligenciados, ii) se requiere información injustificada en relación con el ejercicio periodístico, y iii) se exige el registro de un protocolo de bioseguridad que resulta desproporcionado teniendo en cuenta las características del ejercicio periodístico”, agrega.

En cuanto al segundo punto, la fundación recuerda: “(…) la Flip encuentra que solicitar información del empleador a algunos periodistas que no trabajan para un medio de comunicación es impropio. La Flip ha conocido que en muchos casos también se solicita al periodista alguna acreditación. Estas dos dificultades plantearían una tensión con el derecho fundamental a la libertad de expresión que, como ya se comentó, en ningún momento exige que el periodista pertenezca a algún medio de comunicación ni que tenga acreditación alguna del ejercicio de su oficio”.

El secretario de Comunicaciones de la Alcaldía de Medellín, Juan José Aux, en diálogo con PUBLIMETRO afirmó: “Ustedes están autorizados, les pedimos amablemente que se registren para tener mayor control”. Ante esa afirmación, se solicitó un documento público que destacara la importancia del registro, pero que aclarara que no es una obligación para el ejercicio del periodismo, pero hasta la fecha no ha sido emitido.

El silencio por la pauta

Varios periodistas fueron consultados por PUBLIMETRO sobre el silencio del gremio ante una medida que va en contra del decreto 457 del 22 de marzo de la Presidencia de la República, que incluye dentro de las 34 excepciones a la prensa en el numeral 27 y que se repite en el 636 del 6 de mayo en el numeral 21, y que garantiza “el funcionamiento de los servicios postales, de mensajería, radio, televisión, prensa y distribución de los medios de comunicación”.

Fredy León Gómez Álvarez, director del periódico La Región del municipio de Barbosa, fue enfático al decir que eso sucede porque “los periodistas son muy arrodillados. Es hora de que los periodistas de Medellín se pronuncien sobre estas medidas que viene tomando el alcalde de Medellín. (…) Los periodistas nos debemos regir es por los decretos presidenciales”.

Además, se refirió a que “hay periodistas que tienen pauta de la Alcaldía de Medellín y por eso se quedan callados. ¡Son mendigos! Como tienen pauta dejan que hagan lo que se les dé la gana con ellos”. Una observación con la que coincidieron tres periodistas más, que prefirieron mantener la reserva de su nombre.

Por su parte, Nicolás Ruiz González, periodista independiente del Informativo Económico Momento Emprendedor, expresó su inconformidad referente al registro: “Me pareció mal hecho, porque se debió manejar de una forma diferente. Por ejemplo, con un formato desde la Alcaldía, una conferencia virtual y una carta que firmáramos como compromiso los periodistas para poder seguir los protocolos de autocuidado (…) Además, el proceso de inscripción a la plataforma fue muy engorroso”.

Asimismo, dijo que exigir el registro “restringe, de una u otra forma, el acceso a la información y coartó mucho la libertad de prensa”. Otra periodista consultada, que también pidió no ser identificada, afirmó que muchos prefieren guardar silencio para no ser vetados por la Alcaldía.

Por otro lado, la directora del Club de la Prensa Medellín, Berenice García, se limitó a responder que hasta la fecha no tenía ninguna posición al respecto ni ninguna queja de los periodistas de la ciudad.

Pauta Visible ha definido que “la Publicidad Oficial puede ser una herramienta de censura indirecta. ¿Por qué? Porque existen funcionarios que utilizan los recursos públicos para incidir en los contenidos de los medios de comunicación y así determinar qué se dice, cuándo se dice, qué se calla y hasta cuándo se calla”.

En Medellín, entre 2016 y 2017 la entidad celebró contratos por un valor de $130.272.827.997. Los objetos de los contratos se concentraban en la difusión de información y el desarrollo del plan de medios de la alcaldía de Medellín, según revela Pauta Visible.

Por ahora quedan muchas preguntas por resolver: ¿por qué la Alcaldía de Medellín requiere del registro de los medios de comunicación?, ¿cómo se manejaran esos datos suministrados?, ¿por qué se debe incluir el número del contrato de EPM?, ¿por qué si la prensa hace parte de las excepciones de la Presidencia de la República, en Medellín obligan un registro para poder trabajar?

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA, AQUÍ

Loading...
Revisa el siguiente artículo