Corabastos, ¿el mayor foco del coronavirus de Bogotá?

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Preocupación. La Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca analizan la grave situación por presuntos contagios en Corabastos.

¿Cierre? Una de las medidas planteadas es cerrar la central de abastos de manera temporal.

Nueve mil toneladas de comida entran todos los días a Corabastos. La central mayorista ubicada en la localidad de Kennedy es un eslabón fundamental para sostener a más de 10 millones de bogotanos y cundinamarqueses. Pero las irregularidades en la central estarían provocando un serio riesgo de salud no solo para Bogotá, sino para toda la nación.

Así lo develó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, tras una reunión virtual con la alcaldesa Claudia López y el ministro de Agricultura, Fernando Ruiz. En la reunión se planteó una situación crítica en la central de abastos, ubicada en medio de la zona de alerta naranja de Kennedy. La problemática más grave está en que los contagios en Corabastos se estarían extendiendo por el departamento.

"Notamos con preocupación que muchos casos en municipios que hasta hace pocos días eran no-COVID en Cundinamarca, provienen de campesinos que con esfuerzo, cariño y dedicación, han ido a Corabastos. Hoy tenemos no solo su contagio, sino incluso el de sus familiares o personas cercanas", aseguró el mandatario luego de la reunión. En la misma, según W Radio, la Alcaldía habría reconocido que la mayor parte de contagios en la ciudad provendrían de la central.

Salud a prueba

El reto para la administración distrital es equilibrar la necesidad de abastecer a la ciudad y la región con el riesgo de salud. En Corabastos se han adelantado jornadas de desinfección y se ha hecho una fuerte vigilancia, con una inversión superior a 1200 millones de pesos. Pero la situación en los sectores aledaños es muy diferente: entre las zonas de alerta naranja se encuentran los barrios María Paz y Patio Bonito de la localidad de Kennedy, vecinos de la central.

"Nuestro esfuerzo a lo largo de estos dos meses ha sido aumentar nuestra capacidad de pruebas. Hoy tenemos muchísimas pruebas pero vamos a tener miles y miles más. Así vamos a tener información territorializada, que nos permita hacer intervenciones como la que hacemos en Kennedy en este momento", aseguró el secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez.

El alto funcionario admitió que la solución no es sencilla. "Hasta ahora se han tomado medidas, pero han sido insuficientes. No podemos permitir que Corabastos constituya un riesgo para la salud de Bogotá. Tampoco vamos a permitir que la ciudad quede desabastecida de alimentos, no faltaba más", aseguró.

¿Hay respuestas?

Para reducir el posible impacto de contagios dentro de la central, se buscaría reducir el tráfico de personas en la central de abastos, en la que trabajan 26.000 comerciantes, además de reforzar los protocolos de salud pública. "Estamos trabajando para disminuir la afluencia de personas, para que haya vigilancia a la entrada y salida de vehículos, para que los coteros y zorreros tengan implementos de seguridad", ratificó Gómez.

La cifra a disminuir fue intuida por la alcaldesa Claudia López en su cuenta de Twitter. "Hemos acordado con el Ministerio, la Gobernación, la Alcaldía y Corabastos reforzar el protocolo de bioseguridad para que la central pueda operar, de manera similar a TransMilenio, a un 35% para mitigar riesgos", escribió la mandataria.

Una segunda solución sería un nuevo cierre temporal de Corabastos como el vivido en Semana Santa. El cierre iría por un mínimo de tres días. Se intentaría reforzar la distribución directa a tiendas, supermercados y grandes superficies, aunque esto pondría en riesgo el sostenimiento de 5600 locales dentro de la central y a más de 1200 vendedores ambulantes en sus afueras.

Otra posible respuesta fue planteada por el gobernador García, quien propuso la creación de centrales "satélite" en las entradas de la ciudad. "Con un sistema más liviano de transporte y más limpio podríamos tener un menor contacto de la población que lleva nuestro alimento a casa", afirmó.


La frase

"No podemos permitir que Corabastos constituya un riesgo para la salud de Bogotá. Tampoco vamos a permitir que la ciudad quede desabastecida de alimentos"

Alejandro Gómez, secretario de Salud de Bogotá.


Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Siga a Publimetro en Google News. 

También le puede interesar:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo