Persisten los problemas en el Consulado de Colombia en Buenos Aires

El testimonio de un señor de 65 años viviendo en condiciones extremas; tres hinchas que hoy duermen en cajas de cartón; y la rifa por un cupo en el vuelo de LATAM.

Por Mauricio Barrantes

El Consulado de Colombia en Buenos Aires tiene un modo de operar poco claro con los connacionales varados en Argentina. El vuelo LATAM LA1132 solo lo hicieron público el día que aterrizó en Bogotá. El vuelo trajo de manera gratuita, según informó LATAM, a 69 pasajeros de la aerolínea y a 76 pasajeros puestos a dedo por el consulado. Se dijo que se priorizó a los más vulnerables, pero entonces ¿por qué el silencio? El que en el vuelo haya llegado el secretario de movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán, y que a última hora hubieran hecho una rifa para sacar a quienes habían citado al aeropuerto para dejar a una misteriosa mujer que le habló al oído al cónsul, Jorge Villamizar, según los colombianos testigos, sería la respuesta. Por si fuera poco, la cónsul de primera, María Clara Rubiano, es acusada por tres jóvenes que hoy duermen en cajas de cartón en Mendoza de pedirles plata consignada en una cuenta personal en Colombia para ayudarlos con su repatriación.

Al parecer es la forma de manejar la diplomacia por parte de esta representación de Colombia en Argentina, porque ante la publicación por parte de Aerolíneas Argentinas de un vuelo de retorno de Buenos Aires a Bogotá para el próximo 14 de mayo, la respuesta a los connacionales por parte del Consulado sigue siendo selectiva en vez de pública. Varios colombianos varados dijeron que les colgaron el teléfono, los ignoraron por Whatsapp o simplemente les rechazaron las llamadas. ¿Será por eso que el cónsul Jorge Villamizar se niega a dar una entrevista a Publimetro?

Las historias

Luis Gabriel Páez Franco tiene 65 años y es amante del tango. Llegó a Buenos Aires antes de que estallara la emergencia por el coronavirus, porque como le dijo a su esposa e hijos: “yo me voy a conocer la ciudad del tango”. “Mi hijo ya tiene el dinero para comprarme el tiquete”, dice, reconociendo que aunque está incómodo al menos tiene un techo que lo resguarda del frío y un plato de comida. Espera que pronto sea contactado para que pueda regresar a su país pues insiste en que su esposa e hijos están muy preocupados por él.

Alexis Parra (26 años) Carlos Roa (34 años) y Guillermo Alemán (25 años) son tres colombianos que pasaron de la alegría a la tristeza tras el vuelo de LATAM. Tras semanas de estar durmiendo en cajas de cartón, en un estadio de Luján en la provincia de Mendoza, fueron contactados por el consulado para que fueran repatriados. Luego de varios intentos por buscar pasar a Santiago de Chile para poder estar en el vuelo del pasado 3 de mayo, las promesas del Consulado de Colombia en Buenos Aires quedaron en el aire y fueron ignorados en los medios de contacto en los que la cónsul de Primera, María Clara Rubiano, les había dado esperanza.

Según ellos, la funcionaria les pidió dinero  a ser consignado en una cuenta personal en Colombia para poder pagar el transporte terrestre que los llevara a Santiago de Chile (ciudad de escala del vuelo que salió de Buenos Aires). Ellos, sin recursos para comer, le respondieron que era imposible reunir cualquier tipo de suma pues sus condiciones actuales no son los mejores. En los audios, se puede escuchar a la cónsul diciendo: “La Cancillería colombiana no da plata para transporte sino solamente para alojamiento. ¿Entonces ustedes pueden poner alguito de plata, tienen algo que me puedan dar, a mí no al del bus, pero para saber quién pone?”. Ante la negativa y los problemas para cruzar la frontera, fueron abandonados de nuevo y hoy afrontan las bajas temperaturas del otoño.

Claudia Silva escucha resignada a los medios de comunicación que publican sin contrastar las voces de felicitaciones al embajador Álvaro Pava tras el vuelo LATAM del pasado 3 de mayo. Sin embargo, afirma que al embajador se le pasó contar en sus entrevistas las irregularidades de dicho vuelo. “Fueron llamadas más personas de las que podían abordar y se hace un sorteo entre 10 personas para que solo uno de ellos pudiera regresar”. Los colombianos que estuvieron allí dicen que una mujer que se le acercó al cónsul terminó viajando por encima de alguien que realmente lo necesitaba. Ya circulan por redes varios videos de estas denuncias.

“Pasados 45 días del aislamiento, hasta ahora se empiezan a hacer las gestiones para contactarse a la población vulnerable. Como colombianos exigimos que el Consulado abra en su página un link de transparencia donde se muestre día a día cómo están siendo usados los recursos”, agrega Silva, que recalca la importancia de que ninguna información sea secreta, como el vuelo LATAM que el consulado le ocultó a cientos de colombianos varados en Argentina o el vuelo de Aerolíneas Argentinas que al parecer está programado para el próximo 14 de mayo y del que todavía no se anuncia públicamente.

(*) Al momento de publicación de esta nota, el cónsul Jorge Villamizar no ha respondido la solicitud de entrevista. Por su parte, la Cancillería dijo que no tenía vocero y se le enviaron preguntas que se incluirán acá cuando se tenga respuesta.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo