Volver a casa 3: Sobrevivir a los intereses políticos en la crisis venezolana

Crónica. Esta es la tercera entrega de Volver a Casa, que aborda la situación de venezolanos que quieren huir a su país por el coronavirus.

Por Natalia Martinez

Burocracia. La falta de articulación entre gobiernos de Colombia y Venezuela, dejan a los migrantes en un sándwich de tire y afloje político.

“Yo sé que me toca volver a Colombia… Es que las cosas allá no se han arreglado, eso faltan años. Yo le dije a las señoras de la casa en la que yo trabajaba, que yo regresaba. Además, yo no tengo queja de ellas”, cuenta Rosana. Ya embarcada en el bus, sin bañarse, comiendo solo pan y bañándose los dientes con una bolsa de agua.

Tras una denuncia en Twitter, la Dirección de derechos Humanos de la Alcaldía de Bogotá tendió un puente entre los más de 200 venezolanos varados en el barrio Visión Colombia en el suroccidente de la capital y Migración Colombia. Contactos y contactos hicieron sus veces para permitirles a los migrantes partir.

Abrir las ventanas de los buses, airear la que fue su casa y pensar en estrategias para que los dejaran salir se convirtió en la tarea de todos los cuatro días que estuvieron detenidos. La pregunta recurrente era: “¿Pero por qué no nos dejan salir? Eso no tiene sentido”.

La respuesta podría doler, porque su relación sería un asunto político de orden continental: no darle gusto a Nicolás Maduro, el presidente del vecino país.

“La realidad es esta: no es que el Gobierno no quiera dejarlos salir. La cosa es más compleja. Cooperación Internacional no apoya que ellos se devuelvan y están presionando para que no les presten ayuda para devolverse, por eso no les han dado cosas para que puedan esperar los permisos. En pocas palabras: la plata que ha dado la comunidad internacional es para que vivan en Colombia, no para que se vayan. Va a ser complicado el regreso de todos los que quieren devolverse”, contó una fuente de Gobierno a PUBLIMETRO, pero pidió reservar su nombre.

PUBLIMETRO contactó a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) para que entregara una posición oficial sobre estas declaraciones y dejaron clara que no apoyarán el regreso de los migrantes.

Así lo manifiestan en lo que llaman su posición oficial: “La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) no promueve, ni facilita retornos hacia Venezuela”, sin embargo, aseguran que prestan orientación en el camino.

La Acnur ha dejado un protocolo para los migrantes en donde, en 13 pasos, busca que los venezolanos desistan de regresar a su país. Aunque para muchos la idea de devolverse, después de pasar tantos trabajos para instalarse en Colombia, resulta ilógica, para los ellos es la única opción.

“Yo llegué en agosto de 2019. Fui a citas, me ayudaron a ir a Migración y a la Cancillería para que me diera el PEP (Permiso Especial de Permanencia), pero nunca lo dieron. Esos fueron embustes, porque lo entregaron un mes y no lo volvieron a dar. Yo no tenía permiso para trabajar, pero como la situación está tan jodida en Venezuela, que un trabajo acá servía para cualquier cosa”, dice Rosana.

Los primeros tres buses de la caravana de siete varados, salió el sábado en la tarde. La policía de tránsito y de turismo los escoltó. Rosana iba en el primero. La alegría era tan grande, que grabaron videos cantando dentro de los buses. Sin embargo, el destino, que en un inicio era Cúcuta, se convirtió en Arauca.

“Se nos rompió la manguera… nos tocó bajarnos en un sitio y el calor era terrible. Como 120 personas con niños y con una sed y ahí era pura selva”, contó Rosana a PUBLIMETRO desde el bus varado, ahora por cosas técnicas.

Sin embrago, aún Rosana no sabe que es estuvo de buenas. Este miércoles 29 de abril, Migración Colombia emitió un comunicado en donde limita las salidas de migrantes y asegura que si no hay concertación con las autoridades locales, los venezolanos podrían ser multados y hasta ir a la cárcel, por querer regresar y violar la cuarentena.

PUBLIMETRO preguntó a Rosana por esta nueva medida y se rio. “Ja, ja, ja. ¿Y en dónde coños vamos a pasar cuarentena? ¿En la calle? ¿En los albergues de donde sacaron a la gente o en la casa del presidente?”.

“De verdad que uno carga con mucho. Si alguien le diera a uno una ayuda humanitaria para pasar esto no pasaría, pero ni Colombia, ni Venezuela”, dijo la venezolana de 26 años.

La realidad que tiene plasmada Rosana en su cabeza, parece ser cierta. Las intenciones de todos los países involucrados en el conflicto con Venezuela, han usado instrumentalmente a una población que solo quiere sobrevivir a pesar de los intereses políticos, de unos y otros.


DATOS:

  • “Aquellos ciudadanos venezolanos que sean sorprendidos violando la medida de aislamiento obligatorio sin ningún tipo de autorización serán sujetos de sanciones administrativas y penales”, Migración Colombia
  • “Nosotros hemos dicho públicamente que queremos hacer desistir los retornos porque las condiciones no están dadas por la cuarentena y, además, en la frontera la situación es muy complicada”, Jozef Merkx, representante de Acnur.
  • 300 venezolanos pueden cruzar la frontera diariamente. 200 por Cúcuta y 100 por Arauca. La cifra la determinan autoridades venezolanas y no las colombianas, según Migración Colombia 
Loading...
Revisa el siguiente artículo