La carta de Laureano Gómez durante la gripe española que parece escrita hoy

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Una carta de Laureano Gómez escrita en el punto más difícil de la epidemia de gripe española de 1918 se ha vuelto viral.

Uno de los antecedentes más recordados de la crisis del coronavirus es la epidemia de gripe española de 1918. Aunque esta enfermedad no se comporta igual que el covid-19, la influenza que provocó dicha epidemia se expandió por gran parte del mundo. Más de 50 millones de personas en un mundo afectado por la Primera Guerra Mundial fallecieron de gripe.

En Bogotá, la gripe española también afectó a sus publadores una manera muy virulenta. Los cadáveres se acumularon en las calles de la entonces pequeña ciudad. El presidente, Marco Fidel Suárez, debió pedir un préstamo para repatriar el cadáver de su hijo, muerto en Estados Unidos.  Esto provocaría, tres años después, que el congresista y luego presidente Laureano Gómez provocara su renuncia.

Una carta de Laureano Gómez, que durante la pandemia era un joven periodista, ingeniero y líder conservador en disidencia de Suárez, se ha hecho viral. La carta muestra la situación en Bogotá en plena pandemia. Las escenas parecen sacadas de la situación actual con la cuarentena provocada por el Covid-19.

"Aquí hay de nuevo una epidemia de gripa que tiene alarmada la ciudad. Por lo pronto tiene paralizada la vida; las oficinas están casi todas cerradas; los colegios lo mismo; se han suspendido los exámenes hasta en las facultades; se han ordenado cerrar teatros y cines y por las calles no se encuentra un alma de noche. Al principio fue cosa de risa: todo el mundo estornudando. Pero luego empezó una forma que llaman cerebral y empezó a morir gente de repente en la calle, especialmente entre los obreros", dice la carta de Laureano Gómez a su amigo, José Arturo Hernández, en San Andrés.

"El pánico ha ido creciendo. Los entierros pasan continuamente. El problema se ha agravado por los sepultureros unos están enfermos, otros se han muerto en el oficio, no se consigue quien quiera hacerse cargo de él y según dicen, hay momentos en que más de cien cadáveres esperan regados en los corredores de las bóvedas que los pongan bajo la tierra. Por de contado nadie quiere ir al Cementerio y los entierros, aun los de personas notables, van sin acompañantes", continúa Gómez.

En la carta de Laureano Gómez, que fue publicada por el diario El Tiempo, se comentan otras escenas curiosas. Por ejemplo, la crisis que produjo a los exportadores de café pues Estados Unidos prohibió las importaciones. También se acusa un largo verano que terminó provocando una notoria carestía impulsada por la gripa. Finalmetne, se leen graves acusaciones a líderes políticos por ayudar a personas que no lo necesitan. Como dice el dicho, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Siga a Publimetro en Google News. 

También le puede interesar:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo