Vuelve la alerta ambiental: ¿son los incendios o los automóviles?

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Este lunes, por primera vez en más de un año, el pico y placa se extenderá durante todo el día. La mala situación ambiental, en especial con el material particulado de menos de 2,5 micrómetros (PM 2,5), causó que la administración de Bogotá decidiera lanzar la alerta ambiental. La mitad de los automóviles particulares y motocicletas que operan en la ciudad estarán guardados, como parte de la decisión para disminuir los altísimos niveles.

La decisión fue tomada el jueves, y tanto el sábado como el domingo también hubo necesidad de recurrir al pico y placa. A pesar de esto, el motivo de esta decisión no fue el gran número de vehículos, que supera los 1.8 millones de automóviles y el millón de motocicletas. El motivo son los incendios forestales que se han presentado en los últimos dias, atacasdos por una nueva oleada de clima seco en el centro del país.

En palabras de la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, el fuego en sitios como el Vichada, el centro de Boyacá y el oriente de Cundinamarca ha provocado una emergencia. Todos los puntos de medición en Bogotá determinaron este jueves los altísimos niveles de contaminación que ordenaron la alerta ambiental en Bogotá.

“A estos fenómenos se le han sumado condiciones meteorológicas complejas, particularmente durante los últimos dos días. Aunque no han sido inversiones térmicas tan graves como las que tuvimos a principios de febrero, sí hemos tenido cambios de temperatura agresivos entre la madrugada y el mediodía, lo que ha ocasionado que ese material particulado se mantenga sobre la ciudad”, aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Esto motivó el gran número de restricciones que se han registrado en la ciudad a la movilidad. Aunque cada automóvil y moto no son los culpables más importantes en la contaminación, la suma de miles de los mismos reduce las cifras de contaminación.

Una ciudad en alerta ambiental

Además de la alerta por el coronavirus, la alerta ambiental en Bogotá demuestra la gravedad de la situación con las enfermedades respiratorias. Las cifras en Bogotá han sido peligrosas para la respiración.

Aún así, los focos calientes y los vientos del noroeste han provocado una emergencia difícil de disipar. Decenas de conflagraciones, algunas tan graves como la que ha acabado con más de 20.000 hectáreas de pastos en el Vichada, hacen parte de esta difícil situación para los bogotanos. La oleada seca sobre el oriente de Colombia y Venezuela han causado dificultades, además, para controlar la acción destuctiva de las llamas.

En medio de la decisión también se tuvo en cuenta la situación actual climática sobre Bogotá y la Sabana. Durante los últimos días, luego de una semana de fuertes lluvias, retornaron los días soleados y el calor. Con esto, también regresaron las inversiones térmicas, aunque no con la misma intensidad que en la emergencia ambiental de febrero.

El mantenimiento de las situaciones ambientales durante jueves, viernes y sábado impidió que se levantara la emergencia en la ciudad. Al momento de elaborar este artículo, solo la estación de San Cristóbal tuvo condiciones moderadas, a pesar de las restricciones.

Los que contaminan

El cuadro de emisiones en Bogotá es bastante claro: la mitad de las emisiones de PM 2.5 se concentra en dos tipos de fuentes. Los vehículos de carga y las industrias fijas tienen un 51% de la emisión en la ciudad, según datos de la Secretaría de Ambiente. Los camiones emiten el 38,5% del total de emisiones en las fuentes móviles; son seguidos por los camperos y camiontas y los buses del Sitp Provisional. Aunque la restricción de pico y placa afecta a todos los vehículos particulares, nunevamente se modificaron las condiciones para circulación de vehículos de carga.

Los camiones de más de 10 años de edad no podrán circular entre 6:00 am y 12:00 del mediodía, y entre las 5:00 pm y las 10:00 pm. La rotación aplicará para vehículos pares e impares en el mismo esquema de la rotación del pico y placa para vehículos particulares. Estos, a su vez, estarán retenidos de 6:00 am a 7:30 pm, tanto automóviles como motocicletas. Los sábados el pico y placa se extenderá de 6:30 am a 6:00 pm, y los domingos, de 6:30 am a 2:00 pm.

Las exenciones que aplican para el día sin Carro se mantendrán en estas jornadas. Así, entre otros, los vehículos eléctricos, diplomáticos, motos de domicilios, de seguridad aprobados por la Superintendencia de Vigilancia, y los vehículos blindados de la UNP tendrán exenciones. No lo tendrán los vehículos blindados particulares ni las pickups de cabina sencilla.

La alcaldesa Claudia López destacó que estas medidas son solo paliativos. Descartó la posibilidad de hacer permanente el pico y placa todo el día, como lo fue entre 2009 y 2013.

“El pico y placa todo el día no es una solución en este momento. La solución es dejar de usar estos medios de transporte contaminantes. Todos los automóviles, las motos, los camiones son contaminantes, algunos en mayor o menor medida. TransMilenio tiene hoy día el 70% de su flota limpia. Lo siguiente más limpio es caminar o usar la bicicleta”, aseguró la mandataria distrital.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Siga a Publimetro en Google News. 

Le puede interesar: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo