"Queremos que el arte inunde la cotidianidad de Bogotá": Catalina Valencia, directora de Idartes

La directora del Instituto Distrital de las Artes (Idartes) detalló en entrevista con PUBLIMETRO qué le espera a la ciudad en el ámbito artístico y cultural durante la administración de Claudia López.

Por Ginna R. Sánchez

Valencia es coreógrafa de la Universidad Nacional de las Artes de Argentina y magíster en Gestión Cultural de la Universidad de Buenos Aires.

Como gestora cultural ha trabajado asesorando a diferentes entidades distritales y nacionales como la Secretaría de Educación, el Instituto Distrital de las Artes, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, y como directora de la Fundación 24-0. También, fue docente de la cátedra de Historia Sociocultural del Arte de la Universidad Nacional de las Artes de Argentina.

¿Cuál es el Instituto que recibió?

Entonces tengo una metáfora para describir cómo encuentro yo al Instituto, y es como a un niño o una niña de diez años, que está muy joven, muy pequeño, pero ya ha crecido y ha tenido algunas experiencias. Tenemos la oportunidad de contarle muchas cosas, trasformar otras, y de que su camino a la adultez, sea un camino muy prometedor y potente para la ciudad.

 ¿Cuál es su mayor apuesta como directora de Idartes?

Somos muy afortunados, porque Bogotá es la única ciudad del país que tiene un Instituto Distrital de las Artes, con la capacidad de articulación en una ciudad capital con tantos millones de habitantes. Pero, creo que tenemos la oportunidad de mejorar y potenciar muchas de la líneas de la entidad. Para ello, queremos que el arte se convierta en parte de la vida cotidiana de las personas. También, que Idartes se configure como una entidad que lidera muchos procesos, adicionalmente a la producción de grandes eventos y espectáculos para la ciudad.

Adicionalmente, tenemos retos importantes, como lo son articularnos con los espacios de arte independiente, que todavía tienen una relación muy tibia con la institucionalidad; otro punto importante es poder tener esa conexión entre Bogotá y la región, que es una de las grandes apuestas de la alcaldesa y por supuesto lo será también del instituto; además de consolidar el enfoque de género, para ganar más participación de las artistas en los diferentes ámbitos de las artes y la cultura de la ciudad. ¡Queremos que los artistas sean protagonistas de procesos de transformación social, cultural, económica y política en la ciudad!

¿Cómo lograr que el arte inunden la cotidianidad de las personas?, ¿cómo llevarlo a los barrios más recónditos de ciudad?

El contacto con el territorio sigue siendo muy tibio, porque los recursos siempre serán muy pocos para llegar al último rincón de la ciudad, sin embargo, queremos apostarle , a través del Plan de Desarrollo de la alcaldesa, a una línea de “arte, reconciliación y transformación social”, para que las artes sean un vinculo entre los ciudadanos y se generen cambios en lo local. Queremos visibilizar esos procesos y potenciar esos liderazgos artísticos y culturales en los territorios .

Otra de sus intenciones es combinar las artes con ciencia y tecnología, ¿cómo lograrlo?

Hay un proyecto que ya viene desarrollando Idartes, que no ha tenido el impacto que debería en la ciudad. Es un proyecto de arte, ciencia y tecnología, que conecta toda la convergencia digital con las artes.

Hay un reto muy grande por conectar los equipamientos que ya tenemos, como lo son Plataforma Bogotá, que es un que promueve la creación, investigación, formación y difusión de proyectos; el Planetario de Bogotá y nuestra amada Cinemateca. Son espacios que nos permitirán crecer mucho en el uso de la tecnología.

Ahora que lo menciona, ¿qué planes tiene para escenarios representativos de la ciudad, como la Cinemateca?

Quiero invitar a todos los ciudadanos a que conozcan nuestra nueva Cinemateca, que es un espacio maravilloso. Considero que este escenario puede llegar a ser un modelo de equipamiento cultural sostenible para la ciudad. Necesitamos muchas ayudas para lograrlo.

Para este año la Cinemateca tiene muy buenos ciclos de cine. Precisamente, el proyecto más ambicioso es lograr posicionarla como la casa del cine de Bogotá y que la gente sienta mucha curiosidad y ganas de visitarla. No solamente para disfrutar de la oferta audiovisual, sino de toda oferta cultural que tiene para personas de todas las edades.

¿Y el teatro Jorge Eliécer Gaitán?

Tendremos un prelanzamiento del teatro. Ya empezamos con una programación de puertas para afuera, hemos tenido a la orquesta juvenil de la Filarmónica de Bogotá, en el hall de teatro, pensando en que se volvió a reabrir a carrera Séptima. Esto es una fortuna porque podemos volver a programar el teatro de puertas para adentro y puertas para afuera, para poder dignificar a los artistas en calle, como los teatreros, cirqueros, etc.

Próximamente anunciaremos la programación que se viene en el Jorge Eliécer, pero para marzo tendremos tres desconectados con la participación de Adriana Lucía,  Rolling Ruanas  y Doctor Krápula.

¿Qué pasará con los tradicionales festivales al parque?

Pronto tendremos grandes sorpresas y las haremos una estrategia de todos los festivales. Este año tenemos los 25 años de Jazz al Parque, para ello, tendremos un cambio y es que no lo haremos en el parque del Country sino en el parque Simón Bolívar, como los demás festivales. Ahí conquistaremos nuevas audiencias.

El objetivo de los festivales también será generar alianzas para seguir trayendo muy buenos artistas, pero también para que trabajemos temas de impacto social, como zonas de emprendimiento para los jóvenes.

¿Cuáles son los proyectos para que Bogotá continúe posicionándose como una ciudad cultural con proyección internacional?

Hay una apuesta muy grande. El ente que agencia las políticas es la Secretaría de Cultura, nosotros lo que hacemos es impulsar los proyectos para que se conviertan en políticas. Uno de estos proyectos tiene relación con que los privados nos ayuden a potenciar lo público, y aporten en el campo de las artes, de modo que se contribuya a la internacionalización.

Adicionalmente, tenemos marcas muy potentes de ciudad, como los festivales al parque y la Galería Santa Fe, que son susceptibles de tener una conexión y unas articulaciones con lo internacional. Esto nos permitirá seguir posicionando a Bogotá, como la ciudad de las artes en América Latina, y sobre todo como una plataforma de artistas y creadores.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo