Comunidad en Barú le reclama a la Nación sus tierras ancestrales

El crecimiento desmedido del turismo en esta península, ubicada en Cartagena, ha desplazado muchas de las costumbres de sus habitantes.

Por María Esperanza Arias Herrera

Pensar en Barú es imaginarse un mar azul infinito, de arena suave y bellos paisajes. Un lugar al que anualmente miles de turistas llegan para desconectarse del ruido de la ciudad en la que viven. Sin embargo, muy pocos conocen o son conscientes de la otra realidad, la que viven miles de personas que desde hace muchos años han habitado en esa zona.

“Lo que nos está desplazando es ese supuesto desarrollo, que para nosotros no es desarrollo porque no nos está teniendo en cuenta. Es un desarrollo que beneficia a los grandes grupos económicos que tienen intereses en la isla y que al final serán ellos los grandes beneficiarios”, manifestó a PUBLIMETRO Leonard Vallecillas, representante legal del Consejo Comunitario de Barú.

Para evitar que esto siga pasando, el Consejo Comunitario de la Comunidad Negra de Barú le pidió a la Nación que les devuelvan lo que siempre les ha pertenecido.

Una tutela contra la Nación

El 28 de enero, el Consejo Comunitario de la Comunidad Negra de Barú interpuso una acción de tutela ante el Tribunal Superior de Bogotá, demandando a la Nación y a la Agencia Nacional de Tierras (ANT) para que continúen con el debido proceso de titulación colectiva.

En esta solicitud que hicieron a la entidad en 2017, pidieron que se les diera el título ancestral de 2476 hectáreas de la isla, formalizadas por escritura pública en 1851 y ratificadas en 1957 mediante un acto notarial en Cartagena.

Sin embargo, el proceso fue frenado en abril de 2019 por considerarlo improcedente.  “Han pasado casi dos años y medio, y la solicitud que se realizó en junio de 2017, continúa sin resolverse”, explicó Vallecillas.

Dos meses después de presentar la solicitud, la agencia le informó al consejo que atenderían el pedido en el transcurso de 2018. Efectivamente, entre mayo y diciembre, se adelantaron varias diligencias administrativas: desde establecer la procedencia de dar inicio al procedimiento sobre el predio, empezar los trámites para la titulación en calidad de tierras negras del predio descrito en la solicitud, hasta realizar la etapa publicitaria del proceso administrativo.

Pero en 2019, el proceso se paró. ¿Qué pasó?, se pregunta la comunidad. “Lo que queremos con la tutela es que la ANT prosiga con la consulta porque ellos lo que hicieron fue pararlo y para nosotros, con esa decisión, nos están diciendo, ‘no al territorio’”, agregó el representante legal del Consejo Comunitario de Barú.

El futuro de la comunidad de Barú está en peligro

Justamente, el Observatorio de territorios étnicos y campesinos de la Universidad Javeriana lanzó el informe ‘Barú, territorio colectivo desde 1851’, en alianza con el Consejo Comunitario de Barú y la coalición internacional Rights and Resources Initiative.

Este estudio muestra que el deterioro ambiental de la isla tiene un vínculo con el crecimiento acelerado del turismo y “amenaza la existencia étnica y cultural de la comunidad ancestral negra de Barú”.

Entre los principales hallazgos se destaca que el desplazamiento se debe a los cambios en el uso del suelo y las áreas de bajamar para inversión turística e inmobiliaria.

“Las altas inversiones privadas en hoteles y condominios son un contraste contradictorio frente a las condiciones de satisfacción de los requisitos básicos de la comunidad barulera. En Barú no hay acueducto, no hay puesto de salud, no hay suficientes profesores en el colegio y la luz se va constantemente. No obstante, los hoteles de lujo cuentan con todos los servicios de manera permanente”, se lee en el documento.

El observatorio agregó que para la construcción de estos proyectos encaminados al turismo se han generalizado prácticas “como el cierre de caminos de servidumbre, la tala de manglares, la ocupación de ciénagas y zonas de bajamar, la captación de accesos directos al mar y la privatización de playas, quedando la comunidad cercada por los predios privados y sin acceso a gran parte de las playas y otros bienes ecosistémicos de importancia en los medios de vida de las comunidades”.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Sigue nuestras noticias en Google News

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo