Noticias

TransMilenio por la Avenida 68: una decisión cada vez más irreversible

A pesar del plan de campaña de Claudia López de no licitar TransMilenio por la Avenida 68, el Fondo de Desarrollo Nacional habría impulsado esta obra.

Una de las propuestas de campaña más intensas de Claudia López había sido sus «cuatro metros». El cuarto de estos metros era un sistema de tren que utilizara la Avenida 68 hacia el sur, camino de Soacha. Con este ferrocarrill, se esperaba que no hubiera la necesidad de adjudicar la troncal de TransMilenio por la Avenida 68 que había planteado constantemente la administración de Enrique Peñalosa.

Incluso, esta decisión había sido rechazada por la propia alcaldesa antes de asumir el poder. Peñalosa trató de dejar lista la licitación de la obra, la cual se realizará el próximo 23 de enero. La propuesta de la mandataria era que se esperara hasta el análisis del Gobierno nacional y la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para la red de transporets de Bogotá.

«Yo le solicité muy respetuosamente al Alcalde que no se abriera la licitación hasta que no se analizara con el Gobierno nacional si, con la red de Metro hasta Suba y Engativá y los tres Regiotram, cuál es la solución para esta vía. Desafortunadamente no nos escuchó, y abrió a las carreras, y con muchos riesgos, la licitación de la troncal», dijo López a PUBLIMETRO el pasado 16 de diciembre.

Recomendados

El análisis terminó dando vía libre a la construcción de TransMilenio por la Avenida 68. La troncal sería una necesidad para darle movilidad a los bogotanos que habitan y trabajan en el suroccidente de Bogotá. La obra también daría acceso al importantísimo sector del Chicó, uno de los más congestionados de Bogotá.

Un plan criticado

La segunda fase del análisis de la FDN fue presentado este jueves a la alcaldía. En este se destacó que la capacidad de conexiones y el volumen de tráfico de servicio público es superior por la Avenida 68 que por la Boyacá. Esto haría que la obra en esta vía, que iría desde Puente Venecia hasta la calle 100 con carrera Séptima, sea prioritaria para el Gobierno.

Según el estudio presentado a la alcaldesa y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, el proyecto complementa los tres Regiotram que se plantea desarrollar en Bogotá. Esto abriría una opción de tren regional del sur que no vaya por la Avenida 68, sino por la Avenida del Ferrocarril hacia la línea del ferrocarril de Occidente, la cual complementaría tanto TransMilenio como el Metro.

Además, TransMilenio por la Avenida 68 tendría la financiación asegurada ya que, debido a las decisiones aprobadas durante la alcaldía de Enrique Peñalosa, se vinculó como troncal «alimentadora» del Metro. Esto también aplicaría para la troncal de la Avenida Ciudad de Cali, que estaría en desarrollo hasta la calle 13.

Así lo reconoció la propia alcaldesa, quien reconoció que el proceso de licitación fue «atropellado» pero que debe realizarse. «Al occidente, efectivamente la primera troncal que hay que hacer es la de la Avenida 68, no la de la Boyacá, porque es la que tiene más demanda, más conectividad y más costo  eficiencia”, dijo López.

Claudia pidió que se mantuviera en su posición el director encargado del IDU, Isauro Cabrera, mientras se licita la norma. Pero a partir del próximo viernes, entraría como nuevo director de la entidad Diego Sánchez Fonseca, quien fue subdirector general técnico e hizo parte del equipo que proyectó las troncales de la 68 y la Cali (ver recuadro).

Múltiples protestas contra TransMilenio por la Avenida 68

La decisión de construir la troncal ha sido ampliamente rechazada, sobre todo, por sectores de la propia bancada de Claudia López.  Carlos Carrillo expresó su «total desacuerdo» con la continuación del proceso licitatorio. «El metro movilizará solo la mitad de pasajeros que tendrá la troncal de TransMilenio, dejando como prioridad el uso de buses en la ciudad», aseguró el concejal del Polo Democrático.

Diego Cancino, líder de la bancada de la Alianza Verde, también rechazó esta posición. Aseguró que debe cumplirse la promesa de que no se construyera la troncal, realizada en campaña, sobre todo por las altas irregularidades que se registraron en el sector. «Vístete despacio que vamos de afán, hagámoslo bien para que la movilidad en Bogotá sea integral y admirable», dijo el cabildante.

Incluso, grupos de comerciantes de telas y colchones de las localidades Tunjuelito y Puente Aranda protestaron este lunes. Los manifestantes salieron a marchar desde el Puente Venecia hasta el sector de Zona Industrial, rechazando las obras de construcción de la troncal y la compra de predios para la misma.

«Continuamos diciendo que TransMilenio no hace lo mismo que un metro. Este proyecto abrió licitación sin cumplir con los requisitos legales y que la afectación que va a tener para la industria de Puente Aranda y Bogotá será enorme», dijo a Blu Radio Vladimir Cáceres, propietario de un establecimiento en el sector que sería afectado por la obra.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos