Nuevo comandante del Ejército le respondió a Juan Fernando Quintero

El Ejército promulgó un comunicado sobre los extraños hechos que rodean la muerte del papá del futbolista

Por Publimetro Colombia

El nuevo comandante del Ejército colombiano, general Eduardo Zapateiro, asumió este lunes el cargo en medio de una controversia con la familia del futbolista Juan Fernando Quintero, del club argentino River Plate, por la desaparición de su padre ocurrida hace 25 años.

El general Zapateiro, que tendrá bajo su mando a más de 240.000 miembros del Ejército, fue designado el pasado viernes por el presidente colombiano, Iván Duque, como sucesor del cuestionado general Nicacio Martínez y hoy pasó por primera vez revista a la tropa en la Escuela de Cadetes José María Córdova en Bogotá.

Sin embargo, el acto estuvo marcado por la polémica con la familia de Quintero, que considera que Zapateiro puede tener la respuesta sobre el destino que corrió su padre, Jaime Enrique Quintero Cano, desaparecido en marzo de 1995 en el departamento de Antioquia (noroeste) cuando prestaba el servicio militar.

Al ser preguntado por las manifestaciones del futbolista, el general dijo a periodistas al concluir la ceremonia oficial que está dispuesto a hablar con Quintero.

"Me uno al sentimiento y al dolor de la familia Quintero, decirle a Juan Fernando Quintero que también lo respeto, que eres nuestro ídolo futbolista y que las puertas de mi comando en el Ejército estarán abiertas para ti y tu familia", expresó el general.

Sumado a esto, el Ejército emitió un comunicado en donde expresa que no hay ningún indicio contra el nuevo comandante de las Fuerzas Militares
En atención a la noticia difundida el día 28 de diciembre de 2019, relacionada con la presunta desaparición del señor Jaime Enrique Quintero Cano, en el mes de marzo de 1995, el Comando del Ejército se permite informar a la opinión pública:
1. Los hechos relatados en algunos medios de comunicación fueron investigados por el Tribunal Administrativo de Antioquia, que profirió decisión judicial absolutoria mediante auto de fecha 30 de marzo de 2001.

2. Analizados algunos apartes del material probatorio, en el marco del proceso administrativo enunciado, se advirtió que:

(…) Las conclusiones de la procuraduría delegada para la defensa de los derechos humanos, las cuales comparte la sala en su totalidad, permiten afirmar que no existe prueba alguna de la responsabilidad de los servidores públicos ni por acción ni por omisión por la presunta desaparición del señor Jaime Enrique Quintero Cano.

(…) Así las cosas, la sala considera que no existió por parte de la administración una falta o falla del servicio por omisión que permitan deducir una responsabilidad de la demandada. Todo lo anterior permite emitir un fallo absolutorio.

3. Tanto el Tribunal Administrativo de Antioquia, Sala Segunda de descongestión de Medellín, como la Procuraduría Delegada para la Defensa de los Derechos Humanos, en decisiones judiciales debidamente ejecutoriadas, concluyen que por la desaparición de Jaime Enrique Quintero Cano no existe prueba de responsabilidad contra el capitán comandante de Compañía de Instrucción Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, hoy mayor general designado como comandante del Ejército, así como en contra de ningún integrante del Ejército Nacional.

4. El Ejército Nacional lamenta profundamente el hecho victimizante sufrido por la familia Quintero Cano, el cual deja en evidencia el actuar de grupos ilegales en esa zona, y que condujo a la desaparición del señor Quintero.

5. Respetuosos de la labor de información y del derecho a la verdad de la familia Quintero, se invita a tener como fuentes las decisiones judiciales que ya existen, cuya consulta puede llevarse a cabo en razón a lo resuelto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo