Exparas y exguerrilleros se unieron en diálogo en Festival de la Reconciliación en San Onofre, Sucre

El evento reúne a delegaciones de paz de quince municipios de los Montes de María (Bolívar y Sucre) este fin de semana.

Por Lina Robles

Muchos de los asistentes al Tercer Festival de la Reconciliación, en San Onofre, Sucre grabaron en sus celulares, como un hecho histórico, la conversación que tuvo el jefe exparamilitar de las AUC, Uber Enrique Bánquez Martínez, 'Juancho Dique', del bloque Héroes de Montes de María' de las extintas AUC, con las víctimas del conflicto armado en los Montes de María.

Dique, quien pagó en prisión su condena de 23 años, por liderar actos violentos en esta zona, llegó convocado por este evento hablando con las víctimas de unión y paz. Allí pidió perdón al líder de la comunidad de Chengue (Sucre), lugar donde reconoció haber participado en una masacre, en la cual murieron 28 campesinos. Tanto el líder de Chengue como Dique se abrazaron al final del encuentro.

Así como Dique, otros  excomandantes ‘paras’, guerrilleros, oficiales retirados y activos de las Fuerzas Militares, empresarios, sociedad civil y víctimas se encontraron para mediar, estrecharse las manos y ratificar que están unidos para que el horror de la guerra no regrese de nuevo a los Montes de María.

Dique aseguró que así como en el pasado destruyó el tejido social con sus actos violentos, ahora trabaja por contribuir a su reconstrucción y que para ello creó una fundación social que propende por el bienestar de las víctimas de la organización ilegal de la que fue comandante. Varias personas que fueron blanco del accionar de las AUC en el pasado le pidieron que contribuyera en el evento contando la verdad que los llevó a la guerra y al dolor que sufrieron y aún está latente.

Al final de una conversación improvisada, Banquez se dio la mano y posó para las fotos junto a antiguos contradictores como Robinson Arrieta, quien militó hace años en el movimiento subversivo, que operó en los Montes de María, el Partido Revolucionario de los Trabajadores, PRT, y quien dijo que ahora trabaja por la paz de la región y el país.

“Nos parece positivo estos eventos porque permiten la unión de las comunidades y especialmente para las víctimas en este proceso de camino hacia la paz y del esclarecimiento de la verdad. Tenemos que tener claro que mientras no haya verdad ni justicia social no habrá reconciliación. Lo que estamos viendo en Colombia es que a pesar de que firmó un acuerdo de paz hay muchas dificultades y sectores del mismo gobierno que le ponen trabas a la implementación de ese proceso de paz, que es tan anhelado por todo este país”, señaló Robinson Arrieta, exmilitante del PRT, Partido Revolucionario de los Trabajadores.

Que el miedo se vaya

Cerca de 300 pobladores de los Montes de María, de Bolívar y Sucre, se congregaron este jueves 5 y el viernes 6 de diciembre, en la cancha multifuncional de ‘La Pola’, contigua a la plaza central del municipio de San Onofre, para compartir de una jornada cultural y lúdica.

“Entre la gente todavía se siente el miedo y el temor y creemos que es hora de sanar, de curarnos las heridas que nos dejó la guerra, ya sea con el diálogo o de forma psicológica. Por eso con los jóvenes estamos construyendo memoria recopilando los hechos para poder recuperar el tejido social y que no se pierda el pasado”, explicó a PUBLIMETRO la docente e investigadora Cleotilde Gómez Ayala, profesora del Colegio Santa Ana de San Onofre y especialista en Derechos Humanos.

Con sus alumnos esta educadora mantiene documentada una biblioteca de la memoria en la institución con el fin entregar la información sobre el conflicto a las nuevas generaciones.

“No podemos olvidar lo que pasó, pero podemos darle una nueva referencia a lugares tristemente históricos como la finca El Palmar, donde hubo ocurrieron muchos sacrificios de personas, muchas masacres, mucho horror y que ahora tratamos de que se conviertan en espacios de vida y no muerte en nuestro municipio”, destacó la maestra.

La Espacio Regional de Construcción de Paz de los Montes de María, con el apoyo de la Comisión de la Verdad, está al frente de estos procesos sociales, así como otras organizaciones de los 15 municipios que constituyen la subregión montemariana.

El evento contempla diálogos abiertos entre víctimas y excombatientes y exmilitares; exposiciones de experiencias significativas como el de las ‘Mujeres Tejedoras de Sueños y Sabores de Paz’, del corregimiento de Mampuján (Maríalabaja); acciones públicas de reconciliación; y también contará con dos días de feria campesina, con productos y artesanías de la región y la presentación de grupos musicales y de danza autóctonos que preservan las tradiciones y el folclor.

“Tenemos una feria de productos artesanales y agrícolas en la plaza con plátano, berenjenas, maíz y todo lo que nuestra tierra quiere dar, pero sobre todo que queremos vivir en paz”, detalló Carmen Sierra, coordinadora de la Mesa de Víctimas de San Onofre y lideresa de mujeres.

En el cierre del primer día de Festival estará a cargo del maestro Adolfo Pacheco, oriundo de San Jacinto, y que interpretará sus composiciones como la insigne ‘La hamaca grande’.

La segunda y última jornada cerrará con un acto simbólico de faroles, como una conmemoración que encenderá la luz y la esperanza. También se entregará el Premio Resistencia y Paz, a dos líderes de esta región, Catalina Pérez, lideresa de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia (ANUC), quien estuvo exiliada por dos décadas en Europa, en defensa de las mujeres campesinas y los derechos del campo; y el otro reconocimiento es para Andrés Barón Berrío, un luchador campesino de la antigua ANUC, reconocido de San Onofre, líder de los Montes de María.

“Deseamos enviarle un mensaje al presidente y al gobierno nacional desde San Onofre que los líderes no somos los enemigos y que desde lo rural y con apoyo a los jóvenes campesinos se puede construir un mejor país. Qué vea cómo estos eventos son ejemplo para dejar atrás el dolor y rencor y para vivir en una Colombia en paz”, concluyó Sierra.

La frase: “Entre la gente todavía se siente el miedo y el temor y creemos que es hora de sanar de curarnos las heridas”, Cleotilde Gómez, docente.

La cifra: Cerca de 300 pobladores de los Montes de María, de Bolívar y Sucre, se congregaron en el Tercer Festival de la Reconciliación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo