La caída del POT, ¿una victoria para Claudia López?

Luego de que el Concejo rechazara el POT, se consideró esta decisión como una posible medida del futuro de Bogotá bajo Claudia López.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Este sábado se vivió una tensa sesión en las instalaciones del Concejo de Bogotá. La Comisión de Planeación del cabildo aceptó la ponencia negativa que Celio Nieves hizo al proyecto del Plan de Ordenamiento Territorial presentado el pasado 5 de agosto por la Alcaldía de Bogotá. Este proyecto causó una fuerte derrota para el alcalde saliente Enrique Peñalosa, que ha prendido el acelerador a algunos de sus proyectos estrella a poco menos de dos meses de terminar su mandato.

El POT era solo uno de los intentos que el burgomaestre tuvo para dejar una huella tan indeleble como la realizada en su primer mandato, con las troncales Caracas, Autonorte y Calle 80 de TransMilenio. El mapa político cambiante de Bogotá, reflejado el pasado 27 de octubre con la elección de Claudia López, puede frenar la aprobación de estos proyectos.

López y Peñalosa prometieron continuidad en algunas de las medidas que realizó la Alcaldía en los últimos años, como el Metro y la inversión en seguridad. Otros proyectos polémicos, como las intervenciones en áreas de protección ambiental y la expansión de TransMilenio, podrán ser revaluados. Además, con la caída del POT, se ha demostrado que el Concejo saliente está pensando más en sus relaciones con la nueva mandataria local.

El POT que no pasó

Era ya conocida la oposición de Claudia López al proyecto, apoyada por un gran contingente de la Alianza Verde y el Polo Democrático. La propia candidata participó del cabildo abierto en el que se divulgó esta medida. Ahora, con un proyecto rechazado por el Concejo, López seguirá con el POT existente desde 2004.

Opositores al POT como los concejales Nieves y Juan Carlos Flórez destacaron la posibilidad de que Claudia cree un nuevo proyecto de Plan al llegar al poder. Para este contará con una herramienta que Peñalosa ignoró: las cifras del Censo de población que realizó el Dane durante 2018. Líderes y analistas consideraron que este proyecto podría presentarse ante la CAR en 2021.

“Concertaremos un nuevo POT que proteja la estructura ecológica, base su transporte en red metro, descontamine, integre y nos haga líderes en desarrollo sostenible”, anunció la alcaldesa electa en su cuenta de Twitter. Por su parte, Peñalosa lamentó que concejales “bajo sus instrucciones” rechazaran su proyecto.

¿Un vistazo al 2020?

La forma en la que se dividieron los votos y el mensaje de Peñalosa apuntan al futuro del Concejo. Dos concejales liberales votaron en contra del POT de Peñalosa (ver recuadro), lo que haría que la segunda fuerza más importante en el cabildo a partir del próximo 1 de enero piense en colaborar con la coalición del Gobierno distrital. Por su parte, Cambio Radical y Centro Democrático serían los grandes opositores, con apoyo del Partido Conservador y posiblemente de los movimientos cristianos.

Otro elemento a tener en cuenta es la posible ruptura de Claudia con propuestas impulsadas con Peñalosa que no son de su agrado. La mayor muestra de esto sería en el proyecto de TransMilenio por la Avenida 68 y Calle 100. Su licitación fue anunciada esta semana de manera sorpresiva.

López expresó repetidamente a varios medios, incluido PUBLIMETRO, que impulsaría un sistema férreo por la Avenida 68 hacia Soacha. Además, Peñalosa ha insistido que la troncal de la 68 es un complemento a la de la Séptima, rechazada por López. Estas discusiones harán parte del empalme que lidera Antonio Navarro para la transición de Peñalosa a la primera mandataria de Bogotá.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo