No deje de visitar el realismo mágico de Guainía

Un reciente anuncio por parte de las disidencias de las Farc, que enviaron un mensaje desde la selva de Inírida, alertó a los turistas. Publimetro visitó este lugar y pudo constatar que no hay presencia de este grupo en esta zona del país.

Por Johanna Prieto

La majestuosidad del imponente río Inírida y la diversidad natural que allí habita, además de los diferentes grupos indígenas que viven en este lugar, hacen que Guainía sea un destino turístico que hay que visitar.

Se puede llegar a Inírida en avión, como no es un lugar tan comercial los vuelos no salen con mucha frecuencia. En esta ciudad hay una sede de la fundación, Aroma Verde, que se encarga de hacer los tures comunitarios, en donde usted podrá tener contacto con los lugares más importantes de esta ciudad y sus alrededores.

Con este tour de turismo comunitario, usted podrá disfrutar de numerosas actividades mientras aprende y contribuye con la restauración ecológica, el desarrollo social, económico y cultural de los pueblos indígenas.

Fernando Carillo integrante de la fundación Aroma Verde nos contó cómo él y su esposa Yaneth Giraldo dejaron todo en Bogotá para realizar uno de sus sueños; vivir en Inírida y ayudar al desarrollo de la comunidad. Es por eso que, desde hace más de 11 años esta organización ha trabajado fuertemente para volver a Inírida y sus alrededores un destino turístico sostenible y amigable con el medio ambiente.

Durante el recorrido que comienza en Inírida, usted deberá tomar una lancha o ‘voladora’, como le llaman en esta región, para llegar a las diferentes maravillas que hay en este mágico lugar.

Reserva Moru:

Esta reserva, que se encuentra protegida por la fundación Aroma Verde, está conformada por 500 hectáreas de bosque inundable, allí se promueve una cultura favorable hacia la producción sostenida de agua, productos maderables, vida silvestre, escenarios para cría de especies silvestres, y turismo.

En esta reserva usted podrá hospedarse y disfrutar de diversas actividades dentro del bosque, como el rappel en árboles y caminatas ecológicas.

El plan en la noche es colgar una hamaca en la Reserva Natural Moru, donde se podrá conectar con la naturaleza, además de tener la oportunidad para ver las estrellas brillar en medio de la tranquilidad y la oscuridad de la noche, y compartir, a la luz de la luna, la inmensidad del Guainía.

Estrella Fluvial de Inírida

Alexander von Humboldt, en su época, se dio cuenta de la riqueza natural que guardaba Guainía. Estudió cada flor y planta de esa selva y recorrió sus ríos hasta contar las maravillas que se escondían. Humboldt, así como los turistas de hoy, apreció el cambio de color en los ríos, pues mientras el Inírida es negro y se muestra como el gran dueño, el Guaviare impone su personalidad con el color de la tierra y los sedimentos que arrastra hasta encontrarse con el Atabapo, considerado uno de los más lindos de Colombia, un espejo de agua con un contraste entre el amarillo y rojo. Todos desembocan en el Orinoco, el tercer río más caudaloso del mundo, que guarda minerales como oro y coltán.

Por el Atabapo se encuentra la piedra de Maviso, que por una década fue refugio de militares. La formación está al frente de San Fernando de Atabapo, Venezuela, y su playa revela el color del río que se lo dan los taninos (minerales) que sueltan las hojas de los árboles que lo bordean.

Ver el atardecer desde la piedra y aprovechar para llevarse una gran foto es una de las experiencias mágicas que otorga esta tierra. Además, poder apreciar a los delfines o muñas, como son conocidos por los nativos, nadar al lado de la ‘voladora’ no tiene precio.

Mavicure

Si usted es de los que le gusta la aventura y estar cerca de la naturaleza, este destino es el indicado. Los cerros de Mavicure son parte de la formación del Escudo Guayanés. Esto quiere decir, que son las rocas más antiguas del planeta.

Estos hermosos cerros están ubicados junto al río Inírida. Además del Mavicure, los visitantes también pueden apreciar el Cerro El Pajarito y El Mono.

Este hermoso lugar es uno de los destinos favoritos de extranjeros que les gusta el turismo comunitario. Pepiji Grau, quien tiene una agencia de viaje en Holanda, visitó Inírida con el fin de ofrecer este destino turístico a sus compatriotas. “Con este viaje tuve la posibilidad de observar cómo vive la gente en comunidad y además apreciar la naturaleza”.

Grau, cuenta que la situación de Colombia ha cambiado mucho, lo dice porque la misma gente que habita en los lugares que él visita, así lo expresan. Ello me dice “antes la vida era muy diferente, ahora tenemos libertad, todo está mejorando” agrega el holandés.

Si va a visitar este lugar, asegúrese de tener las vacunas de la Fiebre Amarilla y Tetano. Además, tenga a la mano un buen repelente y ropa fresca que lo cubra por completo. De igual manera, lleve unas buenas botas para subir Mavicure.

Cerca al Mavicure está la comunidad del Remanso y Venado. En ese lugar, podrá encontrar hospedaje a muy buen precio y sedeleitará con la comida de la región.

Así que no espere para visitar este hermoso lugar donde la magia de la naturaleza y la majestuosidad de sus montañas de seguro lo enamorarán.

Conocimos este hermoso paisaje gracias a la campaña de #yovoy, liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Esta iniciativa busca invitar a los colombianos a que viajen por lo menos una vez al año dentro de Colombia.

Desde agosto de 2018 se Fontur, empresa encargada de administrar los recursos que se destinan al mejoramiento del sector turístico del país, ha invertido 62,9 billones de pesos para 13 proyectos de infraestructura turística, para que todos los colombianos podamos viajar por todo el país.

62,9 billones de pesos ha invertido Fontur para mejorar la infraestructura turísta del país

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo