Lo que quedó por hacer en la Alcaldía de Alejandro Char en Barranquilla

Analistas opinaron sobre la actual gestión distrital y los desafíos que enfrentará el nuevo mandatario para continuar con el desarrollo urbano y social de la Arenosa. Para 2018, según la alcaldía, se hizo una ejecución del Plan de Desarrollo igual o superior al 75% que esperan esté terminado en 2019.

Por Lina Robles

Este domingo los barranquilleros elegirán al nuevo mandatario que regirá los destinos de la urbe, sin embargo la administración que entregará su gobierno también heredará una lista de pendientes, entre los cuáles los analistas destacan: bajar las tasas del empleo informal, mejorar la movilidad, mostrar mayores resultados en la educación pública, entre otros.

Lo bueno

De acuerdo al balance de resultados publicado por la administración distrital se espera para 2019 llegar a más del 90 por ciento en la ejecución del Plan de Desarrollo de Barranquilla.

En educación

Se destacó una ampliación de la cobertura educativa local. A corte de 2018, se logró incrementar los estudiantes atendidos a 206.608, alcanzando el 99% de la meta propuesta para ese año de 208.000 estudiantes. Con el objetivo incrementar el número de aulas y otros espacios en las instituciones educativas para avanzar hacia la implementación de la jornada única, en 2018 se construyeron y adecuaron 391 nuevas aulas logrando que el 59 por ciento de las instituciones educativas tengan jornada única en la ciudad.

En salud

El Distrito continuó con la afiliación total de su población vulnerable, incluidas las personas en pobreza extrema identificadas por Red Unidos, al Sistema de Seguridad Social en Salud. En general se alcanzaron los resultados acostumbrados en las coberturas de vacunación, de afiliación al régimen subsidiado, de atención a las familias en pobreza extrema en los programas de prevención, promoción de la salud y de práctica de hábitos saludables de alimentación.

En deporte

En la Política Salud para Todos el 78.8 por ciento de las metas a su cargo cumplieron con lo programado. En la Política de Recreación y Deportes se alcanzó el 91 por ciento de las metas propuestas beneficiando a estudiantes de las instituciones educativas oficiales y privadas para que accedan a servicios deportivos y recreativos logrando incluir a 20.125 estudiantes y promover el desarrollo y la práctica de la recreación, actividad física y el aprovechamiento del tiempo libre en 67.200 niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores. Igualmente ha promovido la práctica al Deporte Social Comunitario, Deporte formativo y asociado beneficiando a 34 organizaciones deportivas. Se construyeron 10 escenarios deportivos nuevos y se habilitaron 12 de los que ya existían.

En pobreza

En la lucha contra la pobreza e inclusión social el Distrito incrementó su atención a los grupos más vulnerables de población priorizando a la primera infancia, donde la atención integral pasó de 48.932 infantes a 50.031 en 2018 alcanzado el 100 por ciento de cumplimiento de la meta total del Plan de Desarrollo. Otro logro fue construcción de tres Centros de Desarrollo Infantil. Se destacó la atención de  6.872 jóvenes en diferentes espacios de participación; la atención y beneficio a 27.135 adultos mayores y las 389.507 familias que reciben el subsidio de familias en acción. Para atender a las víctimas del conflicto armado se contempló un programa de acciones, y en el 2018 el número de personas atendidas y orientadas en el Punto y Centro Regional de atención pasó a 47.835.

Lo que falta

Para el economista, columnista y docente de la Universidad del Norte, Jairo Parada, es una preocupación el endeudamiento de las finanzas de la ciudad. “Veo un periodo fiscal difícil porque la Alcaldía de Alejandro Char ha hecho muchas obras de infraestructura y las ha ido cargando sobre vigencias futuras en más de 3 billones de pesos hasta el 2035. Eso no se detalla bien en la deuda pública y solo se limitan a la deuda bancaria y aun así esta deuda ya está pesando sobre los ingresos tributarios de la ciudad en intereses y amortizaciones”.

Parada en diálogo con PUBLIMETRO manifestó que será muy difícil conseguir recursos para  ejecución de nuevas obras y que la sociedad civil debe realizar más veedurías sobre el costo de los proyectos. “Las obras se han realizado con unos sobrecostos muy altos que han beneficiado a un reducido grupo de contratistas entre 6 o 7 muy cercanos a la administración Char. El problema en Barranquilla es que se hacen las obras y se hacen bien, pero nadie sabe el costo real de esas obras. A mi juicio muy costosas”.

En seguridad destacó que aunque los casos de homicidios han bajado según las cifras del Observatorio de Seguridad Ciudadana, en el primer semestre de 2019 se presentaron 164 casos de homicidio, 6 menos que el mismo periodo de 2018. Sin embargo los casos de hurtos y atracos aumentaron de 4.607 en 2018 a 4.731 en 2019, se han presentado 124 casos más. “La población sufre con la inseguridad sin que haya una propuesta clara por parte de la administración”, afirmó Parada.

Parada además hizo énfasis en el crecimiento de la informalidad laboral, la necesidad de más políticas de empleo, mejorar calidad en la educación y los resultados de la Pruebas Saber 11. “El nuevo alcalde debería elegir una agenda distinta a la anterior más social, más ambiental y parar a los contratistas”.

El profesor de la Universidad del Norte e investigador Luis Fernando Trejos, señaló que los principales retos para el próximo alcalde serán “la movilidad que ha venido afectando la calidad de vida de los barranquilleros. La creciente informalidad laboral, la migración venezolana y los disturbios que produce el mal servicio de Electricaribe”.

Para la analista Jessica Manotas, internacionalista y politóloga, miembro de la Fundación Foro Costa Atlántica la inversión social y generación de empleo formal serán vitales para el futuro de la urbe. “La ciudad ha avanzado en grandes obras de infraestructura, pero sigue creciendo el cinturón de pobreza en las periferias. Las cifras nos dicen que más del 50 por ciento de los barranquilleros vive del rebusque y esto se refleja en las precarias condiciones de muchos sectores de la ciudad donde se evidencian problemáticas sociales que son una bomba de tiempo”.

En materia de seguridad siguen reinando las dinámicas locales de economías ilegales con  “asesinatos selectivos, cuerpos desmembrados, lavado de activos, microtráfico, fronteras invisibles. Las autoridades locales y la policía no pueden seguir con la posición negacionista que se ha manejado hasta ahora de este problema estructural y atender las alarmas de entidades como la Defensoría del Pueblo, que en varias oportunidades ha advertido sobre esta situación”, detalló la experta.

Manotas concluyó pidiendo más transparencia y participación ciudadana en las políticas distritales. “El nuevo alcalde, debe generar más escenarios de diálogo con la ciudadanía y de participación efectiva en la toma de decisiones sobre los asuntos públicos. Igualmente, debe incentivar mayores espacios de rendición de cuentas alrededor de los recursos públicos del Distrito y la contratación”.

La frase: “Las obras se han realizado con unos sobrecostos muy altos que han beneficiado a un reducido grupo de contratistas”, Jairo Parada, economista y docente de la Universidad del Norte.

La cifra: 67.200 niños, niñas, jóvenes, adultos y adultos mayores se han beneficiado con las políticas de recreación y deportes en Barranquilla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo