¿Cómo construir un ahorro rentable, sin que lo sienta su bolsillo?

La clave para tener un ahorro a largo plazo que le permita cumplir metas y proyectos, está en volver el ahorro un hábito.

Por Publimetro Colombia

Cultivar el hábito del ahorro es una tarea que se desarrolla desde el núcleo familiar, el hogar. En estas primeras etapas, la alcancía tradicional es una muy buena herramienta para habituarse a destinar algo de dinero al ahorro, así irá construyendo su reserva personal para emergencias menores.

Ahora bien, si su propósito es ahorrar para cumplir con un proyecto a largo plazo, es necesario un poco más de preparación.

En Colombia el ahorro no es una práctica frecuente. Ni siquiera lo es en los casos en los que se necesita hacer una inversión a futuro, como la universidad de los hijos o la compra de una vivienda.

Según la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) en el IV Informe de Inclusión Financiera de 2018, Colombia es el quinto país en la región que menos ahorra. De hecho, el ahorro informal sigue siendo la opción de muchos colombianos. El problema de esta opción es que con la informalidad no se logra capitalizar los ahorros ni alcanzar un patrimonio que le permita tener un futuro estable.

Los expertos en esta materia indican que capitalizar el dinero mediante instituciones financieras permite a las personas consolidar un patrimonio y mantener prácticas saludables con relación al dinero.

En las cooperativas de ahorro y crédito no solo hay productos diseñados específicamente para ahorrar, sino que la rentabilidad, en muchos casos, supera las tasas ofrecidas por el sector bancario.

Financiera Progressa, una de las cooperativas más importantes del país por su sólido patrimonio y experiencia, entra al panorama como una de las mejores opciones, gracias a la diversidad de planes que ofrece a sus asociados.

Ahorrar con propósito

Todo tipo de ahorro debe tener un propósito definido, ello no solo impactará en la determinación de la persona para mantener el hábito, sino que definirá el plan de ahorro a seleccionar.

Por ejemplo, aquellas personas que tengan en mente comprar vivienda o pagar sus estudios, pueden hacer uso de un ahorro a largo plazo, superior a 24 meses, producto con el que recibirán mayores rendimientos, comparado con una cuenta de ahorros tradicional.

Ahora bien, si el ahorro está pensado para vacaciones, impuestos, compras navideñas, entre otros, el método recomendado será un ahorro a corto plazo inferior a dos años.

Financiera Progressa recomienda planificar los gastos para evitar el endeudamiento y hacer del ahorro la práctica principal para cumplir con los proyectos y metas que se tienen en mente.

Los ahorros programados capitalizan su dinero y evitan que usted pierda liquidez en ciertos periodos de pagos múltiples como: matrículas, impuestos, SOAT, pensiones, vacaciones, entre otros.

Los asociados a Financiera Progressa reciben rendimientos hasta del 5.6 por ciento efectivo anual, además de contar con una serie de beneficios y servicios por hacer parte de la cooperativa, entre los que se encuentran:

  • Póliza exequial 100% gratuita para asociado y familia.
  • Descuentos hasta del 70% en productos y servicios.
  • Actividades de recreación.

Haga del ahorro formal su aliado para cumplir cualquier propósito y empiece a consolidar su patrimonio.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo