Quedan doce días para evitar un nuevo POT por decreto

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El POT de Bogotá es una de las normas más importantes que se propone aprobar en este gobierno. Desde agosto, cuando el proyecto de POT fue presentado finalmente por la administración distrital, ha estado envuelto en parte de las polémicas más extensas en el Concejo. Esto ha hecho que la discusión termine envuelta en las polémicas electorales de la votación del próximo 27 de octubre.

A pocos días de las elecciones, también se vence el plazo que la ley permite para su aprobación. Una serie de intervenciones, discusiones, polémicas y aclaraciones han consumido el tiempo necesario. El próximo 5 de noviembre, los plazos se vencen. Si no hay una decisión clara, la Alcaldía podrá aprobar por decreto el proyecto.

Esto es algo que, según el secretario de Planeación, Andrés Ortiz, no espera la administración. Estos buscarían la aprobación de la norma a través de un acuerdo, para permitir las modificaciones a las que haya lugar. Aún así, estos tiempos no alcanzarían luego de las presentaciones de todos los partidos políticos que están representados en el cabildo.

Concejales como Hollman Morris, Xinia Navarro y Juan Carlos Flórez rechazaron el proyecto en sus declaraciones, pero esta situación se ha convertido en un tema más fuerte. Dos ponencias positivas, de Lucía Bastidas y Juan Felipe Grillo, y una negativa de Celio Nieves, deberán votarse antes de emprender el voto de los 555 artículos que contempla la norma.

¿Primero las elecciones?

Una de las mayores críticas de los cabildantes es que las sesiones se han programado de forma muy corta. Aunque la discusión del POT ha tenido largas sesiones de aclaración por parte de las entidades, estas se extendieron casi un mes. Además, la labor política y la campaña electoral han hecho que muchos pidan sesionar solo unas pocas horas por día, para dedicar el momento a buscar su reelección o apoyar a sus candidatos en eventos políticos.

“Desde el principio la estrategia fue clara: radicar un proyecto en plena campaña electoral y por lo mismo hemos venido denunciando el ausentismo”, dijo Navarro, quien representó al Polo Democrático en la posición de los partidos. Morris, a pesar de ser candidato a la Alcaldía, hace parte de esta discusión como concejal de Colombia Humana.

Una de las quejas de los opositores a Peñalosa es que la votación se haya dilatado para quedar después de las elecciones del 27 de octubre. Navarro y Flórez aseguraron que, de esta forma, los electores no podrían votar conociendo la posición de sus candidatos a favor o en contra de la polémica norma. Esto es crítico, pues en esta norma se encuentran inmiscuidos temas como la urbanización de la ronda del río Bogotá, Lagos de Torca, Lagos de Tunjuelo, las intervenciones en la reserva Van der Hammen, la Alameda Entreparques, la construcción del sendero de Las Mariposas por los cerros orientales y la rezonificación del centro.

“Es importante que la población sepa si el candidato al cual le va a entregar el voto va a apoyar esta iniciativa o no la va a apoyar. Se pretende que la gente vote a ciegas y después de elecciones bien se puede votar o seguir dilatando para que el alcalde lo decrete. De momento para el lunes 28 de octubre ya se programó Comisión de Gobierno es decir no se citó la de Plan y por ello ya no se vota tampoco en esta fecha”, añadió la concejal del Polo.

Flórez, único cabildante de la ASI, añadió que el ausentismo es responsable de esta demora. “Si lo votamos el viernes, el fin de semana es electoral (y) no le quedaría tiempo a la sesión plenaria para hacer un buen trabajo. Es necesaria la asistencia permanente de los concejales a la sesión, de lo contrario el final de esto está cantado”, aseguró.

POT a pupitrazos

Una opción es que el articulado pase a la primera de dos votaciones a “pupitrazo”. De ser así, esto impediría las discusiones necesarias para que la norma sea aprobada. Por otro lado, en medio de las discusiones ya se han visto modificaciones presentadas tanto por la Secretaría de Planeación como por el cabildo.

Un elemento que estaría causando las demoras es la intervención de, al menos, 32 concejales. “Solo han intervenido cuatro y nuevamente se tiene previsto que hable la comunidad, lo cual no se entiende si ya se realizó un Cabildo abierto para ese motivo”, aclaró Navarro.

Bastidas se ha mostrado tranquila sobre la posibilidad de que no alcance el tiempo para votar el articulado. “Como parte de la Comisión del Plan de Ordenamiento, he estado aquí todas las sesiones y no se puede decir que estemos faltando a los debates. Se han dado las garantías. Lo que más le sirve a la ciudad es tener una revisión general del POT y sacarlo por acuerdo”, afirmó.

Todo apunta a que la última semana de octubre va a ser muy movida en el Concejo. A pesar de dos cabildos abiertos y las largas intervenciones de los funcionarios del Distrito, las dudas crecen entre los 45 cabildantes.

Flórez resumió la posición de un gran número de concejales. “Si no trabajamos en jornada continua y los concejales no asisten a toda la sesión, el alcalde más impopular de Bogotá podría sacar por decreto un POT, que va en contravía de los intereses de la ciudad”, puntualizó.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo