Absurdo en tres actos

Por Nicolás Samper

Primer Acto

En entrevista durante el programa ‘Planeta fútbol’ Ramón Jesurún contaba, a raíz de la controversia sobre la no convocatoria de James Rodríguez a la Selección Colombia para los partidos ante Chile y Argelia, que “fue un tema de conveniencia para el jugador. Carlos Queiroz tuvo una reunión de tres horas con James Rodríguez antes de la convocatoria y ACORDARON que era importante que tuviera un trabajo mancomunado con el Real Madrid”.

Segundo Acto

Todo el mundo quedó en medio de una clase de tailandés avanzado: no se entendía nada, en especial porque en rueda de prensa del DT Queiroz, y ante la requisitoria de la prensa en torno a rumores que apuntaban a una reunión entre el técnico nacional y el 10 del Real Madrid en la que se apuntaba a un previo acuerdo para que el futbolista no estuviera en la lista de Colombia, Queiroz, medio con malas pulgas respondió que: “Vi que alguien dijo que James pidió no venir a la selección y eso no es cierto. Tengo que hablar con honestidad y claridad de la decisión que tomé (…) Las decisiones son muy sencillas, las tomo después de analizar los jugadores. Todas las decisiones que tomo son la respuesta a una pregunta muy sencilla: ¿qué es lo mejor para el equipo? NO HAY ACUERDOS, no hay complicidad. El equipo nacional es mayor que yo”.

Tercer Acto

Ante el suceso, la Federación expidió un comunicado en el que dice: “No es cierto que los jugadores James Rodríguez o Falcao García hayan hecho una solicitud o un pedido especial para no estar al servicio de la selección Colombia. No hubo, no hay y nunca habrá, ACUERDOS personales o institucionales, que no sean los que beneficien únicamente los intereses de la selección de Colombia”. La cosa no se quedó ahí: “En ninguna circunstancia o en cualquier modo el presidente de la FCF desmintió al DT Carlos Queiroz (…) El nivel de desinformación, creado en torno a un caso que no existe, intentando dividir y crear daños en la armonía, cohesión y confianza entre jugadores, director técnico y presidente de la FCF es triste y lamentable” (?).

Desenlace

Versiones más contradictorias no existieron jamás en este curioso caso y claro, quedó en evidencia que el cortocircuito de declaraciones oficiales (Queiroz en rueda de prensa, Jesurún en un micrófono) dejó mal parado a todo el mundo. Fue como cuando en la adolescencia la mamá de un amigo llama a nuestra casa porque el amigo dijo que iba a estar con nosotros, aunque se iba para otra parte, pero el amigo jamás nos avisó para sostener el cuento y terminamos embarrándola.

Lo más increíble fue ver cómo, en un comunicado, Ramón Jesurún desmintió tajantemente las declaraciones de Ramón Jesurún.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo