Parque o monumento: polémica por intervención en los columbarios del Cementerio

Enrique Peñalosa propuso construir un parque en el área de los columbarios del Cementerio Central, protegida como patrimonio.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Los antiguos columbarios (tumbas en muros) del Cementerio Central de Bogotá son hoy una obra de arte. En la fachada de estas estructuras, la artista Beatriz González trató de recrear las vidas de los anónimos que descansaron allí. Entre ellos, víctimas del Bogotazo del 9 de abril de 1948, considerado como el inicio la guerra que todavía no termina en Colombia.

Esta intervención causó que el Consejo Nacional de Patrimonio declarara el área de los columbarios patrimonio histórico por su carácter artístico. Así, se añadió la zona a la protección que ya tiene el Cementerio Central en sus tumbas y mausoleos. Esta declaratoria causó la indignación del alcalde Enrique Peñalosa, quien buscaba convertir el lote en un parque que sirviera a la localidad de Los Mártires.

Peñalosa arremetió durante todo el fin de semana en su cuenta de Twitter sobre la “élite chapineruna” que decidió proteger las estructuras y la obra de Beatriz González. Esta obra, llamada “Auras Anónimas”, replicó en los espacios anteriormente ocupados por los cuerpos 8571 imágenes sacadas de fotografías tomadas en el 9 de abril.

González aseguró que esta obra respeta una condición muy delicada: la del sitio de reposo de víctimas de la violencia. “Lo entiendo como un sitio donde hacer el duelo. Colombia acaba de pasar por una etapa de una guerra muy larga y prácticamente todas las familias en Colombia llevamos un duelo por ese conflicto. Se necesita reconocer esa experiencia, para darle tranquilidad y paz al país”, dijo la artista al diario El Tiempo.

¿Canchas de memoria?

El proyecto de la administración distrital buscaba intervenir todo el área de los columbarios y derrumbarlos. En su lugar se construirían canchas sintéticas, un gimnasio al aire libre, zonas verdes y senderos que, según la Alcaldía, serían “un espacio de recreación y esparcimiento para niños, jóvenes, familias y deportistas”.  Esta costaría más de 100.000 millones de pesos, sumando el costo de la adquisición del predio.

En medio del espacio quedaría el edificio del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación. De hecho, la intervención y el centro hacen parte de un área designada como “parque de la reconciliación”. A pesar de esto, los columbarios se encuentran muy deteriorados desde la intervención realizada en 2009, lo que impide su uso y los tiene aislados con cintas amarillas.

Peñalosa fue crudo en su rechazo contra “Auras Anónimas” y los columbarios en los que se ubica. “No tienen que ver con nada histórico, era más un cementerio popular, donde a la gente, a los cuerpos los dejaban un par de años. No tiene nada que ver con el 9 de abril (…) Es tan memoria histórica como la casa en que vivimos nosotros”, aseguró a Blu Radio.

El mandatario aseguró que la conservación de la obra “expropia” a los habitantes de Los Mártires un lote “que vale más de $80.000 millones” y en el que se construiría un “superparque”. En Twitter aseguró que el costo de la intervención sería el equivalente “a 133 estatuas del maestro [Fernando] Botero”. Criticó en Blu Radio que el Consejo Nacional de Patrimonio ordenara proteger los columbarios, que para él “no tienen ningún valor, artístico ni patrimonial, ni nada”.

Para expertos, esta situación demuestra la posición de Peñalosa contra la protección del patrimonio. que choca en otras normas como el POT que se discute en el Concejo. González fue más cruda en la defensa del espacio. “Quitarle la función a un cementerio es casi imposible porque las auras de los muertos están ahí y no es tan simple decidir hacer algo divertido cerca o sobre ellas”, aseguró la artista.

PUBLIMETRO trató de contactar al IDRD y la Secretaría de Cultura, pero no obtuvo respuesta.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo