Laboratorio admite que venden corazones y cabezas intactas de bebés abortados

Por Publimetro Colombia

Michael Daleiden, uno de los dos periodistas independientes que destaparon que Planned Parenthood se lucraba vendiendo partes de los bebés que abortaba, afirmó que la representante y fundadora del laboratorio StemExpress admitió que su empresa vende corazones que laten y cabezas de bebés abortados intactas para investigaciones médicas, informó Epoch Times.

La confesión tuvo lugar durante un juicio, en el que tanto él como su colega Sandra Merritt fueron acusados de 14 cargos por invasión de la privacidad por la multinacional abortista Planned Parenthood que denuncia que se hicieron pasar por representantes de la compañía de adquisición de tejidos BioMax para obtener sus evidencias, describió el medio conservador The Federalist.

Daleiden y Merrit pertenecen al Centro para el Progreso Médico (CMP), una plataforma de “periodistas ciudadanos dedicados a monitorear y reportar sobre la ética y los avances médicos”.

Ambos ya habían logrado confirmar a través de grabaciones con cámaras ocultas que altos cargos y médicos de Planned Parenthood comercializaban ilegalmente las partes de los bebés abortados.

Entre las acusaciones constan que en 2014 y 2015, los investigadores no usaron sus nombres reales para entrar a las reuniones de la Federación Nacional de Abortistas (NAF) donde realizaron grabaciones en video, según el Christian Post.

A través de su cuenta de Twitter, el CMP informa con regularidad acerca del desarrollo de los procesos que Daleiden y Merritt enfrentan actualmente. La organización detalló la intervención de la fundadora y CEO del laboratorio StemExpress (a la que dieron el nombre en clave ‘Doe 12’):

“Cuando a @StemExpress’ Doe 12 se le pregunta sobre la cabeza de un bebé que se une al cuerpo al momento de la obtención de tejido, Doe 12 dice que las fotos del CMP son exactas y muestran que las cabezas a veces están unidas y a veces no están unidas a otras partes del cuerpo”.

“Si usted tiene un feto con la cabeza y el cuerpo intactos, y las extremidades intactas, eso es algo que indicaría que el niño nació vivo y luego le cortaron los órganos, o que ese niño fue víctima de un aborto ilegal por nacimiento parcial”, dijo a Life Site News, Peter Breen, el abogado de Daleiden y miembro de la sociedad Tomás Moro. “Ambos son actos horripilantes y violentos”, concluyó.

Nota escrita por BLes.com

Laboratorio admite que venden corazones y cabezas intactas de bebés abortados.

PARA MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo