Noticias

En video: Este ladrón se subió al techo de una casa rogando para que no lo lincharan

El caso ocurrió en el barrio El Limonar en Montería. Entre su botín se encontraron 22 pares de zapatos.

Lo que parecía ser una tranquila noche el pasado sábado 24 de agosto, se vio interrumpida cuando un ladrón entró a hurtar valiosas pertenencias, en el barrio El Limonar, en Montería, Córdoba.

Los gritos de una mujer en la casa donde sucedieron los hechos, alertaron a los residentes del sector sobre la presencia de un ladrón merodeando sobre los techos de las casas.

Uno de los vecinos encontró al hombre sobre el plafón de su residencia e informó a la policía.

En un video publicado por el portal La Lengua Caribe, se puede ver al ladrón rogando durante varios minutos que no le fueran a hacer daño, porque una multitud enfurecida estaba a punto de lincharlo si se bajaba del lugar.

Entre el botín que le encontraron al delincuente se hallaban 22 pares de zapatos, perfumes, un computador portátil, relojes y dos bolsos y por si fuera poco el ladrón iba luciendo una sudadera del dueño de la propiedad que había robado.

El hombre pedía que llegara la patrulla de la policía, como requisito para poderse bajar del alto techo en el que se encontraba.

El video se hizo viral en las redes sociales de Montería.

Video: “tengo miedo de bajar, me van a matar: Ladrón Una mujer gritó que había entrado un ladrón a su casa, los vecinos acudieron al llamado desesperado y fueron informados de que huía por los techos. El terrible episodio ocurrió sobre las 4.30 de la madrugada de este sábado en una vivienda ubicada de las calles 32 y 32A de la Urbanización El Limonar, en el nororiente de Montería. La Policía, ante una llamada de un morador, llegó al instante y empezó la búsqueda. Quince minutos después un uniformado que se subió por los techos lo halló y ahí empezó el dilema del ladrón. “Yo voy a bajar, pero dígales que no me maten. Mi teniente que no me vayan a matar”, le decía a los enfurecidos residentes. “Bajo cuando venga el carro de la Policía que me va a transportar”, agregaba. Luego de un tiempo los uniformados lo ayudaron a bajar, y siempre uno que otro habitante, logró meterle la mano en medio de los agentes que lo custodiaban. Pero antes entregó lo que había robado en una vivienda del sector: 22 pares de zapatos; un portátil, perfumes, relojes y dos bolsos. Además ya se había puesto la camiseta y sudadera del dueño de la vivienda. El dueño de la vivienda, en medio de la molestia que tenía le reclamaba: “¡vaya! ibas a estrenar los zapatos primero que yo”. Una vez en tierra pidió perdón y dijo llorando que era venezolano, a lo que el afectado le respondió: “ve a robarle a Maduro”. Finalmente la policía se lo llevó y la gente espera que no regrese, porque según precisaron “no responden”.

Posted by Javier Barrios Pineda on Saturday, August 24, 2019
Tags

Lo Último


Te recomendamos