Tres claves propuestas por jóvenes para lograr la inclusión en Colombia

La inclusión no se puede quedar en el “no rechazo”, la acción de incluir demanda crear lo mecanismos pata que esto ocurra.

Por María Paula Suárez Navas

Aceptar, respetar e incluir. Esas son las tres palabras clave que el mundo necesita interiorizar para dejar de lado la homofobia, la xenofobia, la misoginia y propender por la inclusión social. Esta esa fue la propuesta que cuatro jóvenes del Gimnasio Los Caobos fueron a exponer en el Festival de Fraternidad de Tolouse, Francia, en representación de Colombia. Tres claves propuestas por jóvenes para lograr la inclusión en Colombia.

A simple vista parecen palabras con un significado obvio, pero llevarlo a la práctica históricamente ha sido una tarea difícil. Sin embargo, estos jóvenes consideran que solo basta generar un cambio en sí mismos con base a estos tres conceptos para conformar una generación de cambio.

“Nuestra tarea como generación es incentivar al cambio, porque nosotros somos la generación del cambio, es nuestro futuro el que está en juego. Mi consejo para esta generación es que actuemos, así sea en pequeña medida y buscar un modo para compartir nuestras ideas para que tengan más trascendencia”, dice Juan Andrés Pinzón Rivera, estudiante de grado 11.

Él, junto con sus compañeras Valentina Mesa, Antonia Jones y Natalia Galindo, fueron a exponer sus ideas sobre inclusión de género en el simposio, cuya temática principal fue la fraternidad y la inclusión.

Tres claves propuestas por jóvenes para lograr la inclusión en Colombia

“La solución es cambiar nosotros mismos. Lo importante es aceptar, respetar e incluir. Una vez nosotros tengamos esos tres conceptos claros habrá más formas de llegar a más personas, y lo ideal es que estas cumplan con estos tres requisitos. Es importante porque la clave para generar cambio está en buscar una solución y es clave encontrar a alguien que te escuche. Las ideas hay que hacerlas llegar a más personas”, dice Pinzón.

El joven también compartió una pequeña anécdota muy ilustrativa que vivió con sus compañeras: “Nos reíamos en el avión diciendo que íbamos a ser como en la película Inception (El Origen), y mira que sí, en realidad lo que queremos nosotros es generar un origen y este tiene que ser uno en el que no existan las taras sociales y que haya inclusión”.

Por su parte Luz Estela Guarín, docente de la institución que acompañó el proyecto de los estudiantes, que se desarrolló a lo largo de un año, agrega que en el tema de la inclusión es clave no solo la aceptación sino crear condiciones para que ocurra. “La inclusión no es solo no rechazar, es mover todos los mecanismos posibles para que una persona excluía tenga los mismos derechos y las mismas ventajas”, afirmó.

También dejó un mensaje contundente sobre el poder que tienen los jóvenes para lograr un cambio social.

“Todos aspiramos a que los adolescentes sean los líderes del mañana, pero le damos esa tarea a la universidad, y el colegio muchas veces solo se limita a brindar una información y ponerles a hacer trabajitos académicos, pero no se les pone a los jóvenes a hacer retos que impliquen resolver problemas. El reto en décimo en nuestro colegio es proponer un problema ambiental y solucionarlo, o un problema social y solucionarlo, los jóvenes están en capacidad de hacerlo. Si se está en capacidad de encontrar en problema se está en capacidad de solucionarlo”, explica Guarín.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo