Designan a gobernadora ad hoc por el "controversial" templo que rinde culto al diablo

Asociación Templo Luciferino Semillas, queda ubicado en Quindío.

Por Publimetro Colombia

Beatriz Lorena Ríos Cuéllar, tendrá la potestad legal para poder cerrar este sitio. Designan a gobernadora ad hoc por el "controversial" templo de lucifer.

La decisión la tomó el Gobierno de la República, luego de tres años, ya que, el gobernador de Quindío, Carlos Eduardo Osorio, se declarará impedido de ejercer algún tipo de acción legal en contra del templo.

Ríos podrá "tomar las decisiones pertinentes a la cancelación la personería jurídica, y por ende, registro mercantil respectivo, la existencia y de la representación legal la sociedad sin ánimo de lucro denominada Asociación Templo Semillas de y/o Asociación Templo Luciferino Semillas de Luz”, según el decreto del Gobierno.

Desde que éste templo se construyó, ha sido centro de controversia. El lugar queda ubicado en la vereda Aguacatal del municipio de Quimbaya, y fue inaugurado en 2016.

Algunos de los habitantes del sector se opusieron a su construcción. Sin embargo, la edificación se construyo. Algunos de los obreros de la construcción, al enterarse de que se trataba de un templo de adoración al diablo, decidieron abandonar la obra.

El gobernador Osorio, aseguró en su momento que el templo era ilegal, y que "la Corte Constitucional dijo muy claro que eso no es un culto y por eso no se pueden amparar en la libertad de culto".

Pero en 2017,  Héctor Londoño Villegas o Víctor Damián Rozo, (así se apoda en redes sociales), lo multaron por 206 millones de pesos, sanción impuesta por la Secretaría de Planeación de la Alcaldía de Quimbaya, (Quindío). Cabe resaltar que Londoño Villegas es el responsable legal del templo, y que la multa se dio porque la construcción se levantó de manera ilegal.

Jaime Andrés Pérez, mandatario de Quimbaya, explicó en 2016 que de no ser pagada la multa, el templo puede ser demolido en los siguientes meses.

“Esto no es delito, en Colombia hay libertad de culto según la Ley 133 que reza que el satanismo se exime de la libertad de culto, pero esto no es satanismo, nosotros somos una asociación, no una iglesia”, explicó Londoño frente a la polémica.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo