Bogotá celebra otro aniversario: 77 años sin metro

Desde que los primeros proyectos del Metro de Bogotá se difundieran en los años 1940, la ciudad ha tenido un largo número de planes no realizados.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Este 6 de agosto, Bogotá cumple 481 años de fundación hispánica. Además, se conmemoran 200 años de vida independiente, y en un aniversario dudoso, se cumplen 77 años de los primeros proyectos del metro de Bogotá. El sistema férreo de la ciudad todavía está en mora de ser ejecutado. Aún cuando Enrique Peñalosa ha dicho que está cada vez más cerca de lograrlo, la capital se acerca a su quinto centenario sin metro. Bogotá celebra otro aniversario: 77 años sin metro.

La historia de este sistema empieza en los años 1930, y casi siempre involucra a la Avenida Caracas. Instalar rieles en esta vía sería un regreso a su vocación original:  en 1938, la Alcaldía de Bogotá ordenó trasladar los rieles de los ferrocarriles del Norte y el Nordeste al occidente, en lo que es actualmente la Avenida NQS. En este espacio se construyó la Caracas.

En este proceso se demolió la antigua estación de Chapinero y la Estación del Norte, en la calle 17. Y aunque la ciudad no superaba los 400.000 habitantes, el primer proyecto de metro nació en esta vía. Carlos Sanz de Santamaría, alcalde durante los gobiernos de Eduardo Santos y Alfonso López Pumarejo, lo planteó para reemplazar los vetustos tranvías que circulaban desde principios del siglo XX.

El problema, en algo bastante repetido en este relato, fue económico. López decidió darle prioridad a la conexión del país, y logró que Sanz de Santamaría desisitera y lo modificara por líneas de trolebús que circularon hasta finalizados los años 1980. El proyecto fue renovado por otro mandatario y constructor: Fernando Mazuera, quien levantó los tranvías y los reemplazó por buses diésel.

El eterno debate del metro de Bogotá

Este proyecto inicia una discusión que suena muy actual. En una de sus columnas, el humorista Lucas Caballero Calderón, “Klim”, resalta los motivos por los que se rechazó el metro de Mazuera. “La gente le cayó encima, alegando que el subway costaba mucho porque el suelo de la ciudad no se prestaba para hacerlo, era poroso, fofo y blando”.

Dicha columna fue escrita a mediados de 1954, en la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla. Este y el alcalde Roberto Salazar propusieron un metro elevado por el mismo recorrido. Klim aseguró en esa oportunidad que el elevado “viene a ser, comparado con el subway, lo que la golondrina al cucarrón, que surca los aires en vez de taladrar el seno de la tierra”.

Tal obra quedó aplazada por otras como la construcción del aeropuerto El Dorado y varias carreteras. Y el plan se fue al traste cuando Rojas Pinilla fue obligado a dejar el poder en 1957. En 1966, Jorge Gaitán Cortés propuso una línea por la Caracas que no se hizo por cambio de gobierno.

El deterioro de las líneas férreas abrió una segunda opción de líneas para conectar la ciudad creciente. Los proyectos en las décadas de 1970 y 1980 sugerían usar líneas como el ferrocarril de La Sabana y el del Sur. Estos trenes conectarían al centro de Bogotá con Fontibón, Soacha y Bosa. La línea de la Sabana será la base del Regiotram a Facatativá.

Falta billete para el metro de Bogotá

Uno de los alcaldes que más insistió con este proyecto a través de las vías férreas fue Hernando Durán Dussán. En su gobierno, se planteó la posibilidad de usar estos rieles hacia el sur y sumarlos a nuevas rutas en la Caracas, para conectar a Bosa con Chapinero y el norte. Pero la necesidad de estudios se atravesó en el plan del Metro de Bogotá que ya tenía empresa.

El Congreso de la República, quien financiaba el proyecto, pidió más estudios a los realizados anteriormente. Así se perdieron varios años y en 1982, el gobierno nacional de Belisario Betancur dio prioridad al Metro de Medellín. Virgilio Barco, que detuvo el proyecto de metro de Gaitán Cortés, planteó nuevamente un “metro ligero” a través de los ferrocarriles existentes.

A partir de ahí, los proyectos de metro suman las mismas dificultades: falta de recursos, polémicas y reemplazo por buses. Andrés Pastrana recibió el proyecto de la firma Intermetro SPA y lo rechazó por temas económicos, impulsando la Troncal Caracas. Luego, tras tres intentos fallidos durante las alcaldías de Jaime Castro y Antanas Mockus, y en medio de una crisis económica muy fuerte, Enrique Peñalosa se fue con TransMilenio en el 2000.

Los últimos proyectos

Peñalosa diría 20 años después que “TransMilenio hace lo mismo que un metro pero más barato”.  Pero tal afirmación fue rápidamente desmentida. Cuando el sistema empezó a extenderse a cada vez más zonas, las limitaciones de tráfico de buses se hicieron cada vez más evidentes.

Samuel Moreno, nieto de Rojas Pinilla, fue elegido sobre Peñalosa en 2008 por la propuesta de hacer el Metro de Bogotá. Su propuesta planteaba que estaría licitado en 2010 y operando en 2012. En enero de 2011 el IDU presentó al Banco Mundial la financiación del Metro de Bogotá y adelantó os estudios de ingeniería básica. El golpe de gracia fue el ‘Carrusel de la Contratación’ y la destitución de Moreno. Llegó Gustavo Petro con su metro subterráneo, que tuvo estudios pero no financiación. Posteriormente Peñalosa regresó, desechó los estudios y planteó el metro elevado a través de la Caracas que se licitará en noviembre.

Las mismas polémicas que se han dado en la discusión del metro de Bogotá desde los años 50 se extienden hoy día. Bogotá lleva casi 80 años esperando su sistema de ferrocarriles urbanos. Hoy en día se ven estas discusiones en la campaña política que eligirá al reemplazo de Enrique Peñalosa.

Si se llega a dar en noviembre la licitación del metro elevado, Bogotá tendrá al menos esta línea para empezar a desarrollar la construcción del Metro de Bogotá. Casi cinco siglos después de su fundación por Gonzalo Jiménez de Quesada. Los nueve millones de bogotanos siguen esperando que se dé inicio a esta crucial obra.


Por qué pararon los Metros de Bogotá

• 1942: Carlos Sanz de Santamaría, financiación

• 1953: Fernando Mazuera, problemas técnicos

• 1957: Roberto Salazar, cambio de gobierno

• 1966: Jorge Gaitán Cortés, cambio de gobierno

• 1980: Hernando Durán Dussán, intervención política

• 1987: Intermetro, económico

• 1998: Ingetec, reemplazado por TransMilenio

• 2011: Samuel Moreno, intervención política.

• 2015, Gustavo Petro, cambio de gobierno.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo