Asesinan a exguerrillero que mató a su jefe de las Farc y le quitó una mano

La venganza que se habrían cobrado y que se conoció esta semana

Por Publimetro Colombia

Pedro Pablo Montoya, exintegrante de las FARC conocido con el alias de "Rojas" que en marzo 2008 mató al exjefe guerrillero "Iván Ríos" y le cercenó una mano al cadáver para cobrar una recompensa, fue asesinado por desconocidos en una zona rural del departamento de Caldas (centro), confirmó este domingo la Policía.

El hecho ocurrió en la tarde del sábado en una zona rural del municipio de Manzanares, donde según las autoridades el exguerrillero trabajaba en un proyecto de piscicultura tras pasar varios años en prisión.

"Tenemos la información de algunos testigos de que dos personas encapuchadas salieron de los matorrales y los atacan por la espalda", señaló este domingo el comandante de la Policía de Caldas, coronel Alberto Gómez.

El oficial explicó que "Rojas" tenía dos denuncias en su contra por un problema con unos vecinos por una bocatoma de agua.

"La piscicultura necesita mucha agua y de pronto había algún inconveniente con los vecinos por la recolección de esa agua", detalló.

Montoya se entregó al Ejército en 2008 luego de asesinar en una zona rural del municipio de Aguadas, también en Caldas, a Manuel de Jesús Muñoz Ortiz, alias "Iván Rios", quien fue el jefe del Bloque Central de las FARC y el miembro más joven de esa guerrilla en hacer parte del mando central.

Tras asesinar y cortarle la mano derecha a "Rios", de quien era jefe de seguridad, "Rojas" y su compañera sentimental se apoderaron del computador portátil y los documentos de identidad del exlíder guerrillero para cobrar la recompensa que el Gobierno ofrecía por los altos mandos de las FARC.

El Gobierno colombiano ofreció pagarle a "Rojas" más de 1,5 millones de dólares de la época, suma que se corresponde con una parte de la recompensa que por ese entonces ofrecía por informes que permitieran detener o dar muerte a líderes guerrilleros.

No obstante, el excombatiente denunció en varias ocasiones que nunca recibió la suma completa.

El Gobierno de Colombia y las FARC firmaron un acuerdo de paz en noviembre de 2016 para terminar 52 años de conflicto.

A mediados de julio pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU elogió los avances en el proceso de paz en Colombia aunque mostró su "gran preocupación" por el asesinato de excombatientes de las FARC y de líderes sociales.

Un estudio de la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) y el movimiento político Marcha Patriótica sostiene que ya son más de 700 líderes sociales y 135 excombatientes de las FARC los asesinados desde 2016, año en el que se firmó el acuerdo de paz con la antigua guerrilla.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo