¿Es viable un vuelo directo entre Colombia y China?

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Una de las propuestas de Iván Duque es realizar un vuelo directo entre Colombia y China. Pero no sería tan fácil.

El viaje de visita de Iván Duque a China ha tenido varios avisos importantes. Tal vez el más llamativo de estos es la propuesta que hizo Duque de tener un vuelo directo entre Colombia y China.

Según el mandatario, se estudia la posibilidad de llegar desde el país hasta el gigante asiático sin escalas. El objetivo sería aumentar el número de pasajeros entre

"Esa es una de las posibilidades que estamos explorando. De hecho le he dado la instrucción al embajador de Colombia en China, Luis Diego Monsalve Hoyos, que uno de los pasos que queremos dar en ese sentido en los próximos meses, y en el próximo año, es tener ese vuelo directo entre Colombia y China”, dijo Duque desde Shanghai.

¿Es posible este vuelo? Mirando distancias, es posible. La distancia en un gran círculo entre los aeropuertos de Beijing y Bogotá es de 14.930 kilómetros. Si se toma la distancia a otros aeropuertos como, por ejemplo, el de Barranquilla, es de 14.292 kilómetros. La distancia en un gran círculo es la más corta entre dos puntos en el globo, por lo que el vuelo puede ser mayor.

Esta distancia, sobre todo a Cartagena, es inferior a la de algunos de los vuelos más largos del mundo. En la actualidad la ruta más larga del mundo es servida por Singapore Airlines, entre Newark (Estados Unidos) y Singapur. La distancia en un gran círculo entre Newark y Singapur es de 15.344 kilómetros.

Otro vuelo de Qatar Airways entre Auckland (Nueva Zelanda) y Doha (Catar), y de Qantas entre Perth (Australia) y Londres, superan los 14500 kilómetros. La distancia efectiva puede ser más larga debido a regulaciones, uso del viento o, incluso, evadir zonas militarizadas.

Un inconveniente es el tipo de avión que se necesita. Singapore Airlines opera sus vuelos ultralargos con aviones Airbus que solo tienen clases ejecutiva y premium. Esto impediría el acceso a clase turista o económica. Por otro lado, Qantas opera sus vuelos entre Australia y Londres con aviones Boeing que tienen las tres clases.

El mayor problema es uno técnico: despegar de Bogotá es muy difícil para cualquier avión. Los 2600 metros de altura en el aeropuerto El Dorado impiden que un avión pueda despegar con cupo completo de combustible.

Una forma de solucionar el vuelo directo entre Colombia y China sería con una parada técnica, como ya lo hacen los aviones que realizan vuelos transatlánticos desde El Dorado. Puntualmente, Turkish Airways atiende sus vuelos Bogotá – Estambul con paradas en Ciudad de Panamá. KLM hace parada en Cartagena para sus vuelos Bogotá – Amsterdam.

Más noticias de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo