Así quedó el mapa político de las elecciones a la Alcaldía

¿Quién está con quién? Estos son los candidatos definitivos a suceder a Enrique Peñalosa

Por Natalia Martinez y Juan Manuel Reyes

Luego de la inscripción definitiva de candidatos a las elecciones locales y departamentales, ya se sabe entre quiénes está el sucesor de Enrique Peñalosa. El mapa político tiene a cuatro aspirantes, uno de derecha, uno de centroderecha, una de centroizquierda y el de izquierda, que inician formalmente campaña para llegar al Palacio Liévano y dar una dura batalla. Cuatro exalcaldes tienen candidatos para las elecciones del 27 de octubre.

Claudia López: ¿las polémicas le permitirán unir a la izquierda?

Claudia López Cortesía

Los resultados de encuestas previos a la inscripción de candidaturas son muy benévolos con Claudia López. La exsenadora de la Alianza Verde consolidó una coalición alternativa con el Polo Democrático y el movimiento Activistas, que incluso se unió a la lista verde al Concejo. Con estos resultados, Claudia parte, a tres meses de la elección, como la mayor aspirante para ocupar el Palacio Liévano.

Pero esta situación no ha estado exenta de polémicas. Una de las mayores es la discusión sobre el futuro del metro de Bogotá. Claudia ha apoyado el metro subterráneo, pero ha dicho que ejecutará el metro elevado si queda contratado por la administración de Enrique Peñalosa. Entre la propia coalición este tema se ha convertido en una disputa que terminó separando a López de Gustavo Petro, y a la Colombia Humana de la coalición alternativa.

Otro problema parece ser el apoyo que dio López el jueves, al inscribir su candidatura junto a Sergio Fajardo. El apoyo era previsible al considerar las elecciones de 2018, en las que Claudia fue candidata vicepresidencial del exgobernador de Antioquia. Pero esto sentó muy mal a los sectores más radicales de la izquierda, vinculados a Petro y que se han opuesto a Fajardo desde las elecciones presidenciales.

A pesar de todos estos impases, Claudia ha tenido muy buen respaldo en las encuestas. Su carácter confrontacional y algunas posiciones ambiguas pueden afectar su candidatura, pero ha sido ampliamente reconocida por su papel como senadora y como promotora de la consulta anticorrupción. Esto, y una posible división en los votos de la derecha, fortalece la aspiración de la coalición de izquierda. Falta ver si puede evitar ganarse más enemigos.


Miguel Uribe Turbay, el que dijo Uribe y el establecimiento

MIGUEL URIBE TURBAY Juan Pablo Pino - Publimetro

Ningún candidato cuenta con más apoyos de los partidos tradicionales en estas elecciones. El joven de 33 años, exsecretario de Gobierno de la administración que aún no termina, es el heredero político de Enrique Peñalosa. Su fuerte política continuista y polarizante en contra de Claudia López, lo sitúa a la derecha del mapa electoral.

Inició como candidato del Partido Liberal, sumó a los conservadores que no tenían intención de presentar candidato y en una de las jugadas políticas más comentadas de este mes, se convirtió en ‘el que dijo Uribe’, tras el cierre de puertas que le hizo el Centro Democrático a Ángela Garzón, quitándole el aval para dárselo a Uribe Turbay.

El bogotano también cuenta con los apoyos del sector religioso, cristiano y católico. Suma al Partido Mira y Colombia Justa Libres a su larga fila de apoyos políticos.

Tras la no presentación de candidato de Cambio Radical, un sector apoyaría al heredero de Peñalosa, quien fue su candidato hace cuatro años, apoyados en que la cabeza de lista para el Concejo será María Andrea Nieto, quien adhirió en los días en que su campaña se extinguió.

Uribe Turbay no estaría buscando los apoyos del Partido de la U y el partido de Germán Vargas Lleras, aunque cercanos al candidato aseguran que simplemente los está esperando más adelante en la contienda.

El joven se inclinará por la continuación del Gobierno de Enrique Peñalosa y las marcadas políticas de derecha. Esta es la carta del uribismo para ganar, por primera vez las elecciones del segundo puesto político más importante del país.

Con su extrapolación con la izquierda y siendo tercero en las encuestas, parte Miguel Uribe, hacia el Palacio Liévano.


Hollman Morris

Hollman Morris: ¿el último caballito de batalla de Petro?

El concejal que pidió pista desde hace más de un año por fin logró que Gustavo Petro, uno de los políticos más importantes del país, le pusiera atención y lo escogiera como la opción para continuar con el legado de Bogotá Humana. La lucha no fue fácil, pues como el mismo Petro señaló en sus redes sociales, Morris fue la tercera opción del senador luego de que Ángela María Robledo le dijera que no quería ir a las elecciones locales y que Claudia López le cerrara la puerta para irse con Sergio Fajardo.

Morris, hoy por hoy, es la opción más a la izquierda del mapa político y tiene a las bases radicales del petrismo de su lado. Sin embargo, el aval de Colombia Humana le costó ‘sangre, sudor y lágrimas’ a Petro, pues sus ‘cacaos’ femeninos le dijeron que no  a esta opción, tras los escándalos de Morris asociados a supuesta violencia a su exesposa y supuesto acoso sexual a dos mujeres. Pese a que no hay ninguna denuncia ante la justicia, el precedente de las denuncias mediáticas quitó a Ángela María Robledo, a María Mercedes Maldonado y Blanca Durán de su lado.

El concejal del progresismo cuenta con el apoyo del partido de la Unión Patriótica, de algunas bases de Colombia Humana y de una facción del Polo Democrático, como la de Germán Navas Talero.

El bogotano de 49 años, que se volvió la manzana de la discordia en Colombia Humana, ocasionando ya varias renuncias a la colectividad y denuncias por falta de consenso en las decisiones,  parte último en las encuestas de opinión y en pocas palabras, es ‘el que dijo Gustavo Petro’ por unanimidad.

Con su lucha por el metro subterráneo y la defensa de las ciudadanías libres, inicia la campaña del candidato de la izquierda para las elecciones, en la que hasta ahora empieza a mostrar sus cartas.


Carlos Fernando Galán se la juega con la independencia

Carlos Fernando Galán se lanza oficialmente por la Alcaldía de Bogotá Carlos Fernando Galán se lanza oficialmente por la Alcaldía de Bogotá / Carlos Fernando Galán se lanza oficialmente por la Alcaldía de Bogotá

Los resultados de Carlos Fernando Galán no han sido los más positivos en lo que va de campaña. Una elección sin apoyo de partidos políticos, en la que el propio candidato salió a buscar 170.000 firmas para inscribir su candidatura, y que solo logró completar en la última semana. Pero al exsenador parece gustarle hacer las cosas difíciles. Y esa independencia, en unas elecciones tan complejas, pintan para fortalecer su posición en el centro.

La forma de hacer campaña es muy diferente a la que podía haber impulsado su padre, Luis Carlos Galán, en sus campañas. Pero el mismo espíritu de apelar al elector de a pie en vez de a las estructuras partidistas se muestra en las campañas. El movimiento Bogotá para la Gente no fue avalado por los partidos tradicionales, que mayoritariamente se fueron con Miguel Uribe Turbay. Por ahora su fuerza parece ser, justamente, el no tener esas estructuras detrás suyo.

Por supuesto, el paso de Galán por Cambio Radical y la presencia familiar en el liberalismo, a través de su hermano Juan Manuel, le ha dejado muchos amigos. Además, son conocidos los acercamientos que tuvo con Clara López y el movimiento Colombia Renaciente, de exministros de Juan Manuel Santos, con lo que podría tener estos apoyos como soporte de gobernabilidad en caso de llegar a Liévano.

A pesar de estas decisiones, sus posturas políticas son marcadamente centristas. El apoyo a la continuidad de las políticas de Peñalosa, con un énfasis en la mejora de las condiciones de seguridad y la educación, no son muy diferentes a las de los demás candidatos. Así, la posibilidad de unir a la población que prefiere una opción independiente es su mayor activo. Así parece apuntar en las encuestas, en las que ha entrado en la discusión con un confortable segundo lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo